Vandal

Profundidades en Dark Souls Remastered al 100%

Te contamos todo sobre Profundidades: cómo superar la zona para avanzar en el juego, conseguir todos los objetos y derrotar a los jefes finales que te encontrarás en este lugar.
Profundidades en Dark Souls Remastered al 100%
·

Si estás siguiendo nuestra guía, nos dirigiremos a esta zona después de completar la sección Burgo de los no muertos (nivel inferior) y conseguir la Llave de las Profundidades al derrotar al Demonio de Aries.

Si regresas al Santuario de Enlace por el atajo (para recuiperarte y esas cosas) te encontrarás con Griggs de Vinheim y Reah de Thorolund.

Para llegar a las Profundidades, desde el Santuario de Enlace, sube al acueducto y abre la verja del fondo, el atajo que hemos desbloqueado en la sección anterior. Mira a la izquierda nada más salir de la torre, al llegar al nivel inferior, y verás la puerta cerrada en la que usar tu nueva llave.

PUBLICIDAD

Dark Souls Remastered, Profundidades, Puerta de acceso, Burgo de los no muertos (nivel inferior)

Abre la puerta, baja unas escaleras y estarás en esta zona. Ten cuidado, porque hay un par de huecos por aquí. A tu espalda, nada más bajar las escaleras, encontrarás un Gran alma guerrero anónimo. Antes de seguir, si quieres, puedes usar un arco para matar huecos desde la galería. Para poner las cosas más fáciles. Un primer impacto hará que vengan a por ti y podrás disparar otra flecha al pecho para eliminarlos.

Dark Souls Remastered, Profundidades, Galería de tiro, Enemigos

Ahora baja a donde estaban los huecos con las antorchas, mata a los que queden y mira por la barandilla, verás un hueco enorme con una cuchilla gigantesca. Baja hacia él muy despacio, mata a los perros y luego esquiva sus ataques siempre hacia su izquierda para meterle tres cuartas partes de toledana por los higadillos.

Con el enemigo muerto, abre el cofre junto a él para encontrar el Ascua grande. Este objeto puede entregarse a André de Astora para mejorar armas.

Déjate caer al foso de agua que hay cerca (no bajes por la parte de detrás de donde estaba el carnicero), mata un par de perros y huecos y sube por los escombros del fondo hasta un pequeño pasillo. Sube la escalera a tu izquierda y rueda, no golpees los barriles.

Dark Souls Remastered, Profundidades, Estanque, Foso, Pared destruida

Al hacerlo, liberarás a Laurentius del Gran Pantano. Como siempre, habla con él hasta agotar sus opciones de conversación. Más adelante estará en el Santuario.

Sal de la habitación y continúa por el pasillo en línea recta, sin detenerte, hasta oír un ruido que indica que se te ha echado encima otro carnicero al que debes matar. Éste dejará caer un Saco que tienes que coger (más adelante será útil).

Abre la puerta del fondo del pasillo y llegarás a una alcantarilla. A tu izquierda hay un objeto, pero no lo cojas: mira hacia arriba. Verás una cosa pegada al techo, son una especie de gelatinas que pueblan esta zona y se te echan encima al pasar bajo ellas. Si tienes algo que haga daño de fuego las matarás rápidamente. Sigue un poco más, mata un hueco y al salir al pasillo mucho cuidado con el techo.

Dark Souls Remastered, Profundidades, Babosas, Techo

Hay una tonelada de esas cosas, así que mata al hueco del fondo con un arco y luego o bien intenta pasar bajo las babosas sin que caigan, o mata a un par para despejar el camino y poder cruzar. Al fondo del pasillo hay una puerta que, por ahora, sólo podrás abrir si tienes la Llave maestra y te lleva a una hoguera. En caso contrario, simplemente baja las escaleras junto a la puerta.

Llegarás a una especie de suelo enrejado, justo junto a las escaleras que has bajado hay una escalerilla, pero no vayas por ella aún, en su lugar ve hacia el fondo. No salgas del pasillo, desde la puerta puedes matar varias ratas a tu derecha con el arco y las flechas. En ese lado encontrarás el Gran hacha. En el lado izquierdo hay un callejón sin salida y más ratas. También puedes coger, pegada a la reja del fondo, la Llave cámara cloacas, que te permite abrir la puerta de la hoguera.

Dark Souls Remastered, Profundidades, Ratas, Pasillo oculto

Si te das la vuelta, verás que bajo las escaleras que te han llevado hasta esta reja hay otro camino con un Alma guerrero anónimo. Al fondo hay un muro de niebla, pero no lo cruces aún: al principio del pasillo había unas escaleras que bajaban, hazlo, con cuidado porque tienes que saltar un hueco abajo, mata a la rata y verás que tienes tres desvíos: uno a la derecha con una rata al fondo, y un cruce en forma de T. Empieza por la rata solitaria.

Cuando la mates, al fondo hay un Alma guerrero anónimo y otro cruce, con la rata gigante a la derecha. No vayas a la izquierda, date la vuelta de nuevo hasta el cruce en forma de T anterior. Gira a la izquierda para ver varias ratas y un hechicero a los que matar. Sigue hasta el fondo de la pasarela con cuidado de las ratas para encontrar Titanita grande.

Ahora, si quieres, sube la escalera de madera de esta zona, cruza el muro de niebla y vuelve (o abre la puerta y activa por primera vez) la hoguera de la puerta que estaba cerrada antes. Vuelve a bajar las escaleras después de curarte y mira a la rata gigante desde el suelo de rejas. Con un poco de paciencia (y buena puntería) puedes colar flechas entre las barras para matarla desde aquí.

Dark Souls Remastered, Profundidades, Rata gigante, Matar a distancia, Rejas cerca de la hoguera

Vuelve a bajar hacia el túnel de antes, baja las escaleras, salta por el hueco y gira a la derecha dos veces, para llegar a donde estaba la rata gigante. En la zona encontrarás un Alma guerrero anónimo, la rata gigante habrá dejado una Humanidad. Si no la has matado con el arco tendrás que hacerlo ahora. Cuando la mates, deslízate por la rampa que hay detrás, las cosas se van a poner extremadamente tensas.

En esta zona debes avanzar despacio y extremar las precauciones: hay unos basiliscos, una especie de ranas/lagarto de ojos saltones que pueden maldecirte, y sólo podrás curar ese estado alterado con las piedras purgadoras que no son nada baratas. Si no te curas, tendrás siempre como máximo un 50% de vida. No hace falta ser ingeniero para saber que esto no es buena idea.

En cuanto aterrices, quédate quieto y saca el arco, busca dos ratas que matar y muévete a tu izquierda y para en la esquina, verás al primer basilisco. Cuidado si ves que salta porque va a echar la nube de maldición.

Para colmo de males, al avanzar un poco, si eres Humano, te invadirá Kirk, un Espectro oscuro al que debes eliminar. Ahora ve hacia el pasillo donde estaba el basilisco.

Dark Souls Remastered, Profundidades, Pasillo del basilisco, Kirk

Avanza con cuidado por el único camino posible y, al subir las escaleras, verás otros dos basiliscos tras unas rejas. Cruza el pequeño pasillo de al lado, recogiendo el Alma guerrero anónimo y sal corriendo, gira a la izquierda y mata a los monstruos antes de que puedan reaccionar. Sigue avanzando y, al girar la esquina, para y mira al fondo para ver otro lagarto.

Antes de seguir hacia donde estaba este último bicho, verás que puedes bajar unas escaleras, ten cuidado porque hay tres basiliscos esperando para tenderte una emboscada. Recoge el Gran alma guerrero anónimo y entra por el pasillo bajo la escalera. Date la vuelta nada más cruzar, porque hay aún más basiliscos y puedes hacerlos pasar por el túnel uno a uno para matarlos.

Continúa por el túnel, hasta llegar a un cadáver en un callejón sin salida que contiene el utilísimo Anillo de Mal de Ojo.

Date la vuelta, sube la escalera y explora la parte que te queda: donde estaba el basilisco al girar la esquina, justo encima de la puerta del pasillo que te ha llevado hasta el anillo. Tendrás que saltar un agujero para llegar a una Humanidad.

Por fin, regresa por donde has venido y sigue por el camino por el que te invadió Kirk, que es el único que te queda por explorar. Llegarás a una zona bastante amplia, con varias ratas, gelatinas, una reja rota y una catarata, cada una en un extremo. Empieza por subir por la escalera junto a la catarata.

Dark Souls Remastered, Profundidades, Atajo hoguera, Dragón boquiabierto, Domhnall de Zena

Arriba hay una puerta que te permite desbloquear un atajo hasta la hoguera de antes. Ahora vuelve abajo y atraviesa la reja rota. Encontrarás a un mercader, Domhnall de Zena, con el que deberías hablar y reponer suministros (aunque no tiene gran cosa). La puerta que tiene al lado, por ahora, está cerrada.

Para terminar con esta parte, junto a la reja rota hay unas escaleras. Úsalas para avanzar hacia una zona amurallada y baja las escaleras. Verás la señal de invocación de Solaire al bajar las escaleras, junto a otro tramo descendente. No bajes aún, al fondo hay una Ballesta pesada y Perno pesado x11.

Baja las escaleras y prepárate para enfrentarte al Dragón boquiabierto. Asegúrate de cortarle la cola para conseguir el Gran hacha rey dragón. En la zona, además, tienes el Set normal (Yelmo normal, Armadura cuero duro, Guanteletes cuero duro, Botas de cuero duro).

Aunque el enemigo te ha dado la Llave de la Ciudad Infestada, aún no vamos a ir hasta allí. Vuelve al Santuario de Enlace del Fuego, nuestro siguiente destino es el Jardín tenebroso.

Flecha subir