Vandal

Demonio del Odio en Sekiro: cómo derrotarlo fácilmente y estrategias

Te contamos cómo enfrentarte al Demonio del Odio en Sekiro: Shadows Die Twice para que tengas alguna posibilidad de sobrevivir al enfrentamiento y poder avanzar.
Demonio del Odio en Sekiro: cómo derrotarlo fácilmente y estrategias
·

A medida que avanzas en Sekiro: Shadows Die Twice tendrás que enfrentarte a una buena cantidad de jefes finales. Cada jefe final es único, no sigue el modelo de ningún otro enemigo, cuenta con patrones de ataque especiales y exclusivos... lo típico.

Enfrentarse a los jefes sin saber qué es lo que estás haciendo es, por supuesto, un suicidio, así que en estas entradas te explicaremos exactamente que es lo que debes hacer para tener algunas posibilidades de sobrevivir a los enfrentamientos.

¿Cómo matar al Demonio del Odio? - Tips y consejos

El Demonio del Odio es un jefe especial. Aparecerá en los Alrededores de Ashina (Guerra), una vez hayas derrotado al Dragón Divino. Tendrás que seguir nuestra guía de la zona para llegar hasta un ídolo que te llevará a la zona de Gyobu, donde estará el monstruo esperando.

PUBLICIDAD

Para empezar, el juego se burla de ti una vez más: nada de lo que has aprendido te vale para este combate, que se juega como un jefe de Dark Souls. Es decir, olvida el parry, si tienes que defenderte, que sea eso, un bloqueo, pero es mejor esquivar. Durante todo el combate, el mejor lugar para estar es junto a su pierna izquierda. Tenlo presente.

  • El monstruo puede dar pisotones: si alza la pierna derecha, será un pisotón, si alza la izquierda, primero pisa con la izquierda y luego la derecha. Es muy importante que aprendas el ritmo de estos dos ataques, porque los vas a estar esquivando constantemente.
  • Si ves el kanji de imparable, EN CUALQUIER MOMENTO DEL COMBATE, salta. No tienes más que una fracción de segundo para reaccionar, pero la buena noticia es que el ataque solamente tiene efecto si estás a ras de suelo. Tiene dos ataques de este tipo, ambos de barrido, pero los dos funcionan igual.
  • Si estando cerca de él ves que brilla y salta, haz un sprint para alejarte de él. Debes estar atento a cuando caiga al suelo, siempre cae en el mismo sitio del que ha saltado, no te preocupes. Cuando se levante la nube de humo, usa el arpeo y podrás atacarle dos o tres veces antes de que se recupere.
  • Si estás cerca de su lado izquierdo o a corta distancia, frente a él, suele atacar con el brazo izquierdo. Hace un combo de dos golpes horizontales y luego, si estás cerca, da un pisotón con la pierna derecha. Cuidado si te pisa con la pierna derecha, porque tu reacción será levantarte: si te consigue aplastar, hace un cuarto golpe con el brazo izquierdo.
  • Si estás muy lejos, puede usar tanto un ataque de arco lanzando bombas de fuego muy dañinas, o bien hacer un combo de dos "latigazos" seguido de un tercer ataque descendente con cierto delay, que puedes esquivar bastante bien en cuanto te lo aprendas. La idea es saltar en diagonal, hacia su derecha, para acortar distancias.
  • No intentes acercarte estando lejos, si ves que no puedes quedar al alcance de su brazo. Te comerás las bombas de fuego de lleno.
  • Tiene algún ataque menor más, como el cabezazo o la palmada frontal, pero no son especialmente relevantes, simplemente esquívalos.

Todo esto es para la primera fase, por cierto. El mejor momento para atacar suele ser cuando hace el combo de la mano izquierda + pisotón, o cuando hace uno de los ataques de pisotón. Otro momento perfecto es cuando hace el ataque de salto, porque si consigues enganchar el arpeo, al aterrizar tendrás tiempo para uno o dos golpes.

Al llegar a la segunda fase se vuelve algo más rápido. Cuenta con los mismos ataques, pero ahora además, cuando estás lejos, su ataque de latigazo contra el suelo tiene mucho más alcance y hace estallar el suelo. Hay dos opciones para esquivar esto:

  • Puedes correr lateralmente y cuando veas que el brazo conecta con el suelo saltar.
  • Si estás a media distancia, verás el símbolo del arpeo, si lo usas evitarás completamente el ataque.

La idea vuelve a ser la misma: acorta distancias, esquiva el pisotón, que es el mejor momento para endiñarle unos guantazos bien dados, y aprovecha cuando use el salto para darle de leches.

Al llegar a la tercera fase, lo más importante es no entrar en pánico. A diferencia de la transición entre la primera y la segunda, asegúrate de golpear antes de que se recupere después del golpe mortal. Le harás bastante daño. Nada más empezar usará un ataque de barrido circular que creará un anillo de fuego. Durante unos instantes, tendrás que estar atento, si sale del círculo, verás el kanji de imparable: como te dijimos, simplemente salta.

Es el único ataque nuevo a corta distancia. Es posible que esto que vamos a decir ya lo hayas visto durante la segunda fase, pero en la tercera es muy frecuente: si estas a media o larga distancia, empezará a lanzar bolas de fuego. Tienen seguimiento y hacen mucho daño, si tienes práctica puedes esquivarlas en el sitio, pero lo mejor es que corras en círculos.

No te pongas nervioso: el combate es prácticamente igual, no cambia, solamente tienes que quitarte de la cabeza el parry. Cuando consigas derrotar al monstruo conseguirás su Recuerdo, el Trofeo Demonio del odio y dos Lapislázuli.

César Rebolledo
Redactor de guías
Un día consiguió un Platino y desde entonces hace guías. A medio camino entre el Capitán Obvio y el noob de Fortnite, siempre en la brecha para resolver las dudas que tengas sobre los mejores juegos del momento.

Buscar en la guía

Flecha subir