Vandal

Un dios codicioso - The Witcher 3: Wild Hunt

En la espesura del bosque, unos hombres adoran a un dios. Pero ni es oro todo lo que reluce, ni un dios codicioso puede ser tan bueno como para ser real.
Un dios codicioso - The Witcher 3: Wild Hunt
·

Localización: En unas ruinas, al sur de la Mansión Westrel.
Objetivo: Soluciona el problema con el supuesto dios.
Recompensas: Si matas al monstruo conseguirás 25 Exp, 50 Exp por terminar la misión, y de su cadáver Saliva de monstruo, Ojo de monstruo, Pelo de monstruo, Hígado de monstruo, Corazón de monstruo, 5 Cerdo a la plancha, Cuero endurecido. Si no lo matas también conseguirás 25 Exp y 50 por terminar la misión.

Esta misión sólo puede activarse cuando completes la misión Deambulando en la oscuridad.

The Witcher 3: Wild Hunt, Misiones secundarias, Velen, Un dios codicioso

PUBLICIDAD

Acércate a los dos hombres que están hablando y te contarán que hay un "antiguo dios" en la zona, al que hacen ofrendas. Parece que ese supuesto Supremo tiene mal carácter, vamos a solucionarlo. Interactúa con la estatua cercana, marcada ahora como objetivo, y Geralt deducirá que está bajo el suelo.

Usa los sentidos de brujo y en la parte oeste de las ruinas, verás que el suelo brilla. Gracias al Ojo podrás disipar la ilusión y descender. Te encontrarás al problema, un Silvano. Tienes tres opciones: puedes escoger la primera respuesta y matarlo (la verdad es que el bicho es un grano en el culo), la segunda para dejar las cosas como están, y la tercera para ponerte de su parte.

Con tu decisión tomada, sube a hablar con los campesinos para completar la misión.

Buscar en la guía

Flecha subir