Vandal

Los MEJORES videojuegos de 2018 ¡imprescindibles!

Repasamos los títulos más destacados en un año sobresaliente para el mundo de los videojuegos.
Los MEJORES videojuegos de 2018 ¡imprescindibles!
·

2018 ha sido un año fantástico para el mundo de los videojuegos, con grandes títulos todos los meses, con excelentes representantes en todos los géneros. La madurez de Xbox One y PlayStation 4, de las que ya suenan los rumores de sus sucesoras, y el segundo año de Switch, nos ofrecen unos catálogos para todos los gustos.

Sin embargo, quizás uno de los juegos que ha definido el año y probablemente los que están por venir se lanzó en 2017: Fortnite Battle Royale. Decisiones como Blackout de Call of Duty: Black Ops IIII, Firestorm de Battlefield V y la explosión de muchos battle royale con mayor o menor acierto no se entendería sin el juego de Epic Games.

A pocos días para que llegue el nuevo año, que tiene una pinta excelente, vamos a echar la vista atrás y hacer un repaso de algunos de los muchos juegos que nos ha dado este 2018, desde las grandes superproducciones con cientos de desarrolladores a las pequeñas producciones independientes.

PUBLICIDAD

20. Subnautica

Subnautica es un videojuego de simulación, supervivencia y exploración submarina que nos lleva a los océanos de un planeta extraterrestre, en el que tenemos que sobrevivir y recolectar información sobre las diferentes especies que lo habitan. Una propuesta diferente a lo que estamos acostumbrados que nos gustó mucho en su lanzamiento de PC a principios de año, y que hace apenas unas semanas ha llegado a consolas.

En nuestro análisis: "Subnautica se ha convertido en la sorpresa que todos los que llevábamos años siguiendo este proyecto esperábamos. En su versión final recibimos un título perfectamente diseñado y muy pulido, que nos ofrece un planteamiento sencillo basado en la supervivencia, recolección y creación de objetos. Sobre esta accesible apariencia inicial se esconde una interesante aventura de ciencia ficción y un mundo repleto de secretos que nos atrapará desde el primer momento".

"Uno de los puntos fuertes de este universo submarino es su espectacular diseño artístico y acabado visual, dos apartados que se combinan brillantemente para generar un mundo cautivador, algo que se verá todavía más potenciado gracias a su compatibilidad con la realidad virtual. Todo esto da como resultado un videojuego realmente adictivo que se adentra en uno de los instintos más primigenios del ser humano, nuestra necesidad natural por descubrir lo desconocido, algo que en un futuro próximo también nos hará explorar planetas desconocidos".

19. GRIS

Una de las últimas sorpresas de 2018 nos ha llegado en diciembre y por la producción independiente española: GRIS, una preciosa aventura narrativa que nos cuenta la historia de una joven que está perdida en su propio mundo mientras tiene que lidiar con una dolorosa experiencia en la vida. El juego busca representar un viaje de duelo y este dolor se manifiesta en su ropa, pues el vestido que lleva y que refleja sus sentimientos le da diferentes habilidades para viajar por este mundo de realidad difusa.

En nuestro análisis: "GRIS es un título especial, hecho con muchísimo cariño y dedicación. Es mucho más que un juego bonito, con niveles interesantes y desafíos bien diseñados, cuya calidad se acentúa gracias al precioso envoltorio en el que nos llega. Nosotros creemos que cuanto menos sepas de él más lo vas a disfrutar, y os aconsejamos que, si lo que os contamos en nuestro análisis –que apenas destripa nada– os atrae, os lancéis a por él. Relajaos, dejad que la música os envuelva, y ayudad a Gris a recuperar los colores de su vida".

18. Pillars of Eternity II: Deadfire

El recientemente adquirido estudio de Microsoft, Obsidian Entertainment, lanzó este año en PC Pillars of Eternity II: Deadfire y rápidamente se convirtió en uno de nuestros favoritos. Rol occidental clásico que continúa con lo visto en Pillars of Eternity y que amplía algunos aspectos concretos de la jugabilidad, así como los gráficos y los escenarios por visitar. Los usuarios de consola podrán disfrutarlo en 2019.

En nuestro análisis: "Pillars of Eternity II: Deadfire es una gran secuela que ofrece justo lo que se espera de ella: más y mejor, sin olvidarse de introducir interesantes novedades para no perder su frescura. Una aventura gigantesca, bien escrita, desafiante, profunda y repleta de posibilidades que os llevará más de 50 horas completar, mucho más si queréis explorarlo todo. Si te gustó su primera parte o simplemente disfrutas con la vertiente más clásica del rol occidental, aquí tenéis una compra enormemente recomendable y apetecible".

17. The Messenger

A falta de un nuevo Ninja Gaiden, este año recibimos un título inspirado en la saga –pero en su encarnación de 8 bits-. En The Messenger tomamos el papel de un ninja que debe atravesar diversos escenarios y derrotar a sus enemigos con habilidades y agilidad típicas de estos guerreros. Además, los jugadores pueden subir el nivel de sus técnicas con un árbol de experiencia, para mejorar sus movimientos, ampliar la salud, el daño causado y más. También podremos conseguir nuevo equipamiento, y un sistema de puntos de control asegura que todos los jugadores puedan disfrutar de este plataformas de acción.

En nuestro análisis: "Por sus características, The Messenger no es un título más, ni mucho menos. Se trata de una obra que seguramente va a recibir multitud de premios dentro de la escena indie y que, al menos a nosotros, nos ha parecido sobresaliente. Su estilo retro puede no convencer a cierto grupo de jugadores pero, en cambio, agradará plenamente a los entusiastas de la acción y plataformas de desarrollo tradicional en 2D así como a los aficionados a las aventuras de estilo metroidvania. Un título cautivador desde el primer instante".

16. A Way Out

El creador de Brothers: A Tales of Two Sons lanzó este año su nueva aventura, A Way Out, un curioso experimento cooperativo que presentaba una historia en la que la ayuda entre los dos personajes es vital y parte indivisible de su mecánica. Por ello, el juego se podía compartir con otro usuario –aunque ese jugador no tuviese una copia- y completar su historia en compañía.

En nuestro análisis: "Es una sorpresa constante, una experiencia variada con un ritmo acertadísimo y momentos para el recuerdo. Además, el concepto es muy original y la ejecución es excelente, y el poder jugarlo tanto online como offline con una única copia es la guinda del pastel. Si os gustan las aventuras en las que la narrativa es la prioridad pero en las que no se descuida la jugabilidad, y si sois de los que echáis de menos una buena historia cooperativa, os recomendaríamos que os lanzaseis a por A Way Out sin pensarlo. Cuanto menos sepáis sobre él, más disfrutaréis esta experiencia única".

15. Detroit: Become Human

QuanticDream volvió este año con una aventura narrativa al estilo de Heavy Rain o Beyond Two Souls, pero llevando su historia a un futuro cercano en el que los androides están a la orden del día –algo que provocará no pocos conflictos con la sociedad-. En Detroit: Become Human tenemos tres protagonistas, un desarrollo con misterios y decisiones clave que van moldeando el futuro de estos personajes.

En nuestro análisis: "Una experiencia única, que difumina la barrera que separa al cine de los videojuegos, cogiendo lo mejor de ambos medios. Todas las virtudes de los anteriores trabajos de Quantic Dream están aquí presentes con su mejor cara, se deja por el camino algunos de sus mayores defectos, y apuestan por un relato atemporal pero a la vez de rabiosa actualidad, que toca temas trascendentales del ser humano y problemas con los que todos tenemos que convivir cada día, lo que hace más emocionante si cabe su historia y personajes".

"Una aventura muy especial, única e incomparable, que demuestra la madurez y diversidad de apuestas en una industria de los videojuegos que pese a lo que puedan decir algunos agoreros, todavía está lo mejor por llegar".

14. Into the Breach

Quizás no sea uno de los títulos más conocidos de este año, pero bien merece nuestra atención. Se trata de un videojuego de estrategia y rol de los creadores de FTL que, una vez más, combina una estética pixel art irreprochable con una jugabilidad única. En Into the Breach los jugadores deben pilotar un mecha gigante para combatir a una raza extraterrestre que está invadiendo la Tierra y apropiándose de todos sus recursos. A través de una serie de escenarios divididos en cuadrículas, y completamente aleatorios y distintos en cada partida, el jugador deberá enfrentarse a ellos en combates por turnos al estilo de la vieja escuela.

En nuestro análisis: "Into the Breach es un juegazo que con un precio de apenas 15 euros de salida sabe ofrecer horas y horas de pura diversión con su desafiante y satisfactoria propuesta. Tiene personalidad, todos sus elementos funcionan a la perfección y su genial mezcla entre estrategia por turnos y puzles es puro vicio, por no hablar de la sensación de satisfacción tan plena con la que recompensa al jugador por un trabajo bien hecho tras numerosas y amargas derrotas. Sin duda, todo un imprescindible y una de las grandes sorpresas del año".

13. Dragon Ball FighterZ

¿Los creadores de Guilty Gear con un juego de lucha de Dragon Ball? No podía salir nada malo de Dragon Ball FighterZ, y efectivamente se ha convertido en uno de los juegos de lucha más interesantes del año, y por supuesto en uno de los mejores Dragon Ball de la historia, sino el mejor. Espectacular, divertido y apto para los más exigentes.

En nuestro análisis: "Dragon Ball FighterZ es ese juego con el que los fans llevamos tantos años soñando. Un título que no se conforma con ser extremadamente fiel a la licencia y contentar a los fans, sino que busca ir más allá y convertirse en uno de los nuevos referentes de su género gracias a una jugabilidad divertidísima, frenética, equilibrada, muy pulida y con múltiples capas de profundidad para que pueda ser disfrutada por todo tipo de jugadores. Un homenaje tanto a Dragon Ball como a los juegos de lucha que desde ya se convierte en uno de los primeros imprescindibles de este prometedor 2018".

12. Dragon Quest XI

Square Enix lanzó este año uno de sus JRPG más esperados entre los jugadores clásicos del rol por turnos, Dragon Quest XI. La saga está lejos de tener en Occidente el mismo impacto que en Japón, pero cumplió las expectativas puestas en él: una aventura que mantiene lo que tanto gusta del rol tradicional y lo acompaña con las posibilidades técnicas de hoy.

En nuestro análisis: "Dragon Quest XI: Ecos de un pasado perdido supone la culminación de más de 30 años de historia de una de las sagas más importantes e influyentes de nuestro hobby favorito, ofreciéndonos una odisea tan clásica como fascinante que no olvidaremos fácilmente. Una buena historia, grandes personajes, aventuras constantes, emocionantes combates y un mundo bello y vivo es lo que aquí encontraréis. Si echáis de menos los JRPG en su versión más clásica pero con la tecnología y escala de un juego actual, aquí encontraréis una compra prácticamente imprescindible. No os lo perdáis".

11. Shadow of the Colossus

Los remakes o "remasterizaciones de alta calidad" están dejando atrás a las simples revisiones de resolución. Y este año BluePoint rehízo, al menos en gráficos, el clásico de Team ICO para PS2, Shadow of the Colossus. Una excelente oportunidad para descubrir esta joya revolucionaria en los 128 bits que no ha perdido un ápice de su espectacularidad.

En nuestro análisis: "Lo mejor de todo es que este remake está a la altura y le hace justicia, y nos permite redescubrir tamaña aventura con un apartado visual que satisfará a los más exigentes".

"Sin desmerecer la espectacular puesta al día que ha hecho Bluepoint Games, nos tenemos que quitar el sombrero ante la obra atemporal que construyeron Fumito Ueda y el Team ICO. Desde la escala de mundo, al diseño de la aventura, pasando por las animaciones o la música, la base sobre la que se construye esta revisión es sobresaliente, y sólo podemos recomendar que juguéis Shadow of the Colossus, ya sea el original, el remaster o el remake".

10. Return of the Obra Dinn

Return of the Obra Dinn es lo último del creador de Papers, please, y no podría ser más original. Nos sitúa en un barco que ha sufrido daños graves, el Obra Dinn, un buque que lleva ya seis años perdido en el mar y que llega al Cabo de Buena Esperanza sin rastro de la tripulación. Los jugadores serán un responsable de seguros de la East India Company que debe investigar qué ha sucedido y cuál es el misterio que esconde este barco fantasma. Y como presentación, un aspecto minimalista único que recurre a una estética monocromática inspirada en los ordenadores Macintosh, y que no solo es un capricho estético, sino que acaba formando parte de la jugabilidad.

En nuestro análisis: "The Return of the Obra Dinn es una aventura de investigación muy interesante. Se nota detrás que es una obra muy personal del autor, Lucas Pope, y está dirigido y desarrollado con maestría. Si queréis jugar a algo parecido a una partida de un sólo jugador del Cluedo, o cualquier juego de investigación, con una historia propia, esto vendría a ser lo más parecido y concentrado que encontraréis a día de hoy" Sin duda uno de los juegos con más personalidad y diferentes del año.

9. Astro Bot: Rescue Mission

Un juego exclusivamente para realidad virtual se cuela entre nuestros favoritos del año. Se trata de Astro Bot: Rescue Mission, una aventura que nos invita a encarnar al capitán Astro en una divertida historia recorriendo diferentes planetas para encontrar a nuestra tripulación perdida. Si Resident Evil 7 fue uno de los motivos de peso para adquirir PlayStation VR, sin duda Astro Bot es el de 2018.

En nuestro análisis: "Astro Bot Rescue Mission es, junto a Moss, un juego imprescindible para los poseedores de la realidad virtual y que disfruten con los juegos de plataformas. Es uno de esos títulos que te demuestran lo que puede dar de sí el medio, que te sorprende a cada segundo, que te divierte constantemente, y que te hace sentir como un niño a lo largo de toda la aventura.

"Uno de los mejores cumplidos que le podríamos dar a un título así es decir que parece uno de los grandes plataformas Nintendo: precioso, divertido, variado, original, con una dificultad bien medida y que consigue llevar el hardware para el que se lanza un pasito más allá. Nosotros nos quitamos el sombrero ante Japan Studio, y os animamos a darle una oportunidad a un título que os despejará cualquier duda que tengáis sobre la realidad virtual".

8. Monster Hunter World

Había algunas dudas sobre una superproducción de Monster Hunter en sistemas domésticos. ¿Podría mantener el éxito de las portátiles? ¿Tiene público en Occidente? La respuesta es que sí, Monster Hunter World se ha convertido en el juego más vendido en la historia de Capcom, evoluciona los aspectos técnicos –y jugables- de la saga y ha sumado una legión de nuevos fans dispuestos a cazar criaturas fantásticas. Si buscas una experiencia para compartir con tus amigos online, este es uno de los mejores títulos del año.

En nuestro análisis: "Monster Hunter World no solo es un juegazo, sino que ha sabido evolucionar la serie de forma muy acertada, haciéndola más accesible, pero sin perder por ello su esencia, profundidad o dificultad. Todos los cambios que se han realizado nos han parecido para bien, jugablemente es una auténtica delicia, los combates contra los monstruos son épicos como ellos solos, tiene contenidos para tenernos entretenidos durante semanas y que se ampliarán de forma gratuita, su multijugador es de lo mejor que hay en consolas actuales y a nivel audiovisual es bonito y espectacular como pocos".

7. Spider-Man

El mundo de los superhéroes en los videojuegos ha dado títulos irregulares, algunos excelentes –como la saga Batman Arkham- y otros muy flojos. Por suerte, Insomniac Games logró cumplir las expectativas de Spider-Man con una superproducción a la altura del mito, tanto del hombre enmascarado cómo del Peter Parker más humano y sus amigos, un juego basado en un cómic que todo el mundo va a disfrutar, incluso si no te llama particularmente el protagonista. El inmediato éxito comercial y de crítica nos hace pensar que ha sido el inicio de una saga con mucho futuro.

En nuestro análisis: "Si os gusta Spider-Man, tenéis que jugarlo. Si os gustan los juegos de superhéroes, tenéis que jugarlo. Y si, simplemente, os gustan los juegos de acción y aventuras, tenéis que probarlo. Spider-Man no es perfecto, pero es posiblemente el mejor juego del hombre araña y uno de los mejores juegos de superhéroes que se recordamos".

6. Dead Cells

Uno de los juegos independientes más aplaudidos del año ha sido Dead Cells, la aventura que combina la jugabilidad y mecánicas de un metroidvania con la estructura y los elementos típicos de un roguelite. El resultado es que tenemos un juego de acción y plataformas en 2D con mapas relativamente grandes que podemos explorar a placer para encontrar todo tipo de secretos, mejoras para nuestro personaje, armas, artefactos e incluso habilidades que nos permitirán alcanzar zonas que en un principio son inaccesibles.

En nuestro análisis: "Llevamos meses jugando a Dead Cells gracias a su versión de Acceso Anticipado para Steam, y todavía sigue sorprendiéndonos en cada partida con nuevos secretos, eventos y descubrimientos que desconocíamos. Es un juego tan grande, con tantos contenidos, tan bien diseñado y estudiado, con una jugabilidad tan adictiva y con un apartado audiovisual tan atractivo que nos resulta imposible cansarnos de él, convirtiéndose automáticamente en uno de nuestros juegos favoritos de este año. Todo un imprescindible que no deberíais dejar escapar".

5. Celeste

Si Dead Cells no es nuestro indie favorito del año es porque desde enero tenemos Celeste, el juego de acción, aventuras y plataformas en 2D en el que disfrutamos con la exploración de los diferentes escenarios, invitándolos a descubrir nuevas rutas, secretos y elementos ocultos en antiguas ruinas, ciudades y parajes abandonados, todo ello con la inspiración de base de los clásicos de 16 bits.

En nuestro análisis: "Escalar la montaña de Celeste nos ha brindado algunos de los mejores momentos que hemos vivido nunca en un juego de plataformas. Uno de esos indies que demuestra que con muy poco se puede hacer muchísimo, a golpe de talento: una jugabilidad perfecta, un derroche de buenas ideas, un gran diseño de niveles, una historia bien escrita y un apartado audiovisual muy cuidado que le pone la guinda al pastel. Si te gustan los plataformas es un juego imprescindible, una de las primeras grandes sorpresas de un 2018 que ha comenzado de manera inmejorable".

4. Forza Horizon 4

Forza Horizon 4 es la última entrega de la saga más en forma de Microsoft, un divertidísimo juego de conducción arcade en mundo abierto que en esta ocasión nos lleva por Reino Unido. Más coches, más eventos y competiciones, mejoras en los gráficos y un sistema de estaciones en tiempo real que nos ofrece la posibilidad de pilotar en verano, otoño, invierno y primavera, con las diferencias jugables que ello implica.

En nuestro análisis: "Forza Horizon 4 es un auténtico juegazo, y una obra imprescindible para cualquier fan de los arcades de conducción. Un título divertido, variado, repleto de contenido, personalizable a todos los niveles y visualmente soberbio. Esta entrega hace lo que parecía imposible, y mejora la ya sensacional experiencia del 3, ofreciéndonos más libertad para jugar, estaciones, nuevos tipos de desafíos y una experiencia online mucho mejor, más grande y con más posibilidades".

"Todo esto, por supuesto, unido al excelente control al que nos tiene acostumbrados la saga, sus geniales emisoras de radio con una gran selección de temas y escenarios en los que da gusto perderse. Y, por si fuera poco, incluido sin coste adicional en el Game Pass. Playground Games vuelve a subir el listón, y a poco que te gusten los juegos de carreras, tienes que probarlo".

3. God of War

Parecía que God of War no tenía más que decir, pero Cory Barlog y el equipo de Santa Monica Studio han sabido reinventar a uno de los personajes más emblemáticos de PlayStation con su salto a PS4. Cambio de mitología, nuevos enemigos, una historia con la relación padre-hijo como eje central, más aventura que nunca y una jugabilidad rediseñada para ser más estratégica sin perder la brutalidad habitual. Sin duda, uno de los destacados del año e imprescindible de la consola.

En nuestro análisis: "God of War es el regreso triunfal de una de los grandes clásicos de PlayStation, que va a gustar muchísimo y que va a marcar el camino a seguir para las futuras entregas. Una aventura de acción que triunfa en todo lo que se propone, y que es una celebración por todo lo alto de un personaje y de una saga, y sobre todo de los grandes juegos para un jugador, un producto que muchos todavía demandamos, porque es el principal motivo por el que amamos los videojuegos".

"Divertido, espectacular y enorme, con una historia y un universo realmente interesantes, visualmente deslumbrante, y un festín para cualquier amante de la serie; uno de esos juegos que justifican la existencia y adquisición de una PS4".

2. Super Smash Bros. Ultimate

El juego más esperado de Switch para 2018 ha llegado justo para cerrar el año, y no podía ser de mejor manera. Super Smash Bros. Ultimate nos vuelve a ofrecer un juego de lucha con Super Mario, Zelda, Samus de Metroid, Donkey Kong o Pikachu de Pokémon por citar algunos, con combates en los más variados escenarios extraídos del legado digital de la empresa japonesa, así como de compañías invitadas de la talla de Capcom, Bandai Namco, Sega o Konami. Con el plantel de héroes, heroínas y villanos más grande hasta la fecha, con nuevos modos de juego y una jugabilidad clásica, Ultimate supone el punto álgido de una licencia emblemática de Nintendo.

En nuestro análisis: "Super Smash Bros. Ultimate es todo lo que podríamos soñar y más. Un gigantesco, completísimo, genial y abrumador tributo al mundo de los videojuegos que nos ofrece infinitas horas de diversión tanto en solitario como en compañía luchando con los personajes más icónicos de la historia de este hobby que tanto nos apasiona. Y todo ello sin olvidarse de ser un juego de lucha prácticamente perfecto y con una jugabilidad inigualable que resulta tan accesible y profunda como queramos".

"Sin duda, Sakurai puede descansar tranquilo, pues esa enfermiza atención al detalle por la que siempre se han caracterizado sus títulos se ha traducido esta vez en uno de los mejores y más completos juegos de la historia y en todo un referente. Super Smash Bros. Ultimate no es solo el Super Smash Bros. definitivo, es también el homenaje definitivo que los videojuegos se merecían. Simplemente imprescindible".

1. Red Dead Redemption 2

Rockstar define cada generación con sus lanzamientos, y seguro que vamos a hablar mucho de Red Dead Redemption 2 y Red Dead Online durante los próximos meses –e incluso años-. El juego nos traslada al Salvaje Oeste como nunca, con el mundo abierto más vivo, con pequeñas historias en cada rincón de sus bosques, montañas y llanuras, y en definitiva, el juego que más nos ha marcado de 2018.

PUBLICIDAD

En nuestro análisis: "A unas pocas semanas de que PS4 y Xbox One cumplan su quinto aniversario, llega el primer título original de Rockstar para ellas, que nos ha parecido posiblemente el mejor juego de la generación. Una aventura de acción en mundo abierto apabullante por sus gráficos y posibilidades jugables, pero que recordaremos por sus entrañables personajes y la épica y emocionante historia que hemos vivido junto a ellos".

"No innova en prácticamente ningún aspecto, ni quiere revolucionar el género, simplemente es Rockstar intentando el más difícil todavía, volviendo a superarse, ofreciéndonos el juego más ambicioso de todos los tiempos. Uno que merece ser vivido por cualquier amante de este arte y entretenimiento, que nos vuelve a demostrar, una vez más, que su único límite es el cielo, que esta obra nos ha permitido en varias ocasiones acariciar".

Ramón Varela
Rondando Vandal desde 1998, primero como lector y después de colaborador. Empezó jugando al Pong en una Temco T-106C y aquel inocente entretenimiento terminó por monopolizar casi todo su tiempo de ocio y trabajo. Ha participado en un proyecto indie, Niko: Through The Dream. ¿Su juego favorito? Photoshop.
En forosComentar en nuestros foros

Ciaranz · 27/12/2018 14:41
[respuesta:113]Jooooooder,no tenía conocimiento de esos datos.

Madre mía,que putada :([/respuesta]

TheGuardianofLight · 27/12/2018 14:34
[respuesta:115]Lo tuyo no son opiniones sino trolleo puro y duro, no hay más que leer tu historial de comentarios, así que como comprenderás, es difícil respetar eso.[/respuesta]

madore · 27/12/2018 14:10
Smash Bros, Red Dead 2 y God of War. No sabria decantarme por uno de ellos, porque todos tienen algo distinto a los demas que los hace unicos y mejores que el resto.
En cuanto al resto de la lista, me gusta que se añada tanto indie, y se les de visibilidad, pero creo que hay juegos de mayor presupuesto que quiza destaquen mas que muchos de los presentes en la lista, a los que el ser indies les ha convalidado el puesto....

James_LeBond · 27/12/2018 00:01
[respuesta:113][b]una PS4 cuesta como 50.000 euros[/b]

Y yo que pensaba que en mi país era cara :jaja:

Y la Xbox One no es que esté precisamente barata tampoco. Casi 35.000 euros. Una locura.[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir