Enemigos - La Tierra Media: Sombras de Mordor

Cómo acabar con los diferentes enemigos del juego.
·

Durante el juego nos encontraremos principalmente con dos tipos de enemigos: Los Uruk-hai que forman la infantería del ejército de Mordor, y las bestias salvajes. A los uruk siempre podremos atacarles por la espalda, mientras que las bestias generalmente son más difíciles de coger desprevenidas, por las que habrá que usar enfrentamiento directo casi siempre.

Orcos y Uruk-hai

Aunque los orcos son muy diferentes entre sí, como en todo juego de acción están divididos en diferentes clases de enemigos, cada unos con sus pros y contras y con técnicas especiales para acabar con ello. Lo malo es que tendremos que lidiar con enemigos de todo tipo al mismo tiempo y sabernos bien los movimientos, qué podemos hacer contra ellos y qué no podemos hacer.

Orco estándar

PUBLICIDAD

Estos orcos estándar pueden tener diferentes formas, pero los reconocerán porque van armados con una sola arma. La forma de luchar contra ellos es sencilla, no suelen defenderse de nuestros ataques, y cuando te atacan puedes ver claramente el icono de contraataque para pararlo. Son vulnerables a los saltos, a los movimientos de aturdimiento y prácticamente a todo: carne de cañón para incrementar nuestro combo.

Orco arquero

Los arqueros son tan frágiles como los orcos estándar y son los que tienen menos vida. No opondrán resistencia en el ataque cuerpo a cuerpo, pero obviamente nos atacarán desde lejos con flechas. La mejor forma de acabar con ellos es a distancia o con sigilo. En el combate no suelen participar.

Defensor

El primer orco "especial" al que nos enfrentaremos. Los defensores van cubiertos con un escudo y nos atacan intentando ensartarnos con la lanza, por lo que no hay movimientos de contraataque, sino movimientos de esquivar. Tendremos que pulsar el botón X cuando nos lo indique el juego. Es especialmente útil saltar por encima de ellos ya que nos posicionamos a su espalda y les podemos atacar sin que nos paren golpes con un escudo. Con golpes críticos o con cargas de hombro podremos romper sus escudos.

Cazador

A medio camino entre el arquero y el soldado está el cazador, un orco que nos arroja lanzas desde cerca, que tendremos que esquivar pulsando el botón, pero sin el aviso por parte del juego. Estos cazadores no son especialmente fuertes ni complicados en el combate cuerpo a cuerpo, pero en las trifulcas se posicionan fuera de "la melee" para atacarnos a distancia, por lo que conviene acabar con ellos rápido porque nos pueden dar un disgusto.

Salvaje

El orco más peligroso del juego, el salvaje es tan buen combatiente como nosotros: Para nuestros ataques como si tuviese un movimiento de contraataque, y nos golpea. Cuando nos ataca, a veces hace falta contraatacar varias veces, ya que pueden enlazar varios ataques que habrá que parar. La forma de acabar con ellos es usar el movimiento de aturdir para romper su guardia y poder golpearles.

Bestias salvajes

Ghul

Los ghuls moran en las cuevas y en los subterráneos de Mordor y son cazados cruelmente por los Uruk-hai. No resultan un gran reto a la hora de acabar con ellos, ya que suelen morir con un solo golpe, pero su ventaja es el número. Atacan en oleadas, no se les puede contraatacar y tendremos que estar muy atentos de que no nos rodeen. La clave es ser rápidos, usar flechas cuando los veamos venir de lejos, y coordinar nuestros movimientos para enlazar combos que vayan acabando con ellos, saltando entre los que estén más lejos para evitar que nos rodeen. Son vulnerables al fuego y procuran no acercarse.

Ghul madre

Una criatura que nos encontraremos en pocas ocasiones, en una misión y como desafío de caza, y nos puede poner en aprietos. También es vulnerable al fuego, como su progenie, pero es bastante más habilidosa en combate. Contraataca rápidamente a todos nuestros ataques, para lo cual tendremos que usar el movimiento de esquivar. Una técnica bastante válida consiste en golpearla, esperar un momento y saltarle por encima esquivando su ataque, golpeándola otra vez y repitiendo la combinación hasta que muera. Las flechas resultan también muy útiles.

Caragor

Los caragors son criaturas a medio camino entre hiena y caballo, tremendamente fieras y peligrosas. La mejor forma de hacerles frente cuando nos encontremos con ellas es atacarles a cierta distancia y lo más rápido posible, y nunca de frente. Cuando nos vayan a atacar hay que pulsar el botón de esquivar cuanto antes y golpeares lo más rápido posible.

Domar un Caragor

Hay varias formas de domar un caragor que tendremos que aprender a medida que avancemos por el juego. La primera consiste en saltarles desde arriba y resolver un sencillo minijuego. A medida que pasen las misiones podremos contraatacar y domarles más rápidamente, e incluso obtener una habilidad de doma inmediata.

Graug

Los graugs son criaturas gigantescas y aprendemos a luchar contra ellos en una misión del modo historia, donde también nos enseñan a domarlos. Tendremos primero que desangrarlos, luego aturdirlos con flechas a la cabeza y finalmente rematarlos o montarlos.

Pablo Grandío
Director y fundador
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)
Flecha subir