Vandal

Construcción del reino en Ni No Kuni 2: El renacer de un reino

Mantener el Reino de Estivania será esencial para tener una mejor experiencia con el juego. Descubre todo lo que necesitas para lanzarte a la construcción de tu joven reino.
Construcción del reino en Ni No Kuni 2: El renacer de un reino
·

A partir de un momento de la historia tendrás a tu disposición el minijuego de gestión del reino. Principalmente es opcional, pero en algún momento necesitarás ampliar el terreno –concretamente para mejorar el barco-, así que no olvides completamente este aspecto porque luego deberás resolver misiones que sumen nuevos habitantes en tu región.

Cuando necesites gestionar tu reino, siéntate en el trono. Conforme Estivania vaya creciendo conseguirás nuevos objetos y hechizos que te serán de ayuda en tu aventura. Construye edificios, asigna a tus súbditos a un puesto de trabajo y realiza investigaciones para que la influencia de tu reino y las opciones disponibles vayan aumentando. Algunos edificios ofrecen artículos exclusivos a la venta, como la tienda o la fragua, así que procura ahorrar para poner en marcha su construcción lo antes posible.

Cada investigación requiere que pase un tiempo del juego, y también necesitarás pasar a recoger los impuestos, cosecha y minería que consigue la población. Las arcas tienen una cantidad límite y llegado a él no recaudas más dinero.

PUBLICIDAD

Puedes elegir los talleres y otras tiendas que prefieras según tus prioridades. Por ejemplo, destinar personal al equipamiento te proporcionará antes mejores objetos para tus personajes, pero quizás prefieras investigar los fofis o la magia. Según aumente tu población también lo hará la recaudación y las posibilidades de añadir más personal a cada investigación.

El diseño es abierto y como hemos mencionado, salvo algún caso concreto, tampoco es necesario invertir en absolutamente todas zonas de tu reino.

Nueva moneda

En Estivania hay una nueva moneda, los guílderes reales (GR). Mientras los guílderes son la moneda para el resto de tiendas del mapa –otras ciudades y mercaderes que veas en las mazmorras-, los GR son exclusivos de este modo. Así pues, quizás seas rico con la moneda habitual del mundo, pero eso no significa que tengas mucho dinero para construir en tu propio reino. Necesitarás ganarlos con los impuestos.

La construcción de nuevos edificios, las remodelaciones y las mejoras, así como todas las investigaciones que lleves a cabo requerirán cierto número de GR. Visita las arcas reales periódicamente para recaudar los beneficios conforme la población trabaje.

Cuanta más influencia tenga tu reino más beneficios generará y más rápido se llenarán las arcas.

Otra manera de conseguir guílderes reales es ayudando a tus súbditos cada vez que tengan algún problema.

Buscar en la guía

Flecha subir