Vandal

Sacrifiquemos a los débiles en Far Cry 5

Jacob nos cuenta su terrible historia en el ejército. Pero nada como una nueva prueba a contrarreloj en la que acabar con soldados para poner a prueba nuestro temple.
Sacrifiquemos a los débiles en Far Cry 5
·

Esta es otra de las misiones que se activarán automáticamente mientras subes los Puntos de resistencia de la región de Jacob. Como con las otras dos, da igual lo que hagas: te quedarás inconsciente y acabarás en otro lugar en el que la misión empezará de forma automática y no podrás hacer nada hasta terminarla.

Mata al objetivo final antes de que se agote el tiempo

Ya habrás empezado a olerte el pastel de lo que sucede cuando usa "esa cosa". Te despertarás de nuevo en la sala con los dos soldados en las sillas y comenzará de nuevo la prueba a contrarreloj. Como siempre, lo primero es quitar de en medio a los dos guardias de la primera sala en combate cuerpo a cuerpo, llegar al pasillo y coger un arma.

En la galería de tiro hay cinco soldados más que eliminar para subir el tiempo. Las siguientes zonas ya deberías conocerlas de memoria: el "laberinto" de pasillos con la escopeta, el fusil de asalto, el gran salón en el que debes acabar con todos a distancia.

PUBLICIDAD

Recuerda que, cuando oigas hablar a Jacob, es porque has acabado con todos los enemigos de la zona, así que no busques más cuando esto suceda. Tendremos que superar, pasado el gran salón, la sección con la MP5 y los saltos, la rampa, y finalmente, la de la M60. La misión terminará en el mismo punto que la anterior.

La principal diferencia entre esta misión y las anteriores, es que hay más enemigos que las otras veces, pero por lo demás, el recorrido y la forma de proceder es la misma. Ten mucho cuidado de no quedarte vendido por estar recargando, especialmente en la sección de la ametralladora ligera, porque de lo contrario podrán eliminarte con relativa facilidad y tendrás que empezar la prueba desde el principio.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir