Las llamas enfurecidas en Nioh 2 al 100%

Te contamos cómo superar la misión "Las llamas enfurecidas" en Nioh 2 al 100%: ruta a seguir, advertencias de amenazas, Kodamas y Aguas termales, consejos para los jefes...
Las llamas enfurecidas en Nioh 2 al 100%
·

Después de un ataque relámpago y brutal a las filas enemigas en Aguas dominantes, la historia de Nioh 2 empieza a complicarse para Nobunaga. Uno de sus sirvientes ha decidido volverse en su contra, y nos toca limpiar el desastre.

Nioh 2  - Las llamas enfurecidas

Las llamas enfurecidas

Avanza hasta el primer altar. Sube por la colina de escombros que tiene detrás y déjate caer a un patio. Para poder cruzar el fuego en esta misión, busca cubos: al romperlos, te darán un efecto beneficioso temporal que te permite no quemarte. Ahora cruza el portón y verás un nuevo tipo de enemigo: magos Onmyo, que pueden utilizar las mismas habiliadades que tú. Acaba con él, el soldado y los otros dos de fuera de la casa.

PUBLICIDAD

Ve por fuera de la casa y gira a la izquierda en el árbol. Deberías ver un soldado sentado dentro de una casa al que puedes disparar una flecha. Hay otro más dentro, y otros dos que patrullan por detrás. A la izquierda de la casa puedes abrir el atajo al altar. Luego sigue por la calle recto y, a la vuelta de la esquina, a la izquierda, verás un Gaki y el primer Kodama.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: ubicación del primer Kodama

Dirígete a la parte trasera de la casa, al callejón, y cruza sobre los escombros del fondo. Llegarás a un gran patio. Verás patrullando un esqueleto y no tardarán en aparecer un Koroka y un Wanyudo por la derecha. Atento al camino bloqueado con llamas azules. Desaparecerán en cuanto acabes con el Wanyudo, continúa por ese camino.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: camino a seguir entre las llamas

Nada más cruzar, gira a la izquierda y ve recto. No tardarás en cruzarte con un Rokurokubi, acaba con él y sigue por el camino entre los bambúes. No tardarás en entrar en un reino oscuro. Desde la entrada deberías ver bien un esqueleto gigante, con un par de tiros podrías eliminarlo con riesgo cero. Si vas a la derecha en la casa del cofre verás un Rokurokubi, dentro de la casa hay un esqueleto , en la parte trasera dos Gaki, y en el patio amplio un Gaki y un Koroka, que al morir disipará la maldición.

Con esto despejado y el cofre abierto, en el patio, donde estaba el Koroka, verás una puerta abierta. Al cruzarla, mira a la derecha y darás con el segundo Kodama de la misión.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: ubicación del segundo Kodama

Avanza hasta llegar al segundo altar. Sigue por el único camino posible con cuidado de tu lado derecho: hay un Morador con un barril explosivo antes de llegar al árbol en llamas. Ahora atento: justo detrás del árbol hay otro Morador explosivo: lanza algo con fuego para que estalle y rompa la pared. De esta manera podrás evitar tener que cruzar por las llamas y podrás subir por la escalera de mano del edificio de delante. Ojo con la Ubume al pie de la escalera.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: ruta al tercer Kodama

Al subir, pasa al tejado de tu derecha para dar con el tercer Kodama. Retrocede, vuelve a cruzar el agujero que has hecho en la pared y entra en el edificio que tendrás frente a ti, ligeramente a la derecha. Tiene dos faroles de piedra delante, no tiene pérdida. Cuando entres, verás una neblina oscura, pero atento al esqueleto de la esquina izquierda, a lo lejos. Luego, de la neblina saldrá un Wanyudo al que eliminar. Sal por la esquina donde estaba el esqueleto para abrir un atajo al segundo altar.

