Vandal

Capital Profanada en Dark Souls 3: secretos y 100%

Te contamos todo lo necesario para avanzar por la Capital Profanada de Dark Souls 3 sin dejarte nada a tu paso: personajes, objetos, coleccionables, secretos...
Capital Profanada en Dark Souls 3: secretos y 100%
·

El tramo final de la Mazmorra de Irithyll termina en un puente que nos lleva hasta un torreón con la primera hoguera de esta zona. Desde la hoguera que lleva el nombre de la zona, baja las escaleras y sal por el agujero de la pared. Cuando rodees la torre, te atacará una gárgola. Acaba con ella y sube por las tablas de madera.

No corras hacia el lagarto brillante. Te caerás por un agujero si lo haces así, sin más. Mira bien el suelo y verás claramente el agujero en el suelo: corre, salta (L3 mientras esprintas en PS4) sobre el agujero y mata al bicho para conseguir la Titanita centelleante. Avanza hasta el fondo del pasillo y gira a la derecha. Ve al fondo de la pasarela de tablones, quédate quieto y contempla el repugnante pantano venenoso y las arañas mutantes (cada bulto blanco es una).

Dark Souls III - Capital Profanada: pantano venenoso en la capital profanada

PUBLICIDAD

Desde aquí deberías poder matar a más de una con el arco, si quieres. Recuerda equipar armaduras y anillos que aumenten la resistencia al veneno antes de dejarte caer al pantano. Cuando te dejes caer, si lo haces desde el punto que señalamos en la imagen, deberías estar entre un gran torreón y, a tu espalda, una cueva.

En ella encontrarás arañas, la Gema Venenosa y el Anillo de mordisco maldito. Luego ve hacia el torreón, verás que hay una escalera frente a ti. Si la rodeas para ir al costado de la izquierda de la torre, darás con unas pequeñas escaleras por las que llegar a un pasillo con una puerta.

Dark Souls III - Capital Profanada: acceso en el lado izquierdo de la torre

Dentro darás con tres peligrosos enemigos enormes con manos en vez de cabezas. Uno de ellos, al morir, deja caer el hacha Eleonora. Ahora vuelve fuera, sube por la cuesta junto al torreón y ve por la escalera de mano hacia arriba. Nada más subir te atacará un hechicero. Espera a que baje hasta donde estás tú para matarlo y conseguir el Pergamino de Logan que deja caer.

Rodea el tejado y entra por el agujero de la pared. Cuidado porque habrá otro "cabezamano" como los de abajo. Entre los jarrones está el set de Hechicero de la corte. Tras la columna hay un cofre mímico que deja caer el Catalizador de Logan/Catalizador de hechicero de la corte.

Dark Souls III - Capital Profanada: set de hechicero de la corte entre los jarrones de la torre

Vuelve a salir al tejado, sigue hacia la derecha y sube las escaleras hasta arriba del todo. Verás que hemos vuelto a la Mazmorra. Continúa hasta el final del pasillo para encontrar el Llavero del carcelero/Llave del carcelero. Ahora retrocede hasta el tejado de la torre. Fíjate en la imagen bajo estas líneas.

Dark Souls III - Capital Profanada: puertas abiertas desde el tejado del torreón

Por la derecha puedes dejarte caer sobre un altar dentro del edificio y conseguir el milagro Ira de los dioses. Por su parte, lo de la izquierda es una abertura que requiere un sprint con salto al borde del tejado para colarte por ella. Sube las escaleras y, si has seguido la guía hasta este punto, podrás usar la Llave de celda vieja para abrir la reja, tras la que estará Siegward de Catarina.

El caballero te da nada más y nada menos que una valiosísima Losa de titanita. Junto a él, además, está el Anillo de serpiente dorada codiciosa. Ahora vuelve al tejado y regresa a la zona de la mazmorra. Fíjate en que hay un trozo de pared derruido por el que dejarte caer.

Dark Souls III - capital profanada: muro destruido de acceso a la mazmorra

Mata algunas ratas antes de bajar, por supuesto. Esta zona es donde estaba el gigante, así que si no lo has matado, es el momento. Aparte de varios fragmentos de titanita, en medio de la zona está la piromancia Llama profanada. Ahora fíjate en que hay dos salidas: un pasillo con antorchas, y un arco de piedra enorme, tras el que hay una escalera. Primero, por la escalera.

Pasa de largo la escalera de mano. Lo del fondo es un mímico con Flecha Asesino de dragones electric. x10. La escalera de mano no te lleva a ninguna parte. Vuelve a donde las ratas y atraviesa el pasillo para llegar a un ascensor que te lleva a la hoguera Mazmorra de Irithyll.

Dark Souls III - Capital Profanada: atajo a la hoguera inicial de la mazmorra

Antes de continuar...

En esta parte vamos a abrir varias celdas que antes estaban cerradas. Si no quieres hacer esta parte, tú mismo, puedes pasar directamente a Tifón de las profundidades. Si vienes con nosotros, mejor. Ya conoces esta zona, así que iremos al grano.

Sal a la galería y no cruces el puente, ve a la planta inferior, a la sala de las jaulas vivientes. La Llave del carcelero puede abrir la reja, tras la que encontrarás las Cenizas del jefe de prisioneros.

Dark Souls III - capital Profanada: reja cerrada en la sala de guardia

Ahora tienes que volver arriba, cruzar el puente, girar a la izquierda y dejarte caer a la planta baja. Desde aquí, si recuerdas, simplemente tienes que cruzar la puerta, bajar una escaleras y usar un ascensor para llegar a la galería llena de carceleros. ¿Recuerdas que había una reja sin abrir? Si no es el caso, te lo solucionamos.

Desde el punto por el que entras (el acantilado) cruza las columnas para llegar a la otra sección de la sala. A la derecha tienes la reja cerrada con el monstruo, con la reja delante gira la cámara a la derecha para ver el pasillo et voilá, celda.

Dark Souls III - Capital Profanada: pasillo a la celda de Karla

Dentro encontrarás a Karla. Ofrece tu ayuda y se irá al Santuario. Ve tras ella, estará junto a Greirat, cerca de André. Puedes darle un tomo de piromancia que está en tu inventario desde hace tiempo y Cornyx no quiso coger. También debes entregar el Pergamino de Logan a Orbeck, y las cenizas a la anciana. Ahora, regresa a la hoguera Capital Profanada.

Tifón de las profundidades

Desde la hoguera de la Capital Profanada, en la pared, verás una escalera de mano que baja por la pared y debes usar.

Dark Souls III - Capital Profanada: escalera para ir a la zona de Yhorm

Desde aquí, el camino a seguir es relativamente fácil. Déjate caer al final de la primera parte de puente destruida y caerás en una plataforma cuadrada. Antes de seguir, mira en una esquina y verás un objeto: el Arco grande de Alonne. Ahora sigue bajando en dirección a los puñeteros piromantes.

Puedes pasar de largo de ellos, no será complicado, o matarlos antes de seguir. Si al cruzar la gran puerta principal te desvías a la derecha, habrá un gran grupo de hechiceros y te atacarán dos gárgolas. Si eliminas a todos los enemigos, verás dos cofres. Ambos cofres son mímicos. El de la izquierda deja caer el Escudo de gloria, mientras que el de la derecha deja dos Monedas de oro oxidadas.

Dark souls III - capital profanada: cofres antes del jefe

No vale la pena que vayas a por el otro grupo de magos al fondo del pasillo. De vuelta al pasillo central, cruza el muro de niebla y dale leña al mono.

Dark Souls III - Capital Profanada: Yhorm el Gigante

Jefe: Yhorm el Gigante.

Cuando ganes el combate conseguirás las Cenizas de un Señor, el Alma de Yhorm, el Gigante y el Trofeo/Logro Señor de la Ceniza: Yhorm, el Gigante. Ahora enciende la hoguera Yhorm, el Gigante y descansa en ella. Viaja a cualquier sitio y vuelve... cerca de la entrada habrá aparecido el segundo Soberano de las tormentas del que habla la descripción. Es uno de los posibles finales de la quest de Siegward. No te preocupes, lo importante y necesario para el 100% ya lo tenemos.

El siguiente destino, siguiendo nuestra guía, será el Lago ardiente.

Flecha subir