Consejos generales, combate y enemigos - La Tierra Media: Sombras de Mordor

Consejos generales para el combate del juego y para hacer frente a los enemigos.
·

El sistema de combate de La Tierra Media: Sombras de Mordor se inspira claramente en el de Batman: Arkham y funciona de manera muy similar. Contamos con un botón para golpear, otro para contraatacar, otro para aturdir y otro para esquivar ataques de enemigos. Tenemos que combinar todas estas habilidades para acabar con los enemigos que nos acecharán.

Diferencias con Batman: Arkham

Los que hayan jugado a los títulos de Batman contarán con una gran ventaja inicial ya que dominarán claramente los movimientos de esquive, y sabrán que tienen que sincronizar sus golpes. Sin embargo hay algunas diferencias que es importante saber y aprovechar:

- Contamos con un arco y un poder de concentración que ralentiza el tiempo. Metidos en el "sistema Arkham" muchas veces nos olvidaremos de que disponemos de este recurso. En una situación complicada siempre podremos entrar en el modo arco y ralentizar el tiempo, lo que nos permitirá disparar a la cabeza flechas a enemigos que nos están poniendo las cosas difíciles y ganar unos segundos de alivio.

PUBLICIDAD

- Los movimientos especiales son mucho más importantes. A partir de cierto número de golpes dependiendo de las habilidades que tengamos nuestro personaje entrará en "racha" o "frenesí". El medidor de combo se pone de color rojo y nuestra espada comienza a brillar. Cuando estemos en este modo nuestros ataques harán más daño, pero podremos realizar movimientos especiales cruciales para superar los enfrentamientos. Uno de ellos es el de destello, que hará que los enemigos cercanos se alejen, y el más importante es el de ejecución, que provocará la muerte instantánea de un enemigo (si no es capitán).

Consejos generales en el combate

- Sincroniza tus golpes: Pulsa solo una vez el botón con cada golpe, y hazlo justo en el momento en el que vaya a terminar la animación del golpe anterior. No afectará a nuestra racha de combos, pero hará que nuestros golpes hagan más daño y que tengamos más posibilidades de lograr un golpe crítico.

- Mantén tu nivel de combo: El nivel de combo, indicado en la parte izquierda de la pantalla, hará que nuestros golpes vayan haciendo más daño con el tiempo, y cada pocos golpes nos permitirá hacer un movimiento especial (cuando el medidor se ponga de colo rojo). Es importante pensar en hacer combinaciones que nos permitan al menos hacer un movimiento especial, y también priorizar los movimientos que nos permitan seguir la racha de combos para así hacer más daño. Nuestra racha de combos se parará si recibimos daño (hay una habilidad para que resista un golpe) o si fallamos un ataque.

- Aturde y golpea para aumentar tu combo: Al aturdir a un enemigo lo dejamos rodeado de un halo de inconsciencia durante unos segundos, y al golpearle haremos un rápido "combo espectral". Este combo es muy útil para que suba rápidamente nuestro medidor de golpes y podamos realizar un ataque especial.

- Evita los golpes al aire: Puede parecer trivial, pero los golpes al aire, esos espadazos sin enemigo o movimientos de ejecución cuando el enemigo ya está muerto o se ha levantado, estropearán nuestra racha de combo. Además de sincronizar nuestros movimientos con las animaciones, debemos evitar dar golpes innecesarios sin blanco. Es importante dirigir el mando hacia el enemigo que queramos atacar desde lejos, y pulsar solo una vez los botones cuando queramos hacer cosas, y saber cuándo debemos hacer el movimiento de remate. Con un golpe al aire el contador pasa a ser cero.

- Pospón los remates en el suelo: Muchas veces aturdiremos a los enemigos y los tiraremos al suelo, contando con la opción de rematarlos y quitarles la vida. Esto es muy útil para los enfrentamientos con pocos enemigos, pero cuando estemos rodeados de muchos es peligroso, ya que antes de que podamos completar el movimiento los enemigos nos atacarán y deberemos contraatacar o esquivar, o recibiremos daño (y no haremos la ejecución). Existe una habilidad de ejecución rápida pero no hace las cosas mucho mejores. Cuando estemos rodeados de muchos enemigos la solución es combatir sin parar, evitar la tentación de rematar a un enemigo (a no ser que sea un capitán vulnerable a este tipo de ataques). Tarde o temprano irán muriendo por acumulación de daño, y nuestro montaraz no recibirá ninguno por andar rematando.

- Aprovecha el arco y la concentración:: Como decíamos antes, uno de los elementos que hacen que el sistema de combate sea diferente es la presencia del arco. En los combates, sacar el arco y entrar en el modo de concentración nos dará unos segundos de respiro y además podremos matar a dos o tres enemigos con disparos a la cabeza si somos rápidos. Además, cuando un enfrentamiento sea inevitable y los orcos se nos acerquen, siempre es muy útil acordarse del arco y usar la concentración para matar a uno o dos enemigos mientras vienen corriendo.

- Salta por encima de los enemigos: El movimiento de esquivar no solo es obligatorio para cierto tipo de enemigos sino que puede ayudarnos a salir de situaciones complicadas. Si dirigimos nuestro movimiento a un enemigo saltaremos por encima de él (salvo los capitanes que tengan la habilidad de impedirlo). Esto nos puede ayudar a dejar de estar rodeados, y además en el juego hay una habilidad que hace que se aturdan los enemigos al hacer esto, lo que nos permitirá realizar combos rápidos y poder hacer un ataque especial.

- Prioriza los enemigos más peligrosos: Aparte de los capitanes y caudillos, hay dos tipos de enemigos que son los más peligroso del juego: los salvajes y los defensores, que se cubren con un escudo. Los salvajes rechazan siempre nuestros ataques y los otros no se pueden bloquear, sino que hay que esquivarlos. En un enfrentamiento contra varios enemigos al mismo tiempo hay que aprovechar los movimientos de ejecución para acabar cuanto antes con este tipo de enemigos tan peligrosos, ya que son los que nos cogerán desprevenidos con sus ataques, y en el caso de los salvajes son difíciles de diferenciar.

- Huye cuando te hayas salvado por los pelos: Salvo que los capitanes con una habilidad especial, siempre tendremos una última oportunidad de salvarnos cuando estemos a punto de morir. El enemigo intentará rematarnos y contaremos con unos segundos para llevar el cursor dentro de un círculo y pulsar un botón. La primera vez que nos pase en un combate será fácil, la segunda muy difícil y a la tercera nos matarán sin última oportunidad. Cuando nos hayamos salvado por los pelos por primera vez es momento de huir. Hasta que no salgamos del "modo combate" y los enemigos ya no sepan donde estamos no se regenerará la última oportunidad fácil.

- Huye cuando sea necesario y recobra fuerzas: A veces la mejor opción es huir, como ya comentamos. Cuando nos veamos superados por los enemigos y tengamos muy poca vida lo mejor que podemos hacer es salir corriendo, escondernos y recobrar fuerzas ya sea por el paso del tiempo o usando una hierba. Los enemigos estarán esperándonos donde los dejamos, y a veces se habrán ido algunos de los refuerzos que les acompañaban.

Enemigos: Cómo acabar con los diferentes enemigos del juego.
Movimientos de combate: Los movimientos de combate abierto que podremos usar en el juego.
Movimientos con el arco: Las técnicas de disparo y las habilidades especiales que obtendremos.
Movimientos de sigilo: Cómo matar con sigilo, brutalizar y aprovechar el escenario.
Obtener información, marcar y dominar: Cómo usar el poder del Espectro para que los enemigos se rindan ante ti.
Pablo Grandío
Director y fundador
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)
Flecha subir