Vandal

Catacumbas de Carthus en Dark Souls 3: secretos y 100%

Te contamos todo lo necesario para avanzar por las Catacumbas de Carthus de Dark Souls 3 sin dejarte nada a tu paso: personajes, objetos, coleccionables, secretos...
Catacumbas de Carthus en Dark Souls 3: secretos y 100%
·

Después de derrotar al jefe del Torreón de Farron, baja por las escaleras para llegar a esta nueva zona. A diferencia de anteriores entregas, no te hacen falta armas especiales para matar esqueletos en las Catacumbas, así que no te preocupes en ese aspecto. Eso sí, ten en cuenta que si no te ha dado almas, es que tienes que volver a matarlo.

Acaba con un par de enemigos hasta llegar al puente. Déjate caer sobre las columnas del lado izquierdo y verás frente a ti, cruzando la puerta, el Tomo piromancia de Carthus. Avanza por el pasillo y golpea la pared para hacerla desaparecer. Una vez en la sala grande, recoge la Gema afilada, acaba con el demonio y coge el pasillo de la izquierda. Al final hay una escalera por la que debes subir.

Dark Souls III - catacumbas de Carthus: escalera de mano al final del pasillo

PUBLICIDAD

Avanza evitando las placas de presión del suelo, son trampas de flechas. Sigue por la galería hacia la izquierda hasta unas escaleras que te llevan a una zona con un montón de columnas. Baja otro tramo de escaleras, matando a otros dos demonios de ojos rojos, coge de una esquina Fragmento de titanita x2 y ve por el pasillo que queda a la izquierda del pie de las escaleras.

Si has seguido la guía hasta este punto, al bajar las escaleras del pasillo deberías ver a Anri, el caballero de élite que hemos visto en otras ocasiones. Habla con él o ella hasta agotar las opciones de diálogo, como siempre. Si giras a la izquierda al salir por la puerta del fondo verás un lagarto que deja caer Titanita centelleante.

Dark Souls III - Catacumbas de carthus: ANri, perdido en un pasillo de las catacumbas

Vuelve por donde has venido, y esta vez cruza la puerta que queda delante de las escaleras. Baja corriendo, no te detengas a atacar a los enemigos, cruza la puerta y ve a la izquierda en la reja. Si te das prisa, la bola de huesos no te dará, se estampará con la reja y dejará caer un Fragm. de hueso de ceniza. Ahora continúa por el pasillo.

Después de unos cuantos esqueletos, verás una zona algo más amplia con un montón de jarrones. En los del fondo, como te señalamos en la imagen, hay un objeto: el Anillo de Carthus. Ten cuidado, porque hay trampas y algunos jarrones contienen maldiciones que te perseguirán para hacerte daño.

Dark Souls III - Anillo de Carthus entre los jarrones de las catacumbas

Sigue por el único camino posible y, en el cruce, ve a la derecha. Habrá otros dos esqueletos de ojos rojos y más camino por el que seguir al final (no te caigas por el agujero). Cuidado porque hay otra bola gigante de huesos en el pasillo. Deja que pase y ve a la izquierda para recoger un Fragmento grande de titanita. Después, ve a la derecha pero no sigas a la bola, tuerce a la izquierda para llegar a la hoguera Catacumbas de Carthus.

Baja las escaleras por donde se mueve la bola gigante para llegar a una galería. Antes de cambiar a ninguna otra zona, mata a las ratas del lado derecho, coge los dos Fragmentos de titanita de una columna en el lado izquierdo y mata al esqueleto de ojos rojos. Ahora entra y sal rápidamente por la puerta que te mostramos. Está justo frente a la puerta que has usado para llegar aquí.

Dark souls III - Catacumbas de Carthus: pasillo de las catacumbas donde aparece Tsorig

Si estás "vivo", te invadirá el Cazador de caballeros Tsorig, y debería ser la tercera vez que lo hace. Si lo derrotas conseguirás el gesto Gracias y el Anillo del Asesino de caballeros. Ve hacia el extremo izquierdo de la galería (donde estaba el esqueleto de ojos rojos), baja por la pequeña cueva y mata a un lagarto que dejará caer una Gema de fuego. Si avanzas un poco, te harán girar a la derecha, a una sala con dos esqueletos, un par de objetos y una reja que puedes abrir con la palanca que tiene al lado.

Ignora el puente por ahora, la reja que has abierto te lleva al pasillo de las ratas. Verás frente a ti un pasillo que aún te falta por explorar en esta zona. Debes avanzar pendiente del techo: hay un montón de enemigos-gelatina como los de la catedral.

Dark Souls III - catacumbas de carthus: monstruos gelatina colgando del techo en la galería

Puedes hacerlos caer con una flecha, tirarles bombas, prenderles fuego... lo habitual. Si continúas hasta el fondo del pasillo, matando a varios esqueletos-rueda, darás con el Anillo de sangre de Carthus. Retrocede de nuevo hasta la galería donde choca la bola y sube por las escaleras del camino marcado con unas velas.

