La maldición de los cristales al 100% en Final Fantasy XVI

Completa con la ayuda de nuestra guía La maldición de los cristales, una de las misiones principales de Final Fantasy XVI. Infíltrate en el lugar más sagrado de Sanbreque y pon fin a la dictadura del cristal.
La maldición de los cristales al 100% en Final Fantasy XVI - Final Fantasy XVI
·

La maldición de los cristales será la vigesimosegunda misión de historia de Final Fantasy XVI. Comenzará cuando, al final de Un mundo injusto te dirijas a Cabeza del Dragón, el primer punto de no retorno del juego. No te preocupes, si has seguido la guía hasta este punto, vas guay.

Avanza por el único camino posible y baja la escalera de mano a la izquierda tras cruzar una puerta. Darás con un cofre que contiene 800 guiles.

Final Fantasy XVI - La maldición de los cristales: cofre en la zona del túnel

Un poco más adelante, elimina a un grupo de enemigos y rompe unos tablones por los que continuar. Darás con más enemigos al llegar a las vías y, después, te las verás con un nuevo enemigo.

Cómo derrotar al artillero imperial

El tipejo empezará con Explosión telúrica, un ataque direccional sin seguimiento. Muévete a un lado para evitarlo. Cuando estés cerca, usará combos de dos golpes. Tiene dos diferentes, pero los dos se ven venir sin problemas. Si ves que carga el cañón (sale una luz del barril), aléjate tan rápido como puedas. O bien va a usar un lanzallamas y se moverá hacia ti caminando, o va a lanzar una explosión al suelo. Sigue hasta el primer Vulnerable.

Es posible que acabes con él a la primera, sin segunda fase, que ha sido nuestro caso. Cuando agotes toda su barra de vida, se recuperará y tendrá nuevos ataques. Lo más peligroso es la Embestida artillera, que se trata de un ataque de carga en dos fases (tienes que esquivar una embestida y luego otra). La Explosión telúrica ya no es direccional: empezará en línea recta, pero aparecerán más grietas explosivas por el escenario. El combo cuerpo a cuerpo es de tres golpes a partir de ahora. Por lo demás, después del primer Vulnerable solamente conseguirá el Cañón machacador, un golpe de área fácil de esquivar. No tardará en caer.

Ahora cruza la valla junto a las vías y acftiva la palanca del ascensor para bajar.

Final Fantasy XVI - La maldición de los cristales: palanca del ascensor

En las Minas de cristal verás objetos comunes y un cofre a la derecha de la entrada del túnel. Contiene Meteorito x1. Tira p'alante. Fun fact: estás en una mina de cristal y hay un dragón cerca. ¿No sería gracioso encontrarse a Seath el Descamado? ¿Eh? ¿No pillas la referencia? Deshonra sobre tu vaca. Continúa y elimina a los enemigos. Verás que hay un objeto común tras la reja, pero debes ir hacia la izquierda y romper los tablones para continuar. Darás con más enemigos en una zona bastante amplia. Recoge todos los recursos y el cofre con 60 guiles y 7 colmillos afilados que hay cerca del túnel de salida.

Final Fantasy XVI - La maldición de los cristales: cofre junto a la salida

Tras pasar bajo las rocas, gira a la derecha estarás al otro lado de la reja donde luchaste con los primeros mineros. Además del objeto común que viste, hay un cofre con 10 fragmentos de belicita. Después vuelve al cruce y abre el portón con el mecanismo de su derecha. Continúa por el túnel, eliminando obstáculos y rompiendo algún tablón. Al fondo darás con un cofre con una Espada coralina y una reja a la izquierda, que debes abrir para proseguir.

No tardarás demasiado en llegar a tu objetivo. Avanza por el único camino posible y derrota a los enemigos menores de la sala circular, para luego abrir la puerta doble y seguir bajando hasta el puente que grita "aquí hay combate contra un jefe".

Cómo derrotar al Dragón akásico

Para empezar, las bolas de fuego no hacen daño de área. Será sencillo esquivarlas. Ten presente que las lanzará tanto si estás lejos como si está volando. En cuanto a los golpes cuerpo a cuerpo, si ves que clava un ala en el suelo, prepárate, porque es el aviso de que te va a golpear con ella. El zarpazo también se ve venir con tiempo suficiente como para esquivar a un lado si no te atreves al bloqueo o esquiva perfecta. El problema es el ataque de mordisco, que es bastante veloz y seguramente te cueste más timear. Finalmente tiene el golpe circular con el ala izquierda (no la clavará en el suelo antes de atacar como con la derecha), el rayo direccional que hace al saltar (fácil de esquivar, simplemente no te pongas en su camino) y el ataque en salto, que hará normalmente después de estar volando estático un segundo o dos. Nada preocupante para esta primera fase hasta el Vulnerable, la verdad. Es un enemigo muy lento.

PUBLICIDAD

Tras el primer Vulnerable, usará el Piroaliento. Básicamente hará un vuelo rasante lanzando fuego de lado a lado y debes colocarte de manera que el fuego y tú no estéis en el mismo sitio cuando pase a tu altura. Lo puñeteramente lógico, vamos. Ahora añadirá además un ataque físico con el ala cuando esté en tierra, es relativamente rápido pero tardará un poco en bajar el ala, es un ataque frontal y con poco alcance hacia los lados. Cuando esté en el aire, usará varios ataques consecutivos, normalmente uno cuerpo a cuerpo seguido de varias bolas de fuego. Las risas vienen después del segundo Vulnerable.

Final Fantasy XVI - La maldición de los cristales: dragón akásico usando Danza dragontina

El ataque comenzará con varias bolas de fuego, que irán seguidas de un láser horizontal y luego uno vertical, ambos con su propio rango de explosión. El combo acaba con una embestida de tornillo, si consigues hacer una esquiva perfecta y golpearle, se cae al suelo y puedes darle de leches durante bastante tiempo. Llegados a este punto, no hay ataques nuevos. Insiste hasta que caiga. Avanza después, abre la puerta, sube las escaleras y recoge los objetos comunes y el cofre a la izquierda, nada más subir las escaleras. No me he fijado qué tenía, pero lo de siempre, vaya. Seda férrea, Sangre negra, alguna mierda así. Tira hacia arriba, anda, que queda poco. Más o menos.

Final Fantasy XVI - La maldición de los cristales: Santuario en lo alto de las escaleras

Espera unos instantes cuando recuperes el control de Clive al terminar la secuencia. Derrota a los enemigos que irán apareciendo mientras esquivas los rayos del bicho (sal de las zonas de círculos azules y los rayos láser). Cuando el bicho se libere, completa la Esquiva certera y comenzará el combate contra esa puñetera cosa.

Cómo derrotar a Tifeo

El jefe se llama Tifeo porque es más feo que la parte de atrás de una nevera. Que los bajos de una furgoneta. Es más feo que las resistencias del horno de Casa Paco. En fin. El caso es que a partir de ahora los combates con Ifrit son más ágiles y te mueves como con Clive. Tienes tu Tetracombo, ataques combinados, esquiva, salto, objetos curativos exclusivos... lo que no tienes son habilidades de Eikon, por razones obvias, pero sí algunos ataques exclusivos de Ifrit. Dale caña al espantajo hasta que se aleje y cargue un rayo. Tendrás que salir de la zona de impacto del Salmo incesante y luego esquivar un par de rayos, pero a efectos prácticos, es muy difícil que te derrote, ahora mismo eres muy poderoso... o menos de lo que te crees.

Final Fantasy XVI - La maldición de los cristales: los Tifeos acosan a Clive

Después de agotar su barra de vida, verás una secuencia. Shit happens y la cosa parece ponerse interesante.

Final Fantasy XVI - La maldición de los cristales: Tifeo el Transgresor

Sigues siendo Ifrit, así que de entrada, estás más fuerte que el vinagre. Tu enemigo, que parece el primo mutante de Radagon, comenzará lanzando tres o cuatro rayos direccionales que puedes esquivar fácilmente. Después, cuando use el Salmo incesante, ten presente que son tres círculos, no uno como antes. En cuanto estés cerca, la cosa es muy fácil ya que sus ataques son muy lentos. Podrás hacer esquivas perfectas y castigar con tu Tetracombo.

Tras sufrir algo de daño, usará el Muro demoníaco. Usa la Embestida escarlata para buscar siempre el hueco y evitar sufrir daño. Al acabar con ese ataque seguirá con Katakekaumene, que son básicamente zonas iluminadas de las que saldrán rayos y explosiones. Mucha palabra para tan poca cosa. Después del primer Vulnerable y hacerle daño, toca una serie de movimientos certeros: Esquiva, Contraataque, Esquiva y contraataque. Una vez terminen todas las secuencias, pasarás a Cid el Infame.

César Rebolledo
Redactor de guías
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Artículos relacionados

Los tres videojuegos, editados por la compañía japonesa en exclusiva para PlayStation, no han vendido 'necesariamente mal'; la empresa planea lanzar sus próximos juegos para todas las consolas.
La saga apostó por combates de acción para expandir la licencia a nuevo público, y Square Enix asegura que ahora hay más jugadores de todas las edades.
Así lo ha asegurado Naoki Yoshida, el productor de esta aclamada aventura de rol y acción que se estrenó el año pasado en exclusiva para PS5.
Square Enix ha desvelado el día exacto que podremos jugar a The Rising Tide, la segunda gran expansión de Final Fantasy XVI. También su precio, más barato junto al primer DLC.
Final Fantasy XVI podría estar en camino a Xbox, según un rumor. No hay ninguna información oficial al respecto, pero la exclusividad con PS5 terminó en diciembre y Square Enix ya trabaja en la versión para PC.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir