Dos años de Xbox Series X/S: ¿Cómo le ha ido a la nueva generación de Microsoft?

Xbox Series X y Xbox Series S, consolas de nueva generación de Microsoft, cumplen hoy dos años a la venta. Repasamos cómo ha sido este período en cuanto a lanzamientos, ventas y servicios.
Dos años de Xbox Series X/S: ¿Cómo le ha ido a la nueva generación de Microsoft?
·

Aunque no lo parezca, ya han pasado dos años del lanzamiento mundial de Xbox Series X/S. La nueva generación ya no es tan nueva, a pesar de que los problemas de stock y la falta de lanzamientos generalizada haya impedido disfrutar de ella como en anteriores ocasiones. Este es un buen momento para echar la vista atrás y revisar cómo ha sido el rendimiento de estas nuevas máquinas de Microsoft, que lo han tenido difícil por el impacto del coronavirus en una industria que sigue tratando de levantar el vuelo tras la pandemia.

Ventas y stock: la Xbox mejor vendida de todas

Uno de los principales indicadores que nos ayudan a conocer en qué estado se encuentra la nueva generación de Xbox es el volumen de ventas que ha movido en estos dos años, aunque desgraciadamente Microsoft no comparte datos concretos de unidades vendidas sino porcentajes de crecimiento de su catálogo de productos. Recientemente la compañía compartió su informe de resultados financieros desvelando que los ingresos de Microsoft Gaming han aumentado un 4% con respecto al mismo período del año anterior, y en concreto el segmento de consolas y accesorios ha ingresado un 13% más que el tercer trimestre de 2021.

En julio de este año, Microsoft compartió otro dato que, si bien no es un número concreto de consolas vendidas, nos ayuda a comprender mejor el rendimiento de Xbox Series X/S en el mercado: a fecha del 30 de junio de 2022, las consolas de nueva generación habían vendido más unidades desde su lanzamiento de lo que Xbox, Xbox 360 y Xbox One vendieron en solitario en el mismo período. Es decir, las nuevas consolas de Microsoft son las más exitosas de todas las que ha comercializado la marca desde su existencia.

Si queremos datos concretos, la única opción es echar cuentas utilizando las cifras de ventas estimadas que publican periódicamente mercados como el japonés, el europeo o el estadounidense. No se trata de un número exacto, pero con esa estimación la cifra actual de consolas vendidas que maneja la mayoría de fuentes ronda los 17,7 millones de unidades en todo el mundo. Lo que desconocemos es qué porcentaje de ventas corresponde a Xbox Series X y cuál a Xbox Series S, una gama inferior que sirve como puerta de entrada a muchos jugadores: el propio Satya Nadella, CEO de Microsoft, reconoció recientemente que "casi la mitad de los compradores de Series S son nuevos en nuestro ecosistema".

Estas buenas cifras de ventas vienen acompañadas, además, de un buen stock de Xbox Series X/S: en España no es complicado encontrarlas a su precio oficial en los distribuidores oficiales. Un precio que además, y al contrario que en la competencia, no ha subido desde su estreno oficial: Series X sigue costando 499,99 € y Series S sigue a 299,99 €. Según el jefe de la marca, eso va a seguir siendo así.

Cajas de Xbox Series X y Xbox Series S.

Lanzamientos: dos años difíciles, con pocos exclusivos

Otro aspecto muy a tener en cuenta para evaluar los dos primeros años de vida de Xbox Series X/S es la cantidad de videojuegos que han recibido en estos 24 meses. Estamos en un período convulso, con una industria todavía resentida por el envite del coronavirus y los fuertes cambios que ha provocado en su estructura. Aun así, la página oficial de Xbox registra un total de 893 videojuegos optimizados para estas consolas de nueva generación, lo que incluye tanto exclusivos de Xbox Series X/S como títulos intergeneracionales.

De todos esos, hay un total de 14 videojuegos editados por Xbox Game Studios, sello que recoge todos los desarrollos first-party de la compañía. Muchos de ellos también están disponibles para Xbox One e incluso para PC, por lo que no podríamos hablar de exclusivos de Xbox Series X/S al 100 %. De entre todos ellos destacan grandes nombres como Halo Infinite, un buen juego pero que no ha sido ese gran buque insignia que la consola necesitaba debido a distintos problemas, y el excelente Forza Horizon 5, así como otros proyectos a largo plazo que siguen estando en muy buena forma, como Sea of Thieves o Grounded, que ha salido recientemente de su acceso anticipado.

A pesar de esos grandes títulos, la falta de grandes lanzamientos es algo que desde la propia Xbox han reconocido. Phil Spencer, jefe de la marca y CEO de Microsoft Gaming, admitió recientemente que ha pasado demasiado tiempo desde el estreno de un gran exclusivo. Este año Xbox Game Studios sólo ha editado dos juegos como tal (As Dusk Falls y Pentiment). No obstante, el máximo responsable de la compañía confía en que en 2023 mejore con los esperados lanzamientos de Starfield y Redfall. A partir de ahora también comienza el tercer año de Xbox Series X/S, fecha a partir de la cual deberíamos comenzar a ver menos proyectos intergeneracionales según el objetivo que se marcó la propia Xbox.

PUBLICIDAD

Obviamente, el catálogo de las consolas de nueva generación no está formado sólo por desarrollos propios. Las compañías externas también han publicado sus grandes títulos en Xbox Series X/S a lo largo de estos dos años, incluyendo algunos de los mejores videojuegos de 2020, 2021 y 2022: Elden Ring, Resident Evil 8: Village, It Takