Vandal

Apuestas altas - The Witcher 3: Wild Hunt

En el Passiflora se juega el mayor torneo de cartas de todos los Reinos del Norte. Pero hay quienes tienen planes mucho más interesantes para esta gran partida.
Apuestas altas - The Witcher 3: Wild Hunt
·

Localización: Se activa leyendo el tablón de anuncios de la Plaza del Jerarca.
Objetivo: Gana el torneo.
Recompensas: Carta de Foltest, Carta de Emhyr var Emreis, Carta de Francesca Findabair, Carta de Eredin, Bréacc Glas, 45 Exp y 4.500 Coronas.

Advertencia: esto es un torneo de Gwynt de MUY ALTO NIVEL. No intentes hacer esto sin una baraja muy fuerte. Personalmente, recomendaría esperar hasta estar a punto de haber terminado el Acto I, haber completado todas las misiones de Gwynt, y haber jugado mucho, largo y tendido, con posaderos, herreros y demás mercaderes, para aprender a enfrentarte a cualquier tipo de baraja. Por supuesto, recuerda que puedes comprar cartas de la mayoría de posaderos que te encuentras para mejorar tu mazo.

Un consejo personal: lleva siempre tres Señuelo. De esta manera, si el rival te lanza espías, podrás sacarlos y devolvérselos. Le darás un par de puntos de ataque, pero robarás otras dos cartas igual que él, equilibrando un poco la situación.

PUBLICIDAD

Sea como fuere, cuando consideres que estés listo (guarda la partida antes), ve al objetivo. Apúntate y después de conocer a Sasha habla con los tres contrincantes a los que habrás de enfrentarte. Tu primera partida será contra una baraja de los Reinos del Norte, el peor tipo de baraja contra el que enfrentarte porque tiene de todo. Es importante que cuando ganes la partida, subas con Sasha a hablar y acepta su trato. De lo contrario, más adelante la misión podría quedar como fracasada.

Tras la conversación al ganar la primera partida, guarda, porque la segunda y la tercera las tendrás que jugar seguidas. Aunque hayas llegado a un trato con ella, debes ganar a Sasha para conseguir todas las recompensas posibles. Vamos a dar por hecho que ganas al explicar el resto de la misión.

Ella juega con una carta de Nilfgaard, así que prepárate a ver bastantes espías dando vueltas por tu campo. Más vale que tengas Señuelos con los que devolvérselos. Al ganar a Sasha no podrás guardar y pasarás a la tercera partida directamente, una baraja de Scoia'tael, que puedes pulverizar con Niebla, aunque es la partida menos complicada de todas.

Al ganar la tercera partida tendrás que pelear a puñetazos y podrás guardar la partida antes de la última ronda de cartas. El conde lleva una baraja de monstruo, cuya enorme debilidad es la Escarcha helada, que desbarata su mano entera.

Cuando acabes la última partida (si has perdido, esto pasará directamente), te enterarás de que alguien se ha cargado a un guardia. Vuelve a aceptar la propuesta de Sasha y después sigue al guardia hasta la escena del crimen. Examina el cadáver y la marca que lleva a la terraza. En la esquina del balcón hay una flecha atada con una cuerda, que el asesino usó para colarse. Sal del Passiflora y /sigue el rastro hasta una caja en una plaza cercana.

Ve al almacén y verás que no puedes entrar por la puerta principal. En la fachada norte del edificio hay un andamio al que puedes escalar y desde aquí entrarás al granero. Dentro tendrás que luchar con un montón de enemigos. Cuando termine el combate no aceptes la invitación salvo que estés dispuesto a que, a cambio de una noche loca, te roben cartas.

La misión termina aquí. Un pequeño detalle: Sasha es en realidad Cantarella, antigua amante del jefe de los espías Nilfgaardianos y a su vez, ella misma era espía de las hechiceras.

Buscar en la guía

Flecha subir