Vandal
  1. Vandal
  2. Guías
  3. Guía Dark Souls
  4. Zonas
  5. Refugio de los no muertos, segunda parte

Refugio de los no muertos, segunda parte en Dark Souls Remastered al 100%

Te contamos todo sobre Refugio de los no muertos, segunda parte: cómo superar la zona para avanzar en el juego, conseguir todos los objetos y derrotar a los jefes finales que te encontrarás en este lugar.
Refugio de los no muertos, segunda parte en Dark Souls Remastered al 100%
·

Después de que tu primer viaje por el Refugio de los no muertos tuviera un par de tropezones, tendrás la ocasión de volver desde el Santuario de Enlace del fuego. Sin embargo, no conviene que hagas esto demasiado pronto, porque hay una mala bestia esperándote en las profundidades de la mazmorra.

Si vienes siguiendo nuestra guía, vamos a volver a esta zona después de completar el Lago de ceniza.

Partimos del Santuario de enlace del fuego. Si has venido con nosotros hasta aquí, ve a la zona donde estaba Frampt y coge las escaleras del lado izquierdo, en dirección al cementerio, y deberías ver a Patches si hablaste con él en La tumba de los gigantes. Te enseñará el gesto Postrarse y te venderá algunos objetos.

PUBLICIDAD

Después, ve al ascensor que te lleva a la Parroquia y verás que puedes bajarte casi nada más subir, por un agujero en la pared, hazlo (no ruedes o caerás al nivel inferior). Ahora colócate en el saliente de la derecha, donde te mostramos en la imagen y salta a la viga que tienes delante. Basta con ir en línea recta y saltar.

Dark Souls Remastered, Refugio de los no muertos, segunda parte

Sube por la viga y sube las escaleras, verás que te puedes dejar caer al tejado de al lado, donde hay un objeto: la Llave P2 oeste Refugio. Rodea el tejado con mucho cuidado, para volver a subir las escaleras, y esta vez sube otro tramo hasta la parte más alta del torreón.

Verás un nido gigante, acércate y verás la opción Hacerse un ovillo. Hazlo y quédate ahí unos instantes para ser transportado al Refugio de los no muertos de nuevo. Empieza por despejar la zona de huecos y mira a la derecha mientras subes las escaleras. Verás un pequeño nido, que es donde puedes interactuar con Snuggly si quieres.

Dark Souls Remastered, Refugio de los no muertos, segunda parte

No avances hacia el centro de la sala después de cruzar las puertas, caerás en medio de una zona de batalla y aún no queremos eso. Avanza pegado a la pared derecha para bajar al sótano y encender una hoguera. Así al menos, si te matan, no tendrás que repetir lo del cuervo.

Cruza la puerta del pasillo y al fondo verás un Caballero Negro. Intenta retroceder a la hoguera, para tener más espacio. Al morir dejará un Trozo de titanita rojo. Ve al fondo del pasillo, sube y cuando salgas de nuevo a la terraza, te atacará Óscar, el guerrero que nos dio el Frasco de Estus. Al acabar con él conseguirás el Escudo con emblema.

Ahora baja las escaleras, hasta la primera hoguera del juego. Desde aquí, retrocede a la celda donde empezaste el juego, bajando las escaleras por el pozo y derrotando a otro Caballero Negro frente a aquella habitación donde apareciste. En tu celda encontrarás la Muñeca peculiar, un objeto necesario para, dentro de un rato, llegar al Mundo pintado de Ariamis.

Dark Souls Remastered, Refugio de los no muertos, segunda parte

Vuelve por donde has venido, por la puerta de la escalera junto a la hoguera y esta vez sube hasta arriba del todo (cuidado con la piedra que te tiran por las escaleras). Recordarás este sitio porque desde aquí saltaste sobre el Demonio del refugio la primera vez. Pues bien, esta vez, ve hasta el fondo de la terraza.

Elimina a los huecos con escudo y podrás abrir la puerta de esta pequeña habitación con la Llave P2 oeste Refugio. Baja las escaleras y podrás recoger el Anillo de hierro oxidado.

Ahora sí: ve a la zona donde luchaste contra el jefe, pasada la hoguera, pisa por el centro, el suelo se caerá y tendrás que luchar con el Demonio salvaje.

Y ya está, aquí no hay nada más para nosotros. El siguiente destino, como decíamos antes, es el Mundo pintado de Ariamis.

Flecha subir