Nada más subir, date la vuelta. Verás un pasillo por el que puedes llegar hasta un esqueleto de ojos rojos, un Fragmento grande de titanita y las Cenizas guardián de la cripta. Si bajas las escaleras que tienes al lado y golpeas el muro del final, una vez hayas matado a los esqueletos de la galería de arriba, verás que donde chocaba la bola de huesos ahora habrá una Gema oscura. Si no está, es que no has matado al esqueleto del gorrito negro de la galería superior.

Dark Souls III - catacumbas de carthus: gema oscura que aparece al romperse la bola de huesos

Regresa a la hoguera para recuperarte. Luego baja las escaleras y sigue recto, cruzando la reja que levantamos antes hasta el puente de madera que te dijimos que ignorases. En cuanto te acerques se levantarán un montón de esqueletos a tu espalda. NO CRUCES EL PUENTE. Date la vuelta y hazles frente. Cuando los elimines, sigue sin cruzar el puente. En vez de eso, sube por la pendiente a su lado. Al final volverás a encontrarte con Anri, con quien debes hablar.

Déjate caer a la pasarela de piedra que tiene al lado para llegar al otro lado del puente. Si algún ataque en el combate contra los esqueletos alcanzó los postes, se habrá venido abajo. En caso contrario, directamente golpea tú los postes desde aquí, el puente se caerá y podrás usarlo de escalera para bajar desde este lado.

Dark Souls III - Catacumbas de carthus: escalera improvisada con los tablones del puente

Antes de continuar...

Esta parte es opcional, como siempre. Si quieres ir al grano, vete a Este muerto está muy vivo. Vamos a hacer cosillas de cara a el tercer final del juego, así que tú mismo. Si bajas por los tablones del puente destruido, terminarás por llegar a una sala con un enorme demonio de fuego y varios esqueletos. Acaba con el grandote y conseguirás el Alma de demonio.

Antes de seguir avanzando, en la pasarela superior, antes del demonio al final, hay un Cofre Mímico. Si acabas con él (o lo dejas fuera de juego con un Talismán de Lloyd), conseguirás la Hoja Negra.

Dark Souls III - Mímico con la Hoja negra en las catacumbas

Sigue bajando a una zona muy amplia, con varios esqueletos y objetos (uno de ellos es un Fragmento grande de titanita). Baja las escaleras y sigue recto en el desvío. Darás con el Anillo de bruja y la Venda del instructor/Venda de sabio anciano. Retrocede hasta el desvío un par de metros y activa la hoguera Tumba abandonada.

Avanza y llegarás al Lago Ardiente, zona que aún no vamos a explorar en profundidad. Lo que nos interesa está muy cerca: baja a la orilla y ve hacia la derecha, pegado a la pared, hasta entrar en una cueva. Mata al lagarto del túnel (Titanita centelleante) y, al final del túnel, a otro más (Trozo de titanita). Llegarás a una zona bastante amplia... y encontrarás a Horace, a quien tendrás que matar.

Dark Souls III - catacumas de carthus: Horace se ha vuelto agresivo y tenemos que matarlo

Recoge el Escudo de Llewellyn, así como los objetos de la charca. Hay varios Fragmentos grandes de titanita. Ahora lo mejor es que uses la hoguera para volver a las catacumbas y cruzar el puente, no hables con Anri, para evitar problemas.

Este muerto está muy vivo

Desde el lado del puente contrario a la zona de los esqueletos, sube las escaleras, abre la puerta e interactúa con el cáliz para ver una secuencia. Al terminar coge el objeto que ves brillando, el Tomo piromancia de Carthus, lo que activará automáticamente el siguiente combate con un jefe.

Conseguirás el Alma del Gran Señor Wolnir y, si has seguido la guía hasta aquí, se abrirá la puerta del fondo. Activa la hoguera Gran Señor Wolnir y, si quieres, vuelve al Santuario para entregar los tomos de Piromancia a Cornyx (uno de los dos no te lo aceptará, no te preocupes, es que es para otro NPC), entregar la ceniza que cogiste hace un rato a la anciana, mejorar tu equipo... No hay nada especial que hacer para avanzar en quests de personajes ahora, más allá de hablar con el personaje sentado en las escaleras junto a la hoguera hasta que te de el Anillo de Farron, pero esto no tiene nada que ver con misiones (aunque sí para conseguir todos los anillos).

Cuando estés listo, vuelve a la hoguera de Wolnir y sube las escaleras para llegar a la siguiente zona. Cabe destacar que la puerta no se abrirá hasta haber derrotado a los Diáconos de la oscuridad.

No tardarás en llegar a Irithyll del Valle Boreal, nuestro siguiente destino.

Flecha subir