Sefirot y cómo derrotarlo en Final Fantasy VII Remake

Te contamos cómo derrotar a Sefirot en Final Fantasy VII Remake. ¿Estás preparado para hacerle frente a una auténtica leyenda? La respuesta es no, no lo estás...
Sefirot y cómo derrotarlo en Final Fantasy VII Remake
·

A lo largo de la historia de Final Fantasy VII Remake tendremos que enfrentarnos a una buena variedad de jefes, combates completamente obligatorios para poder avanzar en la historia. La mayoría implican un desafío bastante mayor que el de los combates normales, y algunos requieren de estrategias especiales. Para que no tengas problemas, en este caso vamos a mostrarte cómo derrotar a Sefirot.

Cuándo luchar con Sefirot

Se trata del último jefe de la historia, y te lo encontrarás mientras completas el Capítulo 18: Allá donde conduzca el destino.

Cómo derrotar a Sefirot - Tips y consejos

Resistencias y debilidades

  • Débil a: nada.
  • Resistente a: fuego, hielo, rayo, viento, magia.
  • Muy resistente a: daño fijo.
  • Inmune a: veneno, mudez, sueño, freno, paro, locura, daño proporcional.

Ataques y elementos que usa

  • Centella (daño físico).
  • Temblor (daño físico).
  • Cortavientos (daño físico).
  • Piro++ (daño mágico y de fuego).
  • Hielo++ (daño mágico y de hielo).

Ten presente que al avanzar en cada fase, usará ataques especiales más potentes, y que usará magias elementales en función del Vigor que active. No hay una defensa concreta contra este jefe... todo depende de tu habilidad.

PUBLICIDAD

Final Fantasy VII Remake - Sefirot

Estrategia de combate

El vídeo sobre estas líneas ilustra el combate en nivel Difícil. Más vale que tengas materias curativas equipadas en Cloud. De lo contrario, lo pasarás mal. Primero, esquiva sus magias elementales. Si no, vas a sufrir bastante daño, la verdad. Ahora ponte en Ofensiva, levanta la guardia y acércate. Cuando te golpee con Temblor, por ejemplo, contraatacarás y entrará rápidamente en Fatiga. Ojo también se recupera de Fatiga bastante rápido, así que no te cebes o te llevarás un buen guantazo. No te confíes por no ver ningún letrero de ataques, puede hacerte un ataque normal que es en realidad de agarre. Una vez le dejes en Vulnerable, Cloud atacará automáticamente. Puedes golpear hasta que se agote la barra de vulnerabilidad.

El combate seguirá igual. Bloquea los ataques que te lance con la espada, te comerás unos cuantos agarres y debes evitar las magias elementales. Ten en cuenta que no puedes bloquear Cortavientos, debes esquivarlo. Sigue haciéndole daño hasta ver una secuencia. Uno de tus aliados aparecerá para ayudarte. Ahora Sefirot está en Fatiga constantemente, pero no dejará de atacar, de hecho es mucho más agresivo. Aunque contraataques sus golpes con Ofensiva, no detendrás sus combos, así que prepárate para curar cada poco tiempo.

Ten cuidado con Puerta del infierno: es un ataque de área en dos fases, primero clavará la espada, pudiendo golpearte, y luego el suelo a su alrededor estallará. Cuando consigas dejarle en Vulnerable, Cloud volverá a atacar automáticamente y tendrás hasta que se agote la barra para hacerle daño extra. Si tienes cargado el Límite, es el momento perfecto para usarlo. Cuando le hagas suficiente daño, volvemos a cambiar de fase.

Ahora sois tres en el equipo: tres contra uno, mierda pa cada uno. Tiene cuatro fases elementales. Con la de fuego crea muros de llamas; con la de rayo provoca tormentas; la de hielo hace aparecer cristales explosivos, como los de la magia Hielo; y la de viento crea tornados. El resto de sus ataques son los mismos, así que insiste con la guardia en Ofensiva para quitarle vida... salvo uno. Octacorte puede matar a un personaje si no tiene suficiente vida, así que procura que nadie se quede por debajo del 50% en ningún momento.insiste con las curaciones de tus personajes de apoyo mientras atacas con Cloud. Invoca si tienes la ocasión, para facilitar las cosas.

Al sufrir suficiente daño, volverá a entrar en Fatiga, pero no tardará en usar Vigor elemental, seguido de Fulgor espectral. Debes alejarte de la esfera azul, que estallará segundos después. Ahora también usa Filo del abismo, un ataque de agarre que no es que haga demasiado daño, la verdad. Aún pasará por una fase más al sufrir daño suficiente. Tras la secuencia, lanza todo lo que tengas. Por razones evidentes, no debes dejar que la cuenta atrás llegue a cero. Insiste: no tardarás en agotar su barra de vida y poner punto y final a este intenso combate.

César Rebolledo
Redactor de guías
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir