Vandal

Dark Souls 3 - Yhorm, el Gigante: cómo derrotarlo fácilmente

Te contamos cómo derrotar al Yhorm, el Gigante, uno de los jefazos de Dark Souls 3. No tengas problemas a la hora de acabar con esta bestia que se interpone entre tu personaje y el final del viaje.
Dark Souls 3 - Yhorm, el Gigante: cómo derrotarlo fácilmente
·

Uno de los jefes obligatorios, Yhorm es el último de los Gigantes, una raza antigua y con gran importancia dentro del lore de la saga Souls. Su poder era tal que se convirtió en aliado de los humanos y, para ganarse su confianza, les entregó dos Soberano de las Tormentas, la única espada capaz de acabar con él. Desprovisto de todo propósito, Yhorm no enlazó la llama y terminó corrompiéndose en la Capital Profanada.

  • Localización: Capital Profanada.
  • Pueden invocarse NPCs antes del combate: no, pero puede aparecer Siegward si has completado su quest.
  • Vulnerable a: Soberano de las Tormentas.
  • Resistente a: Todo.
  • Inmune a: Nada.

Estrategia para derrotar a Yhorm, el Gigante

  • Lo primero que debes saber es que atacar directamente a Yhorm es absurdo, innecesario y solamente conseguirás morir, porque tus ataques no harán ni de lejos el daño suficiente como para acabar con él.
  • Lo que debes hacer es acercarte al trono y coger la Soberano de las Tormentas, un espadón a dos manos.
  • Cuando lo recojas, apártate todo lo que puedas para abrir el menú y equipar el arma, debes empuñarla a dos manos.
  • Mantén pulsado el boton para activar el arte de la espada y aparecerá un tornado alrededor de la espada, espera a que se cargue del todo y haz el ataque pesado cerca de Yhorm. Si lo has hecho bien, el ataque le hará bastante daño. Debes repetir este ataque hasta conseguir derrotarlo.
  • Los ataques de Yhorm son todos bastante obvios: intentará golpearte con el puño izquierdo, dejará caer el enorme machete sobre ti, pisarte, patearte...
  • Debes tener cuidado con los ataques horizontales de su espada, porque llevan cierto delay que puede engañarte para esquivar antes de lo debido y recibirás un ataque.
  • Cuando le hagas suficiente daño, empezará a usar fuego en sus ataques, pudiendo dar pisotones que crean un anillo de fuego bastante difícil de esquivar.
  • En general, lo mejor es quedarse entre sus pies, donde es más complicado que te alcance. No obstante, permanece atento a su ataque ascendente con la espada, que empieza desde muy abajo y al tener cierto seguimiento, podría alcanzarte.
  • No uses otra arma, no tendrá ningún efecto sobre él.

Cuando lo hayas derrotado por primera vez, conseguirás el Trofeo/Logro Yhorm, el Gigante.

Flecha subir