Vandal

Asentamiento de no muertos en Dark Souls 3: secretos y 100%

Te contamos todo lo necesario para avanzar por el Asentamiento de no muertos de Dark Souls 3 sin dejarte nada a tu paso: personajes, objetos, coleccionables, secretos...
Asentamiento de no muertos en Dark Souls 3: secretos y 100%
·

Tras el duro combate final en el Gran Muro de Lothric, nos toca cambiar de zona. Desde la hoguera Vordt del Valle Boreal, cruza las puertas y usa el estandarte cuando aparezca "Izar bandera" para ver una secuencia y llegar a esta nueva zona. Activa la hoguera A los pies del muro y empieza a bajar. Debes tener cuidado al llegar junto al rastrillo, porque se levantará y aparecerán dos perros. Acaba con todos los enemigos de la zona y ve al extremo contrario de la muralla, lejos de la reja.

Cuando cruces el arco de piedra, verás un montón de figuras jorobadas: una aún se mueve. Es Yoel de Londor. Habla con él y escoge "Aceptar como sirviente" para mandarlo al Santuario de Enlace del Fuego. Ahora vuelve a donde estaban los perros de la reja, activa la palanca y cruza.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: levanta el rastrillo para explorar el asentamiento

PUBLICIDAD

En la casa que hay después del enemigo está la hoguera Asentamiento de no muertos. Luego continúa por el único camino posible y, nada más entrar en la siguiente casa, mira a la derecha. Si golpeas el cadáver dejará caer el Escudo de cuero pequeño. Al bajar, presta atención al balcón. Sal y golpea el cadáver con el objeto brillante. Luego te lo explicamos, tranquilo.

Luego ve bajando las escaleras hasta la planta inferior, matando a los pequeños enanos con sombreros puntiagudos y recogiendo algunos objetos normales. Cuando salgas al exterior, atento: pégate a la pared de tu izquierda para rodear el edificio y llegar al cadáver que has tirado antes. Conseguirás el Hueso de Loretta. Ten cuidado porque hay muchísimos enemigos alrededor de la hoguera. Intenta usar objetos arrojadizos para atraerlos uno a uno.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: elimina a todos los enemigos alrededor de la hoguera

Con la zona despejada, ve a la propia hoguera y podrás coger otro Fragmento de estus. Hay varios objetos más por la zona, cógelos todos antes de bajar por las escaleras que quedan a la izquierda de la hoguera. Antes de cruzar el arco de piedra y entrar en la casa, sube las escaleras de madera de la derecha y coge un Fragmento de titanita. Luego sí, pasa el arco de piedra y entra en la casa.

Una vez dentro, recuerda ir usando el fijar objetivo cerca de las jaulas para identificar las que están "vivas". Déjate caer por un agujero que hay muy cerca de la puerta por la que has entrado para llegar a una plataforma con el Guerreros del Sol, objeto que hará que consigas el Trofeo/Logro Juramento: Guerrero de la Luz Solar y te permitirá afiliarte al Juramento.

Dark Souls III - Juramento Guerreros del Sol

Continúa por el único camino posible, volverás a las calles y bajarás por unas escaleras donde te atacarán varios enemigos: atento al que saldrá rompiendo la puerta de una casa a tu izquierda. En esa casa está el Látigo. Sal a la calle y con la escalera a tu espalda, ve a la derecha hasta el borde de un acantilado para encontrar otro Fragmento de titanita. Ahora tienes que matar al enemigo de la maza, pasar bajo el puente, girar a la izquierda, subir unas escaleras y matar a la Misionera (el enemigo grande de la maza y los hechizos).

Hay otro Fragmento de titanita donde estaba la Misionera. Vuelve abajo y verás que en el lado contrario de la escalera de mano hay un tejadillo por el que pasar. Si te pones al borde, verás un lagarto brillante al que puedes sorprender y eliminar para conseguir una Gema afilada.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Lagarto brillante de la gema afilada

Desde este punto, si miras a la derecha deberías ver un puente de madera y la hoguera Puente desvencijado. Como no queremos complicarte la vida, te recomendamos seguir la ruta fácil. Ve a la hoguera Asentamiento de no muertos y regresa a la gran hoguera que había pasado el edificio, la que estaba rodeada de enemigos. Acaba con ellos de nuevo (o ignóralos si prefieres) y busca el puente de madera junto al pozo, que te conduce a un edificio del que saldrán dos enemigos.

Mucho cuidado al bajar las escaleras de la casa, del techo caerá un enano con un espadón. Acaba con él y abre la puerta. Ve a la derecha al salir para encontrar el Escudo redondo caduceo, pero no avances más. Retrocede hasta el puente y mira a la derecha de la puerta del edificio: verás un camino por el que vamos a seguir.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Camino alternativo al cruzar el puente desde la hoguera

La idea es simple: avanza por ese camino, con cuidado de los enanos con los sombreros, que te dispararán con cerbatanas, sube la escalerilla que te lleva al tejado y gira la cámara en dirección a la altísima torre que tienes al lado. Ve en esa dirección, mira hacia abajo y verás que puedes dejarte caer a un jardín con un acantilado. No por los tablones, sino al jardín directamente.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: El enemigo con la jaula que da vueltas por el acantilado

Desde aquí arriba ya deberías haber visto a un enemigo gigante con una jaula a la espalda: no le ataques, ignóralo. Ve hasta el fondo del acantilado para encontrar otro cadáver colgando, con un objeto. Si te acercas con cuidado podrás golpearlo de manera que no caiga por el acantilado y coger el Anillo de placa de piedra de llama.

Ahora ponte a la espalda del enemigo de la jaula y verás que aparece "Examinar". Al hacerlo verás una secuencia y aparecerás en una ubicación especial. Se trata de un sitio que visitaremos dentro de poco, pero esta es la única manera de hacer lo siguiente: ve al fondo, donde se ve una luz, coge el Escudo del clan del León, habla con el NPC y responde "No". Vuelve a hablar con él para recibir el Coleccionista, que te permite unirte al Juramento Apiladores, además de otorgarte el Trofeo/Logro Juramento: Apiladores.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: el enemigo de la jaula nos lleva a un lugar especial

Habla otra vez con el NPC. Te dará un Hueso de regreso, la única manera de salir de aquí por ahora. Vuelve a la última hoguera y cruza de nuevo el puente de madera y la casa con el enano del espadón. Esta vez, cruza la puerta y prosigue. Debes tener cuidado al cruzar el puente de piedra: es una trampa.

Los barriles que ves son explosivos, y los enemigos de las azoteas tiran bombas incendiarias que los hacen estallar. Puedes pasar corriendo y alcanzar la cornisa de la derecha pasando por un arco y blablablabla. La idea en realidad es que justo antes de terminar el puente, te dejes caer por el lado derecho a una cornisa inferior, mates a dos enemigos, cojas un Fragmento de titanita justo debajo del puente y avances hasta el edificio del fondo.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: El puente de piedra es una trampa

Llegarás a la hoguera Fondo del risco. Sal por la otra puerta y, usando los tejados, podrás matar a los tres enemigos que lanzaban bombas. No te bajes de esta pasarela. Dobla la esquina desde el tercer lanzabombas y verás una jaula en la que está Cornyx del Gran Pantano. "Aceptar como sirviente" lo mandará al Santuario, donde te venderá Piromancias. Junto a la jaula está el Hacha de mano.

Con el camino ya despejado baja a la plaza, cuidado con el enemigo grande con la tinaja que usará para golpearte que viene desde el arco de piedra. Coge del cadalso un alma y, si miras tras él, verás un camino, al fondo hay un Anillo de agarre de fuego. Luego continúa por el arco de piedra del que vino el enemigo gigante.

Ve con cuidado porque al llegar abajo habrá muchos enemigos esperándote, entre ellos un hueco con una maza y una Misionera. No subas la gran escalera de la que venían los enemigos cuando acabes con ellos. En vez de eso, date la vuelta y verás otro puente de piedra que va hacia tu izquierda, y una puerta si pasas de largo el puente. Entra.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Enemigos esperando al pie de las escaleras del Asentamiento

Llegarás a una alcantarilla con varias ratas, una de ellas gigante, que deja caer el Anillo de mordisco sangriento. A medio camino del agua también darás con el Cestus. Sigue hasta el fondo de la alcantarilla y abrirás un atajo a la hoguera Puente desvencijado, date la vuelta, vuelve a atravesar la alcantarilla y cruza el puente.

Acaba con los enemigos y cruza el desfiladero: a la izquierda verás a Eygon de Carim. Habla con él. Luego entra en la torre y habla con Siegward cuando se baje del ascensor. La idea ahora es pisar la plataforma del ascensor y apartarte para que baje la plataforma que está arriba. Ahora pisas la plataforma y subirás al tejado de la torre.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Siegward busca la manera de subir por la plataforma

Sal al balcón, subiendo las escaleras, y habla con el gigante para recibir la Joven rama blanca. Regresa a la hoguera Puente desvencijado y ve hacia el fondo, cruzando el arco de piedra: no te preocupes por las flechas gigantes. Al tener la rama, no te hacen daño, pero sí que aniquilan a los enemigos.

Fuera de la casa hay varios objetos, entre ellos un Garrote. Dentro, sube las escaleras tras matar al enemigo y date la vuelta. Desde arriba puedes saltar justo por donde has venido para llegar a una plataforma con la Gran guadaña. Sal de la casa y sube por las escaleras que hay a la izquuierda de la puerta. Llegarás hasta una pequeña cabaña con un cadáver delante que tiene el set de Clérigo (cuidado con el enano que aparecerá) y, un poco más allá, el objeto que realmente queríamos encontrar aquí: las Cenizas de enterrador.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Sube por estas escaleras para encontrar más objetos

Vuelve al Santuario de Enlace del Fuego antes de avanzar más. Tenemos que hacer unas cuantas cosas para poder hacer el 100% del juego. Si quieres saltarte esta parte, ve a De vuelta al asentamiento.

Antes de continuar...

En el Santuario, habla con la anciana de la silla para entregar las Cenizas de enterrador. Esto ampliará su inventario, tienes que comprar la Llave de la cripta para una cosilla que haremos dentro de poco. Mejora también el frasco de Estus hablando con André y mira a su izquierda: hay un camino al que dirigirte.

Encontrarás a Greirat, a quien debes "Dar Hueso de Loretta". Un poco más al fondo te encontrarás con Yoel. Habla con él, vende varios hechizos. Si seleccionas "Hablar" conseguirás el Gesto Hacer señas y además, tiene una opción que debes seleccionar: "Extraer poder verdadero".

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Yoel de Londor nos da la opción de aumentar nuestra fuerza

Con esta opción podrás subir un punto uno cualquiera de tus atributos. Si te fijas, al hacerlo, entre tus objetos clave, ha aparecido la Marca oscura. Ahora, lo que debes hacer es suicidarte dos veces. Tírate desde cualquier sitio del Santuario de Enlace del Fuego. Asegúrate de recoger las almas cada vez que resucites.

Después de la segunda vez, vuelve a usar Extraer poder verdadero con Yoel. Podrás subir otro punto y conseguirás otra Marca oscura. Repite el proceso hasta tener Marca oscura x5. La Guardiana del Fuego puede "curarte" de la Marca oscura, no lo hagas nunca. Esto está relacionado con el tercer final del juego, ya te avisaremos cuando llegue el momento.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Marca oscura x5

Ahora, ve hacia la derecha del herrero para encontrar a Cornyx, el piromante al que salvamos antes. Te dará la Llama de piromancia y, si hablas con él después, el gesto Bienvenida. Por supuesto, también vende piromancias. Si hablas con Greirat, ahora te dará el gesto Acurrurcarse.

Ahora vuelve al asentamiento, a la hoguera Puente desvencijado y entra en la alcantarilla. Con la Llave de la Cripta, podrás abrir una puerta a medio camino, que te llevará por un túnel.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Puerta cerrada en las alcantarillas

Por el camino encontrarás la Alabarda de empuñadura roja y varios grupos de esqueletos. Al salir de la alcantarilla, a la derecha hay un lagarto brillante y un par de enemigos, si consigues acabar con el lagarto conseguirás la Gema pesada. Hay dos Fragmentos de titanita en esta misma zona.

Ahora retrocede y sigue por el camino frente a la salida de la alcantarilla. El desfiladero te lleva a una sala con varias ratas y el Talismán de Marfil junto a unas escaleras que debes subir. Nada más subir, mira a la izquierda y selecciona "Tocar" al hablar con el NPC. Conseguirás el gesto Oración. Luego acepta como siviente a Irina de Carim. Se irá al Santuario a vender Milagros. Sal por la otra puerta y habla con Eygon, que dirá que a partir de ahora te ayudará.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Eygon de Carim asegura que nos ayudará en nuestra misión

Ahora entra en la torre y usa el ascensor para subir, pero fíjate en que a medio camino puedes dejarte caer a una planta en la que el ascensor no para. Sal al balcón para hablar con Siegward. Desde donde estás, tienes que dejarte caer al tejado y luego ir a la plaza para derrotar al demonio de fuego. No te preocupes, Siegward te echa un cable.

Al matarlo conseguirás la Gema de fuego y, al hablar con el caballero, el gesto Siegbrew y el gesto Brindar. "Habla" de nuevo con él y conseguirás otro más, Dormir.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Siegward se ha quedado dormido

Ahora baja a la plaza para ir recogiendo algunos objetos. No hay nada especialmente interesante, más allá del Garrote grande cerca de la hoguera, y de la Lengua pálida y el set del Norte de los cadáveres que cuelgan junto a la misma hoguera. Puedes subirte al tejadillo por un lado para golpear los cuerpos.

Entra en la casa que tienes al lado y sube las escaleras. Cuidado al recoger objetos, hay "jaulas vivientes" de esas. Al cruzar el puente que une ambas casas te atacarán dos perros y, al abrir el cofre, caerán varias jaulas vivientes, cuidado.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Varias jaulas vivientes nos atacan

Al subir las escaleras te las verás con dos Misioneras, intenta separarlas para no tener problemas. Con ellas fuera de juego, sal al balcón. En el tejado encontrarás el Anillo de Flynn. Ahora, si te fijas, estás junto a una torre. Acércate al extremo del tejado cercano al anillo y mira hacia abajo. Verás unos tablones, desde ellos puedes dejarte caer hasta el balcón de la torre.

Ahora viene un salto... divertido. Entra en la torre y mira hacia abajo. Verás que, justo al otro lado de donde estás, hay unos tablones en uno de los lados de la torre. La idea es que debes saltar (en la versión de PS4, esto sería esprintar con círculo pulsado y L3 para saltar) desde la cornisa hasta esos tablones.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Salto del balcón hasta los tablones de la torre

Si lo haces bien, cuando toques tierra podrás coger el set de Mirrah y, rompiendo unas cajas en la misma habitación, el Anillo de Chloranthy. Ahora, regresa al Santuario y busca a Irina, está cerca de Greirat y ve comprando todos sus Milagros. Nos hará falta hacerlo para una cosa un poco más tarde.

De vuelta al asentamiento

Tanto si has hecho la parte anterior como si no, regresa a la hoguera Puente desvencijado, cruza las alcantarillas y avanza en dirección a la gran escalinata en el otro extremo del valle. Cuando cruces las puertas dobles y avances al jardín, nos enfrentaremos a un jefe opcional.

Al ganar el combate consigues el Trofeo/Logro Gran árbol corrompido y el Horno de transposición. Activa la hoguera Foso de Huecos y vuelve al Santuario. Si te fijas, en uno de los tronos puedes ver una figura. Sube por las escaleras para llegar hasta él y poder entregar el Horno.

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: Ludleth en el Santuario de Enlace del fuego

Como verás, ahora puedes usar las Almas de los jefes para crear equipo y magias con ellos, por lo que aunque el árbol sea un jefe opcional, es más que recomendable acabar con él para poder conseguir las armas más potentes del juego.

Para continuar a la siguiente zona, tenemos que ir a la hoguera Puente desvencijado, cruzar las alcantarillas e ir hacia la torre del ascensor. Esta vez, en vez de subir, lo que tienes que hacer es usarlo para bajar. Si la plataforma sube, simplemente bájate y sube a la que viene del sótano. Al atravesar la primera sala verás un gran caballero azulado que se arrastra por el suelo. Cuidado, es más rápido de lo que parece

Dark Souls III - Asentamiento de no muertos: uno de los caballeros de Irithyll

Si consigues acabar con él conseguirás la Espada recta de Irithyll. Al abrir la puerta estarás en el Camino de los Sacrificios. Antes de nada, activa la hoguera Camino de los Sacrificios. Hora de explorar una nueva zona.

Flecha subir