Vandal

Misiones secundarias de Skellige - The Witcher 3: Wild Hunt

Las islas en las que viven los hombres más rudos de los Reinos del Norte. Un lugar salvaje, con mucho territorio pendiente de explorar y tesoros que descubrir.
Misiones secundarias de Skellige - The Witcher 3: Wild Hunt
·

Las Islas Skellige son un archipiélago en el que viven el equivalente de este mundo de nuestros vikingos. Aquí, los clanes llevan años luchando contra Nilfgaard, asaltando sus navíos y atacando las villas costeras del Imperio. Sin embargo, la batalla se recrudece cada día más y es cuestión de tiempo que los jarls de cada casa no tengan más remedio que hincar la rodilla ante Emhyr. A menos que den con un rey fuerte y poderoso al que seguir, que esté capacitado para llevarlos hasta el final de la batalla.

Debido a la enorme cantidad de misiones secundarias que hay en el juego, puede que te encuentres en una situación en que te sientas abrumado y no sepas cuáles hacer y cuáles no, o cuáles puede que afecten a algunas cosas en el futuro. Para evitar esto, vamos a indicarte las misiones más importantes, divididas en tres grupos.

Misiones importantes que deberías hacer en el Acto I

Estas misiones son "argumentales", es decir, afectan de alguna manera a los acontecimientos del Acto II y/o tienen romances o recompensas importantes.

PUBLICIDAD

Misiones opcionales

Se trata de misiones "de relleno": las típicas misiones de recoger diez hierbas y recibir veinte monedas.

Puños de furia: Skellige: La madre de todas las competiciones de puñetazos se celebra en las islas. Aquí la gente se pega unos guantazos que harían temblar a un trol, pero no a un brujo hecho y derecho.
Puños de furia: Campeón de campeones: El mejor luchador de los Reinos del Norte se decidirá entre Geralt y el gran campeón de las Islas Skellige. El problema es que igual el campeón no es precisamente humano.
Las Cacerías de los Héroes: ¡Por la gloria de la diosa!: Las últimas carreras de caballos del juego serán sin duda las más duras. Con la tormenta siempre sobre tu cabeza y corredores deseando tirarte de la silla, la tensión está asegurada.
La espada de la familia: Los habitantes de Skellige son un pueblo guerrero. Como tales, las armas familiares son un bien muy preciado, reliquias que pasan de padres a hijos y deben conservarse.
El aserradero abandonado: Algunos lugares de las Islas están despoblados de forma natural. Sin embargo, un sitio en el que trabaja la gente no suele quedarse desierto porque sí, sino por algún monstruo.
Un cuerno valioso: Seguimos buscando reliquias robadas a los norteños. En este caso, un hombre ha visto cómo el cuerno de sus antepasados desaparecía mientras él no estaba y nos toca recuperarlo.
El nithing: Un hombre tiene a su hijo al borde de la muerte por una maldición. Cuando descubras quién es, tendrás la obligación de tomar una decisión no demasiado cómoda.
La moza secuestrada: Los piratas han secuestrado a la hermana pequeña de un guerrero dispuesto a todo con tal de dar con ella. Sin embargo, la ayuda de un brujo nunca viene mal.
El amo de la arena: En las grandes arenas se celebran los combates más espectaculares. Pero a veces, aparece un espíritu que no quiere más que ganar, aunque sea solamente una vez.
Terapia de choque: Los druidas son personas muy entregadas a su fe. Así que cuando uno de ellos tiene un problema, los demás se vuelcan en ayudarlo. O, al menos, eso es lo que parece...
Los temerios mueren jóvenes: Algunos dioses están ahí para poder dar sus bendiciones a los valientes. El problema es que a veces los valientes son torpes y requieren ayuda algo más terrenal.
¿El que lo encuentra se lo queda?: Lo malo que tiene el comercio marítimo es que, en ocasiones, la carga no llega a su destino. Pero para eso hay siempre gente dispuesta a ayudar... a cambio de una recompensa.
Por fama y gloria: Con tantos guerreros, es complicado destacar. Sin embargo, algunos están dispuestos a dejar la huella de su hacha en la historia de las Islas Skellige a cualquier precio.
La dama de hierro: Las mujeres de Skellige son guerreras por naturaleza. No se dejan doblegar y si quieres conquistarlas, tu mejor opción es hacerlo a través de la fuerza de la espada.
La torre surgida de la nada: Los magos tienen la costumbre de recluirse en torres. El problema es que a veces, en un experimento, las cosas se tuercen de mala manera y luego vienen los disgustos.
La senda de los guerreros: Los habitantes de Skellige tienen la posibilidad de enfrentarse a una prueba de lo más exigente. Geralt quiere ser el primer extranjero en superar este desafío.
La triste historia de los hermanos Grossbart: Un cazador de recompensas está buscando a dos presas. Sin embargo, parece que no se atreve hacerlo por su cuenta y prefiere contar con la ayuda de un brujo.
Tiempos difíciles: Viajas por las Islas es a veces algo muy peligroso. Una familia puede quedar separada para siempre por la aparición de un peligroso monstruo en medio del camino.
Prácticas en alquimia avanzada: Los maestros de los arcanos de la alquimia suelen ser bastante caprichosos. Tanto, que no dan clases a cualquiera, y desde luego, no lo van a hacer gratis.
Forastero en tierra extraña: Estar en el lugar equivocado en el momento menos oportuno suele tener unas consecuencias terribles. Que se lo digan a Geralt, experto en esta clase de asuntos.
El señor de Undvik: Hjalmar Bocatorcida se ha lanzado a la búsqueda de un mito. Va a buscar al señor de Undvik, un gigante de hielo legendario que parece ser que podría seguir vivo, para demostrar que puede ser rey.
La cueva de los sueños: El precio por la libertad es hacer un favor, para devolver este bonito gesto. El problema es que el hijo de Lugos se ha metido en un lugar en el que acecha un poderoso mal...
Posesión: Cerys está decidida a demostrar que ella también puede ser la reina de las Islas Skellige. Pero no lo hará con la fuerza bruta, como su hermano Hjalmar.
La maniobra del rey: Cerys y Hjalmar han hecho méritos para hacerse con la corona de rey en las Islas Skellige. Pero una tercera fuerza parece tener algo que decir al respecto.
La coronación: Descubre quién será finalmente el rey de las Skellige y el sucesor por pleno derecho del difunto rey Bran. Aquí es donde se escribe la historia de las Islas.
Gwynt: Estillo de Skellige: La última de las grandes partidas de los Reinos del Norte se juega en las Islas. No te preocupes, los jugadores no te abrirán la cabeza si consigues derrotarlos.

Buscar en la guía

Flecha subir