Secuencia 4 - Assassin's Creed Unity

Obtenemos nuevas armas y vamos a por el Rey de los mendigos.
·

Tras un breve y lineal lapso por la París de la Belle Epoque, Torre Eiffel y Estatua de la Libertad incluidas, volvemos a la época revolucionaria. Primero tenemos que visitar la sede de los asesinos, donde reportaremos al consejo y nos darán dos buenos regalos como habilidad: la hoja fantasma y la hoja enloquecedora. Entones podemos asumir nuestra nueva misión, acabar con el rey de los mendigos en una de las peores zonas de París, la puerta de Saint-Denis.

Recuerdo 1: El reino de los mendigos

Desafíos:

Cuatro asesinatos con la hoja fantasma: Realiza a lo largo de la misión cuatro muertes con nuestra nueva arma.

PUBLICIDAD

Dos señuelos con bomba: Usa dos trampas con bombas para acabar con enemigos.

Esta misión hace que tengamos que infiltrarnos en el "reino de los mendigos" para encontrar a una persona. Una vez identificamos a La Touche con la vista de águila tenemos que seguirlo durante un buen rato, procurando que no se dé cuenta de que estamos ahí.

En su periplo por el reino, La Touche da varias vueltas en círculo, por lo que la mejor forma de estar al tanto de donde está es usar la vista de águila constantemente y mantenernos elevados, lejos de las miradas de los guardias. Hay una buena cantidad de ellos e inevitablemente nos verán. Gracias a que tenemos nuestras nuevas hojas fantasma podremos acabar con ellos rápidamente.

Finalmente La Touche entrará en el terrorífico hospital que regenta y nosotros tendremos que infiltrarnos para acabar con su vida. Hay varios guardias a los que tendremos que evitar, o bien matar con nuestro nuevo juguete. Una vez lleguemos a su posición aparecerá una secuencia cinemática y tendremos que encargarnos de nuestro gran problema en este reino: el rey.

Recuerdo 2: El rey ha muerto

Desafíos:

Tres asesinatos aéreos: En la aproximación a los subterráneos realiza tres asesinatos aéreos contra los secuaces del rey.

Dos asesinatos con las hojas fantasmas durante el acercamiento final: Cuando estemos navegando por las catacumbas del rey, usa las hojas fantasma para acabar con dos de sus secuaces.

Esta misión, como la última de la anterior secuencia, nos reta a realizar un asesinato abierto, infiltrándonos en la guarida del rey de los mendigos. Esta misión es bastante más sencilla y, sobre todo, lineal que la anterior. Tenemos que encontrar una especie de entrada a una cripta donde se esconde el rey, rodeado de una nutrida guardia personal. La clave de esta misión (que es como os la contaremos) consiste en realizar dos movimientos previos que debilitarán su guardia y facilitarán nuestra huida.

Sabotea las alcantarillas: Justo a la izquierda de donde comenzamos la misión hay una zona indicada en el mapa donde hay dos alcantarillas que podremos sabotear. Esto hará que nuestra huida sea más sencilla, con toda la zona subterránea repleta de humo. El juego nos indicará además cómo escapar del laberinto.

Ayuda a los mendigos: Los mendigos están siendo apabullados por los guardias. Si nos acercamos a la zona y acabamos con cuatro de ellos se iniciará una rebelión que hará que se distraigan las fuerzas del rey de los mendigos.

Una vez hechas estas dos cosas la misión se simplifica considerablemente. Podemos meternos en la cripta fácilmente, pues los guardias estarán distraidos, y navegar por el laberinto de manera bastante lineal. Cuando lleguemos a la gran sala central tendremos que escalar por una serie de salientes para hacer frente al rey. La gran dificultad aquí es que éste está armado con una pistola y nos disparará con bastante certeza. Una vez acabemos con él tendremos que huir.

Si hemos saboteado las alcantarillas la huida será tremendamente sencilla, siguiendo los pasos que nos marca el juego y evitando fácilmente a los guardias, usando la visión de águila y la cobertura del humo.

¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)
Flecha subir