Anexo de la Luz en Ashen al 100%

Te contamos cómo superar la misión Anexo de la Luz en Ashen al 100%. Ruta para avanzar, enemigos, armas, objetos, consejos y mucho más para no dejarte nada.
Anexo de la Luz en Ashen al 100%
·

Ashen, tras completar Martillo y encendedor, habremos reclamado el Descanso del Vagabundo y comenzará esta misión de forma automática. Antes de continuar, te recomendamos que completes los siguientes Viajes secundarios:

Ahora habla con Bataran. Tendremos que ir al Anexo de Luz, al oeste. Ve al sur en dirección al Lago Ambulante, y luego sigue el cauce hacia el oeste. El punto más fácil para cruzar es usar el puente que ves en esta imagen. Ojo a los enemigos por el camino, en el puente, y al dejarte caer al otro lado.

Ashen - Anexo de Luz: puente para cruzar el río

PUBLICIDAD

Cabe destacar que, si mientras cruzas el puente miras hacia abajo a la derecha, sobre un pilar, verás un objeto, Si te acercas desde la orilla, con un par de saltos (no hagas sprint), podrás recoger un Vestigio del cobarde, que te permite volver inmediatamente a Descanso del Vagabundo. Ahora, cuando cruces el río, antes de hacer nada más, ve directamente al sur. Encontrarás una Piedra Ritual en el punto que señalamos del mapa, al sur del marcador de Loma Inquieta, que servirá como punto de control si mueres. Además, permitirá recargar tu Calabacín (una suerte de Frasco de Estus).

Ashen - Anexo de Luz: ubicación de la Piedra Ritual

Al llegar al marcador te encontrarás con Bataran, que te dará un Farol. Se equipará automáticamente en la mano izquierda, ahora abre la puerta junto a Bataran. Avanza al Anexo de Luz. En el pasillo verás un cruce, a la derecha tienes un recipiente de savia, que rellena el Calabacín. Luego baja las escaleras tras la silueta, ya que por el camino izquierdo no hay nada. Atento al bajar las escaleras: hay una araña sobredimensionada que escupe ácido en el lado izquierdo. Acaba con ella y coge la Seta moteada.

Junto al agujero donde está la araña hay una grieta en la pared. Sigue el pasillo hasta una escalera y luego ve pegado a una cornisa hasta encontrar el Hacha de piedra rota. Da la vuelta, baja las escaleras hasta el agujero con la araña y esta vez ve al otro extremo del pasillo. Darás con más escaleras. Baja y atento a este punto que te señalamos: no cruces la puerta.

Ashen - Anexo de Luz: puerta en la planta baja con una araña detrás

En cuanto cruces te caerá una araña del techo, así que pasa haciendo sprint y rueda al pasar bajo el marco para evitarla. Ojo porque caerá otra araña, acaba con ambas y no te preocupes si tienes que usar el calabacín. Además del contenedor de savia de arriba, pronto habrá otro para rellenarlo. Coge el Zapote blanco del fondo del pasillo y el Grillo de manzana a su derecha. En el otro extremo de la sala está el contenedor de savia que acabamos de mencionar. Finalmente, por el camino principal, tras el monolito, verás un agujero en el suelo. Prepárate para el primer jefe.

Jefe: Ukkoto

Este primer jefe sigue el patrón de golpearte, retirarse, moverse, lanzarse sobre ti para golpearte y así constantemente. Es decir, se trata de un enemigo "tipo abeja", que te picará constantemente para retirarse y volver a golpearte, bajando tu vida poco a poco. Su ataque principal es una embestida frontal de bastante alcance. Si calculas bien la distancia, podrás echarte a un lado y golpearle un par de veces antes de que se aparte. Ojo si se mete en un agujero en la pared: empezará a curarse. Puedes evitarlo si te pegas al agujero donde se esconde, lo que hará que salga. Si ves que se para en medio de la zona y "carga", es que va a provocar un estallido de luz. No te preocupes, no tiene demasiado alcance.

En general, se trata de un combate muy molesto por la velocidad de Ukkoto al huir de ti. Al terminar el combate verás unas marcas luminosas en una pared. Insepcciónalas y verás que en realidad es una puerta. Cruza el pasillo (tranquilo, las arañas están muertas) y gira a la derecha después de que "eso" se mueva.

Ashen - Anexo de Luz: pasillo oculto al Vestigio del cobarde

Al fondo de esta estrechez verás un Vestigio del cobarde. Acércate después al NPC sentado en la orilla para hablar con Amara y selecciona "Sí". Tras la conversación, Amara se unirá a tu ciudad. Vale, ahora da la vuelta y ve en dirección contraria al pasillo del Vestigio del cobarde, encontrarás un par de arañas, una escalera y, si miras al fondo del pasillo antes de subir la escalera, verás otra araña y la Prenda del caminante, una "armadura" nueva.

Ahora sube la escalera, cuidado porque tras la puerta en lo alto de los escalones habrá una araña y un esqueleto con Vestigio del cobarde. Sigue subiendo hasta salir de nuevo a la superficie. Vuelve a Descanso para hablar con Bataran y entregar la Placa facial de Ukkoto. Desbloquearás la Forja, que te permite reparar y mejorar tus armas. Lo único que necesitas para hacerlo es escoria. Habla con Amara para recibir un objeto, usar el taller de talismanes (puedas o no crear algo), y luego habla con ella de nuevo. Podrás entregarle el Pegamento que recogimos hace un tiempo. En caso contrario, el marcador te mandará a por él.

Termina toda esta sección hablando con Bataran. Comenzará la misión Impávido.

César Rebolledo
Redactor de guías
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Buscar en la guía

Flecha subir