Vandal

Bestia sedienta de sangre en Bloodborne - Cómo matarla y recompensas

Descubre todo sobre la Bestia sedienta de sangre. Te contamos dónde está, cómo puedes derrotarla con más facilidad y qué objetos conseguirás una vez la hayas vencido.
Bestia sedienta de sangre en Bloodborne - Cómo matarla y recompensas
·

Información general y lore

Localización: Viejo Yharnam

Los orígenes de esta criatura son inciertos, aunque existe una teoría según la cual sería un antiguo pthumeriano maldito. Sea como sea, es un monstruo muy peligroso.

PUBLICIDAD

Cómo derrotar a la Bestia sedienta de sangre - Tips y consejos

  • Estrategia: permanenece siempre a sus costados, cerca de su pata trasera derecha y lleva muchos antídotos.
  • Debilidad: Fuego.
  • Fortalezas: Rayo y Arcano.
  • NPC aliado: Alfred.

Cómo matarla fácilmente

Se trata de uno de los jefes más peligrosos de todo el juego, de largo. Antes de nada, asegúrate de que has avanzado en la quest de Alfred. Así, justo antes de entrar a la iglesia, podrás invocarlo para que te ayude. Su marca está en las escaleras antes de la entrada a la nave.

Otra cosa a tener muy en cuenta: lleva todos los Antídotos que puedas y algo que aumente la resistencia a Veneno Lento. Para este momento, lo más fácil sería llevar el set de Gascoigne. Como puedes imaginar, el monstruo tiene la malísima costumbre de envenanarte y debes evitarlo por todos los medios.

A la hora de luchar contra el jefe, sus ataques son todos direccionales, es decir, siempre van hacia delante. Por ello, ir a sus costados es una maniobra efectiva, no tiene demasiados ataques que puedan darte problemas estando a un lado. Preferentemente, intenta colocarte junto a su pata trasera derecha, debajo del "sobaco" de la bestia, por así decirlo. Este es el punto más seguro de todo el combate.

Durante la primera parte del combate no deberías tener demasiados problemas, porque sus ataques pueden verse venir con relativa facilidad. Es más, incluso es posible hacerle un parry con la pistola para hacer un ataque visceral. Esto no es tan sencillo, pero es posible. Sin embargo, cuando reduzcas lo suficiente la vida, empiezan los problemas. Empezará a esquivar después de cada combo, así que anda con ojo para no ponerte en su línea de ataques... que también cambian de forma significativa.

Sus ataques se basan, principalmente, en dar zarpazos al frente en rápida sucesión. Esto no te supondrá un problema estando a un lado. Sólo hay dos ataques de los que preocuparte. El primero es una explosión venenosa. Antes de hacer el ataque, la bestia "aspira", por lo que puedes verlo venir. Tiene una pequeña área de efecto, con lo que si lo ves, deberías retirarte.

El segundo ataque es total y absolutamente letal, aunque siempre que no estés frente a él no debería alcanzarte. Verás que toma impulso, salta, te agarra... y te mata. Es casi imposible sobrevivir a este ataque salvo que vengas bastante más adelante a por ella, cuando hayas subido mucho tu nivel.

Recompensas por derrotarlo

  • Ecos de sangre: 6.600 (NG), 62.747 (NG+1), 69.021 (NG+2), 78.433 (NG+3).
  • Cáliz de Pthumeru.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Trucos relacionados

Flecha subir