Consejos básicos en Valheim: Primeros pasos, trucos, tips y ayudas

Te damos un listado de consejos, trucos y tips a tener en cuenta si eres principiante en Valheim. Aprende a sobrevivir y cómo progresar con éxito desde el inicio con nuestras recomendaciones.
Consejos básicos en Valheim: Primeros pasos, trucos, tips y ayudas
·

Valheim lo tiene todo para los amantes del género survival. Esta aventura vikinga épica mezcla aventura, acción, crafteo y mucho más en un cóctel muy divertido y adictivo. Si acabas de descargar Valheim en PC y eres un recién llegado, a continuación te hemos preparado para nuestra guía una sección dedicada con los mejores consejos y trucos de supervivencia para principiantes.

Aquí debajo podrás descubrir varios tips y recomendaciones para dar tus primeros pasos en este juego y sobrevivir a su cruda naturaleza con éxito.

PUBLICIDAD

Primeros pasos: ¿Qué hay que hacer en Valheim?

Primeros pasos: ¿Qué hay que hacer en Valheim?

Al principio Valheim puede resultar un tanto confuso para los jugadores más novatos en este tipo de experiencias. No te preocupes, aunque el juego nos brinda una libertad enorme desde el primer segundo, en realidad hay varias ayudas que nos servirán un montón para no perdernos. Así pues, ten en cuenta lo siguiente:

  • Tu tarea primordial: es sobrevivir y ver la luz del sol un día más, por supuesto.
  • Hay realmente un objetivo principal: este objetivo (que podría considerarse la historia del juego) consiste en buscar y dar caza a los Desterrados, unos jefes poderosos que debemos matar para poder ascender al Valhalla.
  • Para guiarte estará presente el cuervo Hugin, enviado por Odín: este cuervo aparecerá a menudo al principio para darte consejos. Cuando lo veas o lo oigas, no dudes en acercarte a él ya que significará que tiene noticias para ti.

Todos los mundos de Valheim se generan proceduralmente con una semilla o seed y desde el principio habrá una espesa niebla en el mapa que no nos dejará ver nuestros alrededores. La niebla se irá levantando conforme más zonas explores. Eso sí, desde el inicio siempre comienzas en un lugar rodeado por 5 megalitos.

Cada uno de los megalitos representa a uno de los Desterrados que debes buscar. El primero es Eikthyr, cuya ubicación se te revelará en el mapa. Pero no tengas prisa por ir a por él, primero te recomendamos centrarte en recolectar recursos para conocer las mecánicas de juego y volver a tu personaje más poderoso, o de lo contrario morderás el polvo enseguida.

Reúne materiales y recursos

Valheim - Cómo reunir materiales y recursos

Tu prioridad al principio de la partida es reunir materiales y recursos. Tu inventario puede almacenar hasta 300 objetos de peso, así que no dudes en campar a tus anchas buscando por los alrededor lo que te interese. Los dos recursos básicos que debes buscar son los siguientes:

  • Madera: se puede recolectar con facilidad buscando ramas de madera sueltas por el suelo o golpeando arbolitos de hayas.
  • Piedra: hay un montón de piedras pequeñas de color negro que puedes recoger por el suelo.

A pesar de que al principio no tienes herramientas, excepto una antorcha, tus puños te sirven para golpear los árboles de hayas y progresar más rápido. Además, también podrás defenderte o atacar a bestias como jabalís o Greylings (una especie de duendes). Esto seguramente te dará otros materiales útiles para más tarde, como Cuero o Resina.

Ve en busca de alimentos

Valheim - Ve en busca de alimentos

En Valheim nunca hay que perder de vista la barra de comida y hambre de nuestro personaje (está situada en la parte inferior izquierda de la pantalla). Los alimentos son algo vital para mantenernos con energía y no morir. Por un lado tenemos una barra de hambre, situada encima del símbolo de un tenedor. Y por otro lado una barra de salud o energía, de color rojo.

Si la salud llega a 0, morirás, obviamente. Cosa que no te gustará nada. Así que para mantener la energía alta y tener una buena salud tenemos que comer. Ojo, porque en Valheim debemos mantener una dieta variada. Solo podremos comer un alimento del mismo tipo en un periodo de tiempo, y hasta un máximo de 3 alimentos diferentes. El propio juego te avisará de cuándo puedes comer más.

Hay un montón de alimentos a tu alcance y cada uno de ellos aporta diferentes ventajas y nos recuperará la salud a un ritmo diferente, pero los más básicos al principio que deberías tener son estos:

  • Frambuesas: se pueden recolectar de los arbustos de frambuesas, los hay en abundancia por el campo y los bosques.
  • Setas: son de color rojo y hay muchas por los suelos de los bosques (no son venenosas).
  • Carne: se puede conseguir al matar jabalís, por ejemplo.
  • Cola de neck: se puede conseguir al matar Necks, unos reptiles que se encuentran cerca de costas y lagos.

¿Cómo cocinar la comida?

Valheim - ¿Cómo cocinar la comida?

Hay que destacar que muchos alimentos deben cocinarse en una fogata y por lo tanto no pueden ser comidos de manera cruda, como la Carne o la Cola de Neck. Para poder cocinar alimentos necesitas crear una hoguera y colocarle encima una Estación de cocina (esto es posible solo después de tener un Banco de trabajo cerca).

Ten en cuenta que en una Estación de cocina se pueden colocar al mismo tiempo un máximo de dos raciones de comida. Cuando coloques la comida al fuego, no te despistes ya que pasados unos segundos el alimento pasará a su estado de cocinado emitiendo un pequeño humo. Si no recoges los alimentos pronto estos pasarán a convertirse en Carbón, así que no los pierdas de vista.

Fabrica tus primeras herramientas

Valheim - Fabricar las primeras herramientas

Cuando hayas reunido suficientes recursos de madera y piedra podrás comenzar a fabricar tus primeras herramientas y armas. Esto se hace desde un menú simple de elaboración al que se accede pulsando la tecla Alt.

Hay un buen puñado de herramientas en Valheim que sirven para diversas acciones. Al principio, este es el orden de creación de herramientas que deberías seguir, pues es el más recomendado.

  • Garrote: para poder defenderte de enemigos y hasta cazar más cómodamente.
  • Martillo: para poder comenzar a crear un Banco de trabajo y estructuras.
  • Hacha de piedra: con ella podrás cortar troncos y recolectar madera más fácilmente.
  • Arco tosco: te servirá para cazar desde la distancia, por ejemplo a ciervos.
  • Azada: muy útil para aplanar terrenos, levantarlos o crear agujeros, etcétera.
  • Escudo de madera: con él podrás aumentar tus bloqueos y tendrás más defensa.

Es importante destacar que con el Martillo vas a poder crear un Banco de trabajo, un objeto vital para poder construir estructuras. Pero no solo eso, ya que desde el banco también tendrás acceso a herramientas superiores, armas y piezas de armadura.

Crea un refugio y un punto de reaparición

Valheim - Crea un refugio y un punto de reaparición

A estas alturas ya deberías estar preparado para crear tu primer refugio. Aunque también puedes instalarte en cualquier casita que veas por ahí si te gusta, te ahorrarás materiales y podrás reparar las estructuras con el Martillo sin gastar nada.

Para poder crear una casa en Valheim tienes que crear un Banco de trabajo. Ojo, porque el banco de trabajo siempre tiene que estar bajo un techo para poder usarse (sirve con que tenga un par de piezas de tejado encima).

  • El Banco de trabajo establece una zona delimitada: en la que puedes crear todas las estructuras que quieras con la herramienta Martillo.
  • Equipa el Martillo y abre el menú de construcción: aquí encontrarás varias categorías, la que te interesa es la que se llama "Construcción", donde hay paredes, tejados, puertas y vigas.
  • Lo ideal sería que crearas: una pequeña casita de 3x3 o 3x4 cuadrículas. No necesitas instalar suelo de madera, te vale con crear paredes y poner tejado. Procura hacerlo en un terreno lo más llano posible.
  • Además no te olvides de reparar tus pertenencias: desde un Banco de trabajo puedes reparar todos tus objetos dañados, sin coste alguno. Así no tendrás que crearlos más veces.

Cuando ya hayas creado tu casa, hay algunos elementos del interior que deberías tener. El fundamental es instalar una cama, que se encuentra en el apartado de "Decoración". La cama sirve como punto de reaparición por si te mueres, además de para descansar y que pasen las horas (ideal para pasar las noches). No te olvides de colocar también una hoguera cerca para darte calor, aunque es importante que siempre dejes un espacio abierto por el que pueda salir el humo de la fogata, ya que de lo contrario podrías morir por intoxicación.

Ya que estamos, te decimos que otro elemento que deberías crear son los Baúles. En ellos puedes almacenar objetos y recursos para no ir tan cargado. Además te vendrán de perlas para guardar equipo de repuesto, por si te mueres, así lo tendrás a mano rápido.

Coloca anotaciones en el mapa

Valheim - Coloca anotaciones en el mapa

Un detalle importante para guiarnos por el mundo de Valheim es echar un vistazo al mapa que tenemos. Con la tecla M podrás abrir el mapa al completo. Como decíamos antes, todas las zonas no exploradas tendrán una espesa niebla por encima. Pero lo relevante aquí es que podemos colocar marcadores.

  • En la parte derecha del mapa del mundo tienes a tu disposición hasta 5 iconos diferentes.
  • Usa estos iconos para colocar marcadores de ubicación por todo el mapa.
  • Selecciona un icono y luego haz doble clic encima de algún lugar destacado del mapa.
  • Entonces podrás escribir un nombre para esa ubicación.

Esto parece un detalle tonto, pero no lo es en absoluto. Si no creas marcadores, incluso podrías perder la referencia de dónde están tus refugios y acabar perdido dando vueltas. Además también puedes crear marcadores para señalar entradas a mazmorras, zonas con biomas diferentes, lugares de caza de interés, etcétera. No tengas miedo a usarlos (y si tienes muchos y quieres borrar alguno, simplemente haz clic derecho encima de ellos).

Cuidado con la muerte

Valheim - Cuidado con la muerte

Como en todo juego de supervivencia, la muerte se paga caro en Valheim. Cada vez que mueres pierdes absolutamente todo el equipo e inventario que lleves encima en ese momento (auch, eso duele). Además, al morir también descenderán en parte las habilidades que hayas desarrollado hasta entonces. No hace falta que te digamos que intentes morir lo menos posible.

  • Por suerte, al morir se genera una marca en nuestro mapa y una tumba en el lugar en el que hemos fallecido.
  • Si eres capaz de regresar al lugar de tu muerte, puedes recuperar todo lo que llevases encima.
  • Y aún hay más, nuestras tumbas se acumulan por el mundo, así que puedes recuperar equipo de diversas tumbas en diferentes momentos (no tienes porqué recuperar todo de una sola vez).

Al margen de esto, sobra decir que seas bien precavido con tus acciones. No te adentres en zonas para las que todavía no estés preparado o que aún no tengas protección. Si un enemigo te da mucha caña, retrocede y huye del lugar. Morir en zonas complicadas puede suponer un problema a la hora de regresar a por nuestras cosas.

Fíjate en los efectos activos

Valheim - Efectos activos

  • A lo largo de tu partida de Valheim conseguirás activar diversos efectos activos.
  • Algunos de estos efectos son positivos para ti y otros son negativos.
  • Todos los efectos activos se pueden observar como iconos en la parte superior derecha de la pantalla o entrando en el Compendio de Valheim del menú del personaje.

Hay unos cuantos efectos activos bastante útiles que se pueden conseguir fácilmente a menudo. Por ejemplo "Descansando" y "Con energía" se obtienen al descansar en un refugio cómodamente al calor de una hoguera, y te aportan una regeneración de salud y vigor bastante mayor durante ciertos minutos.

Deberías intentar tener siempre el máximo número de efectos activos positivos cuando comiences un nuevo día y salgas a la aventura, así tendrás más probabilidades de tener éxito y cumplir tus objetivos.

Otros consejos y tips útiles

  • Ten cuidado cuando tales árboles: si un tronco cae encima de ti puede matarte. A su vez también dañará estructuras sobre las que caiga u otros seres vivos.
  • Puedes dividir objetos en pilas: manteniendo pulsada la tecla Mayús y haciendo clic encima de un elemento para dividirlo.
  • Ojo con nadar en el mar: tu personaje se cansará y cuando agote toda su resistencia se ahogará.
  • Aprende a contraatacar: los ataques enemigos pueden bloquearse en el momento justo antes del impacto para realizar un parry o parada, lo que dejará aturdido al enemigo y mucho más vulnerable a nuestros ataques.
  • El sigilo es valioso: si consigues sorprender a un enemigo o animal sin que te haya visto, tus primeros ataques le harán mucho más daño de lo normal.
  • Envaina tus armas: pulsando la tecla R, de esta forma gastarás menos resistencia y podrás correr mucho más rápido.
  • No explores de noche: ya que en la oscuridad puede haber enemigos más fuertes o, sencillamente, se ve mucho peor.
  • Ojea dentro de los edificios que veas: muchas veces encontrarás dentro de estos cofres con objetos valiosos.
  • No te quedes quieto y expuesto: recuerda que el juego nunca se pausa, así que solo estarás realmente seguro en alguno de tus refugios. Mucho cuidado en dónde te detienes a reorganizar tu inventario (¡o si debes ir al baño!)

¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir