Ashen - Mejores armas y cómo conseguirlas

Ashen tiene muy poca variedad de armas, y conseguir las mejores es algo que harás muy pronto. Te contamos cuáles son las mejores armas y por qué deberías quedarte con ellas.
Ashen - Mejores armas y cómo conseguirlas
·

Ashen es un juego de rol un tanto atípico en lo que a las armas se refiere. Donde otros títulos apuestan por una gran variedad de armas, en cuanto a tipos, cantidad, atributos especiales, etc., Ashen ofrece muy pocas armas. Solamente hay tres tipos, y puedes llevar una de cada en todo momento:

  • Hachas/Mazas de una mano: golpes rápidos, algo más débiles. Permiten llevar un escudo en la otra mano.
  • Hachas/Mazas a dos manos: golpes más lentos, dañinos y contundentes. Pueden hacer que los enemigos se tambaleen con más facilidad.
  • Lanzas: la única arma arrojadiza en tu inventario. El golpe rápido permite dar un lanzazo, mientras que el secundario activa la retícula para arrojar una lanza que se consumirá de nuestro total.

Diferencias entre las armas

Hay que empezar aclarando que la mayoría de armas empiezan con el estado "Rota". Para arreglarlas tienes que ir a la forja de Descanso del Vagabundo y gastar escoria. Cuando quieras comparar un arma con otra, procura que esté al menos en estad normal, para no llamarte a engaño. Ahora, partiendo de esa base, las diferencias entre unas armas y otra son mínimas e insignificantes. La más notable es que en función de que lleves un hacha o una maza, el set de movimientos será ligeramente distinto.

Por ejemplo, el golpe pesado de las mazas a dos manos es un "empujón" en arco que va desde el pie derecho de tu personaje hasta el hombro izquierdo, barriendo frente a él. Sin embargo, un hacha a dos manos hará como golpe pesado un violento tajo descendente y con menos área de efecto, pero bastante más brutal.

PUBLICIDAD

Mejores armas y cómo conseguirlas

Dado que, como hemos dicho, las diferencias entre unas armas y otras son bastante nimias, vamos a explicarte únicamente cuáles son, para nosotros, las dos mejores armas, por qué, y cómo conseguirlas.

Hacha de la privación

Ashen - Hacha de privación

Este arma es, para nosotros, la mejor hacha a una mano del juego. Su daño básico al conseguirla es de 50-59 (rápido-pesado), por encima del resto de armas. Al mejorarla al máximo, sin embargo, está ligeramente por debajo de todas las demás armas. No obstante, cuenta con un bonus del 30% a la posibilidad de un impacto crítico, lo que supone una compensación más que de sobra para quedarte con ella el resto de la partida.

Si has estado siguiendo nuestra guía de Corazón oyente, ya habrás conseguido esta arma. Está en el Asiento de la Matriarca, al oeste de Susurros. Pasarás por este lugar obligatoriamente, y el hacha es casi imposible de pasar por alto. Está nada más entrar en la mazmorra, al cruzar el primer puente, en un esqueleto frente a ti. Como decimos: imposible de pasar por alto.

Hacha rúnica

Ashen - Hacha rúnica

En este caso, a la hora de escoger un arma a dos manos, hemos optado por el arma a dos manos con el mayor daño ligero y de los más altos de daño pesado, una vez la has mejorado. Al principio, su daño básico (61-69) queda un tanto por debajo de otras armas, pero luego su daño crece mucho más que el de otras, hasta llegar a 301-345. La ventaja que nos ofrece el Hacha rúnica es que se consigue pronto y, al hacer más daño que las demás con el golpe ligero, no será necesario recurrir al golpe pesado, por lo que consumirás menos vigor. La desventaja es que sólo tiene un 13% de crítico y 10-15 de aturdimiento, frente a los 25-40 de las mazas.

El Hacha Rúnica se consigue al derrotar a Garoran. Si tu inventario está lleno al hacerlo, Elia te dará el arma al hablar con ella en Descanso.

César Rebolledo
Redactor de guías
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Buscar en la guía

Flecha subir