Vandal

Amygdala en Bloodborne - Cómo matarlo y recompensas

Descubre todo sobre Amygdala en Bloodborne. Te contamos dónde está, cómo puedes derrotarla con más facilidad y qué objetos conseguirás una vez la hayas vencido.
Amygdala en Bloodborne - Cómo matarlo y recompensas
·

Información general y lore

Localización: Frontera de la pesadilla (los que hay en las paredes del Distrito de la Catedral no son jefes)

Amygdala es uno de los Grandes responsables de la situación en Yharnam. Su presencia es tan importante que hay varias estatuas del monstruo repartidas por la ciudad, y está relacionado de forma directa con una de las zonas extradimensionales que existen en el juego.

PUBLICIDAD

Cómo derrotar a Amygdala - Tips y consejos

  • Estrategia: Golpear sus patas constantemente para hacer que se caiga al suelo y atacar su cabeza.
  • Debilidad: Fuego, Rayo, Arcano.
  • Fortaleza: Golpes contundentes.
  • NPC aliado: Ninguno.

Cómo matarlo fácilmente

Amygdala es el jefe al que nos enfrentaremos al final de la zona opcional conocida como Frontera de la Pesadilla. Se trata de uno de los jefes más imponentes del juego y más adelante te lo encontrarás en las Mazmorras de Cáliz (donde sí que te va a resultar un problema).

Lo que debes saber de este enemigo es que su punto débil es la cabeza. Puedes golpearle en cualquier parte del cuerpo que esté a tu alcance, pero es ahí donde debes atacar para hacer más daño. Si te mantienes lejos, hace un ataque con el que suele dejar la cabeza al nivel del suelo unos segundos.

Sus ataques, al ser tan grande, resultan lentos, predecibles y relativamente fáciles de esquivar. Si haces suficiente daño a sus patas traseras, se romperán y se estampará contra el suelo, aturdida durante unos segundos que puedes aprovechar para golpear la cabeza.

Otra forma de hacer que choque contra el suelo es colocarte muy cerca y debajo de Amygdala. Saltará (teniendo que esquivar la caída, obviamente), y quedará un momento con la cabeza lo suficientemente baja como para poder pegarle un par de guantazos.

Sus ataques cambiarán drásticamente cuando le hagas suficiente daño: se arranca las patas y las usa como armas. Ahora es más rápido y más preciso al golpear, pero aún así sigue siendo muy grande y será relativamente fácil predecir la dirección de la que vienen sus ataques para esquivarlos y golpear por los costados. Lo mejor en esta parte es buscar sus espalda y golpear en la cola. Eso sí, ten en cuenta que si antes saltaba de vez en cuando al estar demasiado cerca, ahora se convertirá en una práctica habitual. Lo que significa que te pasarás un buen rato esquivando.

Al final, la base de este combate es centrarse en una pata del monstruo, acribillarlo como puedas hasta que se rompa, caiga al suelo, golpear la cabeza y repetir cuando se levante.

Recompensas por derrotarlo

  • Ecos de sangre: 21.000 (NG), 145.866 (NG+1), 160.453 (NG+2), 182.333 (NG+3), 213.800 (NG+4)
  • Cáliz del Afligido Loran

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Trucos relacionados

Flecha subir