Asesinatos por resolver - Assassin's Creed Unity

Una serie de curiosas misiones secundarias que convertirán a Arno en un hábil investigador.
·

Las misiones de asesinatos por resolver se activan una vez conozcamos a Vidocq en el distrito del Palais de Justice. Estas misiones son diferentes a lo visto en la saga Assassin's Creed y nos proponen investigar crímenes sin resolver al estilo Agatha Christie. Tendremos que encontrar al culpable de cada crimen investigando las pistas. Si acertamos, recibiremos una recompensa.

Las misiones de asesinatos sin resolver son muy útiles porque nos darán acceso a muchas armas ocultas. Para conseguirlas tenemos que resolver el caso y luego hablar con el oficial de policía.

Para resolver el caso tenemos que:

PUBLICIDAD

1. Identificar y examinar todas las pistas usando la vista de águila y el botón de examinar. Es posible que tengamos que visitar más zonas, que se nos marcan en el mapa.
2. Analizarlas e intentar entender qué ha pasado.
3. Acusar al culpable. Si fallamos, recibiremos menos recompensa. Pero aun así si acabamos acertando cumpliremos la misión y recibiremos la recompensa interesante (el arma).

Sección en construcción.

Asesinato anunciado: El primer caso que tendremos que resolver una vez conozcamos a Vidocq.
El cadáver del burdel: Un asesinato que nos llevará por los aposentos del Marqués de Sade.
El cuerpo del político: Un complicado caso lleno de pistas que investigar.
El fantasma rojo de las Tullerías: Un nuevo crimen pasional en París.
El barbero de Sevilla: Un nuevo crimen pasional en París con una recompensa muy interesante.
Un chocolate caliente de muerte: Un nuevo misterio que resolver en París.
Huesos de la discordia: La desaparición de un padre protector.
Venganza ancestral: Todo por hablar con la prensa...
Una pizca de veneno: La guerra comercial de los tónicos.
La muerte de Philibert Aspairt: Una historia de deudas, secretos y monjas.
El alcaide decapitado: Los trapos sucios de la prisión de La Salpêtrière.
Sin intermediarios: Extrañas mutilaciones en el río Sena.
La mano de la ciencia: Envidias en el departamento de Química.
El asesinato de Jean-Paul Marat: Venganza contra la prensa.
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)
Flecha subir