Antes de seguir, retrocede a la entrada del edificio. Si te fijas, hay un camino que va hacia la derecha por la pasarela. Ve por ahí, gira la esquina y encontrarás al cuarto Kodama.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: rincón donde está el cuarto Kodama

Vuelve a salir por el agujero de la esquina del edificio y gira a la derecha para subir por los escombros. Al bajar la escalera, te encontrarás con Yasuke, el samurái obsidiana. Si hablas con él, se unirá a tu equipo temporalmente. Ve por el camino de detrás de él y gira a la derecha. Tras la roca junto a la pared encontrarás al quinto Kodama. Esto como indicación está bien, pero claro, antes tendrás que disipar el reino oscuro. Aparecerá un Koroka a tu izquierda, y deberías dar con el Wanyudo si rodeas la casa por el lado sin llamas. ¡Ojo al esqueleto del mosquete cerca del Koroka!

Ahora súbete a la escalera de mano del callejón donde estaba el Wanyudo y sigue el tejado, que podrás usar de puente para pasar sobre la muralla con la entrada bloqueada por fuego azul. Verás un segundo Wanyudo abajo, acaba con él y disiparás la maldición. No olvides retroceder a por el Kodama.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: ubicación del quinto Kodama

Date la vuelta hasta donde estaba Yasuke de pie, al bajar la escalera de mano. Gira a la izquierda, entra en el edificio de la izquierda y, a la derecha, estará el sexto Kodama. Muy cerca, sí. Ten cuidado al entrar al edificio: hay un Gaki y, tras las cajas que hay frente a la entrada, un Rokurobuki escondido.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: ubicación del sexto Kodama

Si miras a la izquierda desde el Kodama, verás un largo pasillo-puente. Ve por ahí (cuidado con el esqueleto gigante), y gira a la derecha en cuanto puedas. Abre la puerta y entrarás en otro reino oscuro con un Onyudo dando vueltas por un amplio patio. Está lejos y el sitio no tiene mucho sitio donde esconderse, así que puedes lanzar un Talismán de pereza y acribillarlo a hechizos o balas. Desde la entrada deberías poder ver al fondo, en el otro extremo del patio, un Wanyudo parado. Repite el proceso.

Ve al fondo, a donde estaba el Wanyudo, y ve hacia la derecha. Deberías encontrarte con un Ippon-Datara y un esqueleto con un cañón de mano. Al acabar con ellos se disipa el reino oscuro y puedes activar el tercer altar. Ahora, antes de seguir, a la izquierda del portón verás un camino con neblina oscura. Ve por ahí, te saldrá un Koroka.

Nioh 2 - Aguas termales: camino a las aguas de Las llamas ardientes

Después, al cruzar la puerta, en el tejado habrá un soldado, y otro más en tierra. Sigue la calle hasta el final, derrotando a un par de soldados y dos Rokorobuki (un soldado y un Rokorobuki si no entras en la casa de la calle), hasta encontrar las aguas termales del nivel. Regresa al altar. Abre el portón negro junto a él, gira a la izquierda pasando por detrás de la estructura de piedra y al fondo, tras las llamas, verás al séptimo Kodama.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: ubicación del séptimo Kodama

Para terminar, vuelve a la calle que nos llevaba a las aguas termales. Justo después de la primera pareja de soldados, a tu derecha verás una casa con la entrada en llamas. En el callejón antes de la casa hay un cubo de agua que puedes usar para enfriarte y cruzar el fuego. Gira a la izquierda nada más entrar y saldrás a un patio con una escalera de mano.

Nioh 2 - Las llamas enfurecidas: ubicación del octavo Kodama

Una vez arriba, cruza al tejado de la derecha y luego, con cuidado, al de la izquierda. Cuando llegues a la escalera de mano, no bajes: mira a tu derecha. Deberías ver, en una esquina del edificio, tras un murete, al último Kodama del nivel. Ya, ya, podríamos haber optimizado un poco esta ruta. Culpad al Capitán Obvio, que se niega a dormir ni a las dos de la mañana. Regresa al altar, cruza el portón y avanza. Tendrás que enfrentarte al jefe Kasha.

Como siempre, la misión termina después del combate con el jefe. Conseguirás al Espíritu guardián Kyubi. La siguiente misión principal será El sol sobre el monte Tenno, pero antes deberías completar Secuestro, El guerrero y El cielo en llamas.

César Rebolledo
Redactor de guías
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir