Vandal

Catedral de la Oscuridad en Dark Souls 3: secretos y 100%

Te contamos todo lo necesario para avanzar por la Catedral de la Oscuridad de Dark Souls 3 sin dejarte nada a tu paso: personajes, objetos, coleccionables, secretos...
Catedral de la Oscuridad en Dark Souls 3: secretos y 100%
·

Después de acabar con el jefe al final del Camino de los Sacrificios, un sendero nos lleva a un antiguo lugar sagrado en el que solamente queda... bueno, oscuridad. La Catedral de la Oscuridad es nuestro siguiente destino en el juego.

Ojo mientras subes por la cuesta desde la hoguera Sabio de cristal: ve pendiente del lado izquierdo para ver dos lagartos, cada uno dejará caer un trozo de Titanita centelleante. Avanza por el único camino posible hasta una gran hoguera. Habrá dos gigantes de los de las sierras y una Misionera junto a una gran hoguera. El cadáver junto a la hoguera esconde el set de Ordenanza/Heraldo.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: set de ordenanza de camino a la catedral

PUBLICIDAD

Junto a la fogata hay un puente que debes cruzar. Nada más hacerlo, a la izquierda, tienes la hoguera Catedral de la Oscuridad. Baja la cuesta que hay al lado y mata al enemigo para recoger, del callejón que protegía, las Cenizas de paladín. Después sube las escaleras desde la hoguera. En el desvío hacia la izquierda a medio camino hay un Fragmento de titanita. Si coges el desvío a la derecha un poco más arriba en las escaleras, seguirás un sendero por la cornisa de la montaña hasta el Escudo con emblema.

Desde aquí puedes dejarte caer a las escaleras. Podrás pillar por sorpresa al bandido, que dejará caer el Escudo de araña. Al cruzar la puerta, ten cuidado porque hay una jauría de perros y tres ballesteros. Intenta matar primero a uno o dos de los huecos y usa los árboles para cubrirte del resto mientras matas perros. Luego sube la cuesta con cuidado y retrocede cuando veas al enemigo en llamas.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: enemigo kamikaze cerca de la Catedral

Si te quedas cerca te explotará al lado. Huecos kamikazes, sí. Al avanzar verás el indicador de la Catedral de la Oscuridad. Antes de entrar por la puerta, sube las escaleras junto a ella. Hay un par de enemigos y, arriba, otro Fragmento de estus. No subas el otro tramo de escaleras por ahora, antes entra en el edificio para activar la hoguera Capilla de purificación. En una esquina de la sala verás el Látigo dentado. Ahora sí, da la vuelta y sube hasta lo alto de las escaleras para llegar al cementerio.

Avanza corriendo, no vale la pena pararse a matar zombis, siempre pegado al lado izquierdo, hasta que subas una pendiente. Si sigues recto, verás un obelisco y frente a él, un objeto brillante, el Espadón de Astora.

Dark souls III - Catedral de la Oscuridad: Espadón de Astora en el cementerio de la catedral

Date la vuelta y gira a la izquierda de nuevo para dejarte caer a una zanja. Sigue avanzando por la cornisa, sin dejarte caer, y al fondo verás, en la parte baja, dos objetos. Evidentemente, es una trampa. Son un alma menor y el Espada recta de Ejecutor/Espadón de Verdugo. En cuanto los coges la zona se llena de zombis, si te das media vuelta, corres y giras hacia la izquierda en cuanto puedas, atravesarás un sendero. No dejes de correr al llegar al puente, sigue subiendo las escaleras hasta que te encuentres con una guerrera con dos espadas. Intenta luchar con ella en lo alto de los escalones para que no se acerquen los zombis.

No te molestes en subir las escaleras, las grandes puertas azules están cerradas. En lugar de eso, ve justamente en la otra dirección, a la cripta que tienes detrás.

Dark Souls III - Catedral de la oscuridad: cripta frente a las puertas de la catedral

Dentro, coge el Escudo grande del Perseguidor/Gran esc. antimaldición y baja las escaleras. Nada más salir, a tu derecha hay un camino con tres peligrosos zombis-sanguijuela. Si te alcanzan aunque sea una vez, sufrirás el efecto de Hemorragia dos veces, así que tenlo muy presente al enfrentarte a ellos. Son extremadamente vulnerables al fuego. En el riachuelo que habitan está la Vid campana de árbol, un talismán para Milagros.

Antes de seguir al fondo del riachuelo, date la vuelta y sube por la cuesta que había de frente por la puerta del edificio que has salido. En cuanto subas, mira un poco al fondo a la izquierda para ver un lagarto de cristal gigante.

Dark Souls III - Catedral de la oscuridad: lagarto de cristal gigante en la catedral

Cuando lo mates conseguirás una Escama de titanita. A la izquierda de donde estaba el lagarto de cristal hay un lagarto brillante que deja caer Titanita centellante. Quizás te interese ir a por el pequeño antes que a por el grande. A la derecha del lagarto grande verás un pequeño callejón que te lleva a un pequeño patio donde hay una otro monstruo sanguijuela y el Anillo de mordisco ponzoñoso.

Sal y ve por las escaleras que hay a la izquierda de donde estaba el último lagarto brillante. Al fondo, junto a un árbol, hay un Fragmento de titanita. Baja las escaleras y sigue por el camino que te queda por explorar, a la izquierda según llegas abajo. Al poco de avanzar verás otro lagarto brillante.

Dark Souls III - Catedral de la oscuridad: lagarto brillante cerca de la entrada de la catedral

También conseguirás Titanita centelleante de este lagarto, así como otro Fragmento de titanita junto al árbol antes de bajar las escaleras. Cuando las bajes estarás en el riachuelo con los enemigos-sanguijuela, si no los mataste antes, tendrás que hacerlo ahora. Vuelve a subir las escaleras hasta la escalinata de las puertas azules y mira a la derecha: verás un camino que puedes seguir hasta una terraza con varios enemigos.

Acaba con ellos y fíjate en que la barandilla izquierda está rota. Podrás usar los tejadillos para llegar hasta donde ves a un par de enemigos.

dark Souls III - Catedral de la oscuridad: barandilla rota que nos permite usar los tejados como pasarelas

La siguiente zona es más fácil de recorrer que de explicar. Es lineal y simplemente debes tener en cuenta que los objetos son básicamente trampas para que te tiendan emboscadas los enemigos. Cuando bajes de nuevo por un tejadillo y llegues a una zona con unas escaleras que suben y otras que bajan a su derecha, baja por estas últimas.

Verás un enemigo con una enorme alabarda, es una distracción: si te fijas, a medio camino hay una habitación a tu izquierda. Al acercarte, te atacarán un montón de enanos, así que cuidado. Avanza hasta el final del balcón y sube las escaleras que tienes de frente. Llegarás a una terraza con dos guerreras zombi con espadas dobles y, si la cosa se alarga, vendrán varios monstruos normales.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: terraza con las zombis con espadas dobles

Sube por la escalera de esta misma terraza (no la que has dejado atrás) y verás unas grandes puertas dobles azules que puedes abrir. Entra y ve por el único camino hasta que veas una babosa negra. No ataques con armas normales: equipa la Llama de piromancia y usa el ataque fuerte para hacerle un daño enorme.

Dark Souls III - Catedral de la oscuridad: la babosa es vulnerable a los ataques de fuego

Sigue recto y baja las escaleras pero no recojas el objeto, es una trampa de corrosión que destrozará tu equipo. Cruza la puerta y en esta sala habrá tres piromantes, monjes que lanzan bolas de fuego. Continúa por el único camino posible y verás un ascensor a tu izquierda, úsalo por dios. Abre la reja que verás abajo y las puertas del balcón para abrir un atajo a la Capilla de Purificación. ¡Alabado sea el Sol!

Vuelve a subir en ascensor y sal al balcón. Debes ir corriendo y en la parte central, coger el Anillo espada de Lloyd, pero no te detengas más. No puedes enfrentarte al gigante. Baja el primer tramo de escaleras al llegar al otro lado. Gira a la izquierda antes de seguir bajando.

Dark Souls III - Catedral de la oscuridad: gira a la izquierda después de escapar del gigante

Verás que estás sobre una especie de comedor. Cruza la pasarela pendiente del techo, porque hay varios enanos que saltarán sobre ti. Acércate con cuidado al objeto que hay al final y apártate en cuanto lo toques, sin cogerlo. Caerá una gelatina que debes matar antes de recoger el Milagro Buscar guía.

Vuelve a cruzar el puente y regresa por donde has venido, la escalerilla no te llevará a nada útil. Ve escaleras abajo y verás un cofre mímico, no lo abras sin más. Puedes atacar hasta matarle, o tirarle un Talismán de Lloyd y hacer que se duerma para recoger el Tomo divino de Oscuridad en braille.

Dark souls III - Catedral de la oscuridad: un cofre mímico que se ha vuelto violento

Baja otro tramo de escaleras y de la puerta del fondo vendrá un paladín con una maza y un escudo torre. Intenta buscar su espalda para matarle. Si cruzas la puerta de la que vino llegarás a un patio donde te atacará un monstruo enorme con pinta de araña. Al matarlo conseguirás el Anillo Zafiro de Aldrich. Date la vuelta y mira a tu derecha para ver más escaleras, esta vez para subir.

Si avanzas vivo te atacará Kirk, uno de los invasores clásicos de la saga. Si consigues acabar con él conseguirás la Espada dentada y el Escudo con púas. Ahora fíjate bien en la zona en la que estás: tienes al gigante a tu izquierda.

Dark souls III - Catedral de la oscuridad: el gigante de la zona del desagüe

La idea es avanzar por la galería de la derecha, eliminando a un par de enemigos (intenta llevarlos a la zona abierta, uno a uno, para hacerlo más fácil) y luego ponerte entre los pies del gigante y atacar. No te preocupes, el juego está diseñado para eso, no te hará tanto daño como con los puños.

Cuando acabes con él, recoge lo que deje caer y abre el gran portón azul, que a su vez te llevará hasta otra puerta y, tras ella, hay un balcón con la Lanza dos puntas de clérigo/Bidente del santo. En un cadáver cerca del gigante estará el set de doncella. Ahora regresa a la zona central y, yendo de frente desde las escaleras que te llevaron a esta zona, donde apareció Kirk, verás una palanca que debes accionar.

Dark Souls III - catedral de la oscuridad: la palanca en la galería de los gigantes

Al hacerlo se levantará una reja y verás otro gigante. En esta ocasión, por desgracia, la zona está llena de "gelatinas", así que tienes que buscarte la vida para acabar con ellas. Nuestra recomendación son las flechas de fuego. Si no tienes, usa flechas normales (puedes comprarlas en el Santuario) para ir atrayendo a las gelatinas una a una y matarlas con la Llama de Piromancia.

Cuando acabes con todos, recoge de la zona las distintas piezas del set de Drang, así como la Lengua Pálida y un par de objetos más. Tienes el Martillo doble de Doran/Martillos de Drang debajo de la escalera que vamos a subir a continuación (es muy importante que no te pongas a rebuscar una segunda palanca como la que hemos activado antes. Luego te lo explicamos, pero si activas la segunda, estropearás la aparición de un NPC).

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: Martillo doble de Doran

Mucho cuidado al llegar a la zona del altar: la zona está plagada de huecos, monjes piromantes, hay un paladín con espadón de pie y otro con maza y escudo sentado. Te puedes meter en un buen lío si los provocas a todos a la vez. Al llegar al otro extremo del altar por el que has subido (no detrás del altar, sino de frente desde el punto por el que llegas) verás un ascensor que te llevará arriba. Sube y abre las puertas grandes a tu derecha, que llevan al cementerio.

Regresa a una hoguera para recuperarte, te hará falta y además, no te queda más remedio para avanzar. Vuelve hasta la zona de las galerías de la planta baja, la buena noticia es que los gigantes se habrán quedado muertos. Además, verás que por arte de magia, se ha levantado ahora también la reja del lado derecho.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: las dos rejas de la galería de los gigantes están levantadas

Vuelve a subir al altar y a usar el ascensor. Verás que puedes usar una de las rejas a modo de puente. Si has hecho lo que te hemos indicado y no activaste la segunda palanca (ni siquiera te hemos dicho dónde está, de forma completamente intencionada), junto a esta reja que puedes usar verás a un caballero de Catarina. Habla con él.

Después, al ir a cruzar la pasarela, verás una secuencia. Una vez abajo, reactiva la palanca de antes. La segunda palanca está en el lado del segundo gigante, en una esquina.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: localización de la segunda palanca

Actívala pero no vuelvas a subir al altar: regresa a la Capilla de Purificación. Baja por la escalera que hay cerca de la primera palanca, en ese lado de la galería. Llegarás a una terraza con dos puertas: la del fondo lleva a la capilla, la de la derecha a un ascensor. No lo uses aún.

Regresa a la capilla, sal por la puerta principal y ve hacia la derecha, si todo ha ido bien oirás a alguien pidiendo ayuda.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: agluien está atrapado en el pozo

"Habla" con el pozo para saber que alguien le ha robado la armadura. Descansa en la hoguera y regresa al balcón con el ascensor que acabamos de mencionar. Este ascensor te deja junto a un enemigo con una ballesta y una ventana: si sales con cuidado, puedes rodear el edificio, subir por una escalera y llegar a un monje que, al morir, nos da el Anillo profundo. Verás que desde la esquina puedes dejarte caer a un tejadillo, y usarlo como rampa para llegar a los tejados superiores de la Catedral.

Una vez arriba, ve hacia la derecha, hacia el fondo de la pasarela, matando a todos los enemigos que se vayan cruzando. No cojas ninguna salida hasta acabar con todos y coger la Ballesta pesada/Arbalesta y la Lengua Pálida de una de las torres. Ahora, comprueba los pequeños desvíos que van hacia dentro del edificio hasta que veas uno que te lleva a las vigas del techo de la Catedral.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: acceso a las vigas del techo de la Catedral

Ten mucho cuidado porque por las vigas hay varios enanos y paladines con espadón, maza y ballesta. Si no acabas rápido con los enemigos pequeños te quedarás vendido a un golpe del espadón y te estamparás contra el desagüe de la catedral. Si consigues matar al del lateral más ancho, puedes recoger una Gema bendecida.

Sin embargo, lo que nos interesa está en el lado contrario. Ve mirando hacia abajo hasta ver el balcón que te mostramos en esta imagen, sobre el que debes dejarte caer. Con cuidado, o te matarás.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: acceso a las vigas del techo de la Catedral

Desde ahí puedes dejarte caer un nivel más, mata al monstruo, activa la palanca y habla con el NPC: responde "Nada" y podrás comprarle las cuatro piezas de la armadura de Catarina, el escudo y la Lanza Alada. Más tarde se las llevaremos a Siegward.

Sube por la escalera junto a la palanca y verás un montón de esos monstruos babosa, uno deja caer la Saponita roja. Avanza por la puerta doble hasta la hoguera Aposentos de Rosaria. Puedes aceptar unirte a los Dedos de Rosaria y conseguir el Trofeo Juramento: Dedos de Rosaria hablando con la criatura del fondo. No obstante, te recomendamos no hacerlo si quieres el 100%. Ya lo harás más tarde, esto está relacionado con Sirris y otro Juramento posterior.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: Aposentos de Rosaria

Vuelve a la Capilla de Purificación y ve al pozo para darle su armadura a Siegward. Conseguirás el gesto Alegrarse. Por fin estamos a punto de terminar con nuestro viaje por la iglesia. Vuelve al altar donde están los dos paladines, intenta acabar con todos los enemigos y ve a la parte trasera para ver unas escaleras que van hacia abajo.

Si has estado siguiendo la guía, antes de hacerlo verás dos señales de invocación: la de Anri y la de Horace. Invoca a ambos antes de bajar las escaleras y enfrentarte al jefe de la zona.

Dark Souls III - Catedral de la oscuridad: señales de invocación de anri y horaces tras el altar

Al acabar el combate conseguirás el Muñeco pequeño, el Alma diáconos de la Osc. y el Trofeo/Logro Diáconos de la Oscuridad. Descansa en la hoguera Diáconos de la Oscuridad y verás que aparece un cadáver bajo el altar con el set del Arzobispo/Diácono.

Nuestro siguiente destino será el Torreón de Farron, pero tenemos más cosas que hacer para el 100%. Si te interesa, sigue leyendo.

Antes de continuar...

Si aún no lo has hecho, completa la parte de Yoel de Londor sobre conseguir las 5 Marcas Oscuras. Si ya lo has hecho verás que ha aparecido un NPC en el Santuario, cerca de su cadáver. No te preocupes por él aún.

Si miras hacia arriba desde la hoguera, deberías ver a Anri de Astora, habla con él (o ella) hasta agotar sus opciones de diálogo. Horace, evidentemente, no tiene muchas opciones de diálogo. Porque es Horace el mudo (primera aparición del Capitán Obvio en la guía. Se le echaba en falta, Capitán).

Dark Souls III - catedral de la Oscuridad: Anri de Asthora está en el santuario de enlace del fuego

Entrega las Cenizas de paladín a la anciana de la silla para ampliar su inventario. Ahora busca a Irina en uno de los pasillos de la parte inferior de donde está André, dale el Tomo en braille que has conseguido pero no compres ninguno de los Milagros "negros". NINGUNO (son Protección profunda y Erosión). Si lo haces, se vuelve loca la próxima vez que la veas, y no te interesa por ahora. Ya te avisaremos.

Sube las escaleras de la zona principal hasta el trono que está más arriba y habla con el NPC apoyado junto a él para conseguir el Orbe del Ojo Rojo Roto. Usa la hoguera para ir a cualquier otro lugar, vuelve y regresa con este personaje. Te dirá que se llama Leonhard, te hablará de un Espectro Oscuro y te dará la Llave de la sala del elevador. Más adelante te indicaremos cómo usarla.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: Leonhardt te da la llave de la sala del elevador

Para terminar, sal por el lateral del Santuario, por donde usamos la primera vez la llave para acceder al torreón y las vigas del techo. Tienes que avanzar hasta el ascensor y, al utilizarlo, oirás un ruido. Baja y la puerta estará cerrada. Habla con Patches, el muy puñetero. O usas un Hueso de Regreso, o saltas por los ataúdes hasta la planta inferior.

Vuelve al Santuario y sube de nuevo las escaleras, como si quisieras volver a la torre. Sin embargo, en vez de salir por entre las columnas hacia el árbol y las escaleras de la torre, continúa hasta el fondo de la galería. Al torcer la esquina te encontrarás con Patches.

Dark Souls III - Catedral de la Oscuridad: Patches está a la vuelta de la esquina

Escoge "Perdonar" y se quedará como vendedor. Ahora ve al Gran Muro de Lothric - Torre del muro. Baja las escaleras hasta donde está el Hueco de la Alabarda y, sin salir de la torre, abre la puerta con la reja con la Llave de la sala del elevador que acabas de conseguir. Llegarás a una sala con un Espectro Oscuro. Acaba con él para conseguir el Robe del Ojo Rojo y regresa al Santuario para hablar con Leonhardt (el NPC junto al trono de arriba) para conseguir el gesto Aplauso.

Por el momento ya hemos terminado, así que puedes continuar a la siguiente zona.

Flecha subir