Vandal

Perro Guardián de los Antiguos Señores en Bloodborne - Cómo matarlo y recompensas

Una de las peores criaturas que existen en el juego y que te espera en los Cálices más complicados. Un muro contra el que te romperás los dientes en varias ocasiones.
Perro Guardián de los Antiguos Señores en Bloodborne - Cómo matarlo y recompensas
·

Información general y lore

En uno de los lugares más profundos de Yharnam se esconde una criatura extremadamente peligrosa. Una bestia capaz de eliminar al Cazador más pintado y que no tendrá ningún problema en quitarte de en medio al más mínimo error.

Cómo derrotar al Perro guardián de los Antiguos Señores - Tips y consejos

  • Estrategia: esquiva en la dirección en que se mueve su cabeza.
  • Debilidad: ninguna.
  • Fortalezas: Fuego.
  • NPC aliado: ninguno.

Cómo matarlo fácilmente

Se trata de uno de los peores jefes a los que te vas a enfrentar en todo el juego, DLC incluido. Posiblemente sea uno de los monstruos que más veces te derrote y es que en gran medida vas a estar atado a la suerte para conseguir completar este combate con vida. Ten en cuenta que sólo tienes la mitad de tu barra de salud máxima, dado que para colmo de males te enfrentarás al enemigo en un Cáliz maldito.

El enemigo es inmune al Fuego y hace ataques con ese elemento (¡gracias, Capitán Obvio!), así que asegúrate de tener muchísima defensa elemental porque en estos Cálices, el daño que te hacen los ataques elementales se ve incrementado. Esto significa que, en la mayoría de casos, puede matarte de un solo golpe. Estás en una desventaja salvaje.

PUBLICIDAD

La única buena noticia es que, por norma general, se mueve con parsimonia, bastante despacio, siempre hacia ti. En la mayoría de casos se limitará a tres ataques: un zarpazo, el combo de mordiscos y el peligrosísimo giro de fuego en horizontal, que será con lo que te mate la mayoría de veces.

A la hora de enfrentarte a él, espera siempre a que termine su ataque y golpea tú una única vez. El objetivo es la "frente", o bien las patas. Al golpear lo suficiente cualquiera de estas partes, se rompe y los ataques subsiguientes harán más daño.

Existe un truco para poder esquivar con menos dificultad (hablar de "más facilidad" en este combate sería incorrecto) sus ataques. Cuando ataque, debes deslizarte siempre en la dirección hacia la que gira la cabeza. Es complicado al principio, pero cuando te haya matado media docena de veces le cogerás el ritmo.

Recompensas por derrotarlo

  • Ecos de sangre: 1.866
  • Cáliz de Pthumeru central

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Trucos relacionados

Flecha subir