Sony consiguió los juegos de Spider-Man tras la negativa de Microsoft

Marvel descartó Activision porque querían un socio que hiciese justicia al superhéroe, y buscó acuerdos con Microsoft y Sony para hacer un juego que compitiese con Batman Arkham.
·
Actualizado: 23:55 23/5/2022

Ahora parece obvio que Spider-Man puede convertirse en un éxito de ventas y críticas, tal y como hizo Insomniac Games con Spider-Man y Spider-Man: Miles Morales -ya está anunciado Spider-Man 2-, pero hace unos años no estaba tan claro. De hecho el nombre de Marvel no garantiza recuperar costes, como sucedió con Marvel's Avengers y Marvel's Guardians of the Galaxy, que aceleraron la venta de los estudios de Square Enix a Embracer. Una publicación ha revelado cómo se gestó el acuerdo entre Sony y Marvel, y cómo otras editoras descartaron la licencia.

La información fue publicada por el libro The Ultimate History of Video Games, Volume 2, dedicado a los movimientos de la industria durante los últimos años. En él se puede leer cómo Marvel fichó a Jay Ong para su división de juegos en 2014 con un objetivo claro: trasladar el éxito de la gran pantalla con su Universo Cinematográfico a los videojuegos, donde nunca habían conseguido un título rompedor más allá de Marvel vs. Capcom y Ultimate Alliance, queridos por los fans.

El plan de Marvel pasaba por buscar socios que no adoptasen la mentalidad de "juegos baratos con licenciados" que tanto habían perjudicado a sus personajes, compromisos a largo plazo e interés por crear sagas estables. "El socio debería tener mucho talento, comprometerse con a calidad y mucho presupuesto", dice el texto.

Sony consiguió Spider-Man tras la negativa de Microsoft y Activision

Buscando a la editora adecuada

Marvel decidió terminar el contrato de mutuo acuerdo que mantenía con Activision, que había desarrollado varios juegos con sus personajes -incluyendo Spider-Man-. Activision preguntó qué pensaba hacer Marvel con la licencia y Ong explicó el objetivo de calidad que buscaban: "Voy a encontrar un hogar mejor para ellos [los personajes]". Activision dudó que consiguiesen un socio mejor: "Buena suerte encontrando a tu unicornio".

Ong descartó a Nintendo porque suelen trabajar en sus propias licencias. Él había trabajado en varias compañías, como Electronic Arts, Blizzard Entertainment y Microsoft, así que se interesó por otras first party. Sin embargo, Xbox se decantó por centrarse en sus propias licencias y dejó pasar el acuerdo.

En 2014 Ong se reunió con Adam Boyes y John Drake de PlayStation y planteó su propuesta: "Tenemos un sueño que es realizable, podríamos ganar a Batman Arkham y tener al menos un juego, quizás varios, que puedan vender tu plataforma". Boyes, Drake, Connie Booth y Scott Rohde de Sony entendieron el potencial de la licencia y ofrecieron hacer un Spider-Man AAA exclusivo como no se había hecho antes.

Sony consiguió Spider-Man tras la negativa de Microsoft y Activision

Insomniac Games fue el estudio elegido

"Tienes Spider-Man. Tienes a Sony. Tienes gente deseando poner 40 o 50 millones en un juego, como mínimo. Eso es algo muy diferente [a lo que hacía Activision]", se puede leer en la publicación. "En esos días, antes de Arkham Asylum, era la editora la que te pagaba, no el dueño de la licencia, y el editor quería gastar lo mínimo posible".

Sony llevó el proyecto a Insomniac Games, que por entonces era un estudio independiente, y uno los colaboradores más importantes de PlayStation desde los tiempos de Spyro al largo historial de Ratchet & Clank o la saga Resistance. Era el estudio ideal por su trayectoria de éxito y su último juego en esas fechas, Sunset Overdrive, incorporaba acción rápida y acrobática que se podía adaptar a Spider-Man. Eso no significa que Ted Price, fundador de Insomniac Games, no mostrase preocupación porque era el primer juego licenciado en el que trabajaban, pero aceptaron el trato.

La colaboración a tres bandas entre Insomniac, Marvel y Sony fue un éxito. Al colaborar con Insomniac desde PS y PS2, los ejecutivos de Sony tenían confianza en el diseño y aspectos técnicos del estudio. Insomniac entendía cómo trabajaba Sony, y al tener un público similar al de Marvel, la desarrolladora entendía el objetivo y cómo funcionaba el universo creado por la compañía.

"Marvel's Spider-Man se convirtió en un rival para los juegos de Arkham. Colocar a Spider-Man en el top de los videojuegos no era una cuestión de dinero o tecnología, era de encontrar a un equipo con una visión amplia. Insomniac quería desarrollar un juego icónico para un superhéroe icónico. La participación activa de Marvel aseguró un nivel de autenticidad. Al querer crear una saga exclusiva de PlayStation, Sony ofreció un enorme presupuesto en marketing y apoyo técnico desde el principio hasta el final", dice Ong.

Marvel's Spider-Man 2 está anunciado para PlayStation 5 y llegará en 2023. La colaboración con Marvel se ha extendido a Marvel's Wolverine, también en manos de Insomniac Games.

Sony consiguió Spider-Man tras la negativa de Microsoft y Activision

Ramón Varela

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Juegos Relacionados:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir