Vandal

La bestia de Toussaint en The Witcher 3: Wild Hunt - Blod & Wine (DLC)

Nada más llegar a la región donde se le requiere, Geralt ya se está metiendo en líos. Hay cosas contra las que los caballeros no pueden enfrentarse solos.
La bestia de Toussaint en The Witcher 3: Wild Hunt - Blod & Wine (DLC)
·

La misión comienza automáticamente, cuando terminamos Embajadores en la tierra del vino. No hace falta avanzar mucho: te las verás con Golyat, un gigante. No es muy diferente de otros gigantes que has podido derrotar en el juego principal.

Si consigues alcanzarle con una flecha en esa protuberencia de cristal que le sale de la cabeza, conseguirás el trofeo A ojo de buen ballestero.

Una vez hayas quitado de en medio al monstruo, sigue a Milton a caballo. En la zona de búsqueda tienes que interactuar con el trozo de red y la ropa. Después, debes meterte al agua y tocar el pañuelo atado al poste.

PUBLICIDAD

Comprueba lo que ha pasado en Corvo Bianco

Desde aquí tendremos que ir tras el caballero hasta una posada. Aquí puedes empezar a hacer misiones secundarias, pero nosotros vamos a seguir con la historia por ahora. Ve a Corvo Bianco, que estará marcado como objetivo al sur de la posada en la que terminas con Milton.

Al llegar a la hacienda tendrás que ir al sótano y luchar con una lamia, una subespecie de vampiro contra el que deberías usar Yrden, como si fuera un espectro. Esto hará más fácil alcanzarla, de lo contrario esquivará gran parte de tus ataques con fintas.

Al acabar con ella tendrás que examinar el cadáver de la mesa:

  • Examina la mano.
  • Examina la cabeza.

Tu siguiente objetivo es hablar con Palmerín en el campamento al suroeste, donde se celebra un torneo. Vas a tener que luchar con una especie de gólem.

  • No te acerques mientras esté girando.
  • Esquiva el ataque giratorio y se golpeará contra una pared, quedando aturdido unos segundos.
  • Usa Aard y, sobre todo, Igni para bajarle la vida y la resistencia rápidamente.
  • Tu decisión al derrotarlo es indiferente.
  • Conseguirás la Llave de Corvo Bianco y la Escritura de propiedad de Corvo Bianco.

Sigue a Anarietta, completa sus pruebas y resuelve el misterio

Tras seguir a la condesa, te pedirá dos cosas: un pez dorado y un cuerno de unicornio. Teniendo en cuenta que Geralt no es virgen precisamente y no pasa por una moza aceptable, lo tendrá complicado para esto último.

El "cuerno de unicornio" lo conseguirás en los jardines de palacio. La primera zona de búsqueda nos recompensará con una "golosina para unicornio", y la segunda nos dará el propio... ¿cuerno?
La zona de búsqueda del pez está bajando la colina, en las barcas con forma de cisne.

Regresa con Anarietta y, tras hablar con ella, la respuesta correcta será el invernadero. La misión concluye aquí, empezando Regueros de sangre.

Buscar en la guía

Flecha subir