Vandal

Bestia de sangría en Bloodborne - Cómo matarlo y recompensas

Hasta la criatura menos conocida tiene sus problemas en esta suerte de inframundo. Por ejemplo, cuando te pones enfermo, a veces te salen gusanos gigantes de la cabeza.
Bestia de sangría en Bloodborne - Cómo matarlo y recompensas
·

Información general y lore

Hay criaturas que esconden secretos de lo más siniestros. Incluso cuando eres un monstruo terrible, a veces lo que tienes dentro es todavía más repulsivo que lo que se ve a simple vista.

Cómo derrotar a la Bestia de sangría - Tips y consejos

  • Estrategia: goplpea con el hacha y evita los ataques del gusano a los lados.
  • Debilidad: Fuego.
  • Fortalezas: ninguna.
  • NPC aliado: ninguno.

Cómo matarla fácilmente

Si en el Bosque prohibido te enfrentaste al mendigo que se convertía en monstruo al atacarlo, al principio te dará la impresión de que se trata de la misma criatura. No estarás en un error, pero hay alguna que otra diferencia a la hora de enfrentarte a él.

El combate se vuelve a dividir en dos fases. Durante la primera, puedes limitarte a usar el Hacha de Cazador a dos manos y usar el ataque fuerte. Esto será suficiente como para desequilibrarlo lo suficiente y golpear constantemente. Es muy vulnerable a ataques en la cabeza y en la parte trasera de las piernas. Ambas partes pueden "romperse" si golpeas lo suficiente, lo que se traducirá en más daño después si sigues atacando a este punto.

PUBLICIDAD

Sin embargo, cuando le hayas hecho el suficiente daño, la cosa cambiará. Saldrá un gigantesco gusano de su cabeza y el combate se vuelve un tanto más complicado porque sus ataques y movimientos se vuelven mucho más erráticos. El ataque básico es una embestida tres veces hacia delante en tu dirección, pero sólo con el gusano. Será relativamente fácil de evitar, pero si te alcanza te provocará veneno, con el consiguiente riesgo.

No intentes despistarlo en esta fase, porque no puede verte pero tiene muy mala leche. Si no te puede "ver" con el gusano, se pondrá a pegar golpes y zarpazos a su alrededor hasta que te alcance o termine sus golpes. Una buena forma de evitar esto es esperar el ataque triple del gusano, o los ataques de la bestia en sí misma, que terminan con un golpe seco contra el suelo. Entonces podrás atacar un par de veces.

Recompensas por derrotarlo

  • Ecos de sangre: 15.466
  • Cáliz profanado

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Trucos relacionados

Flecha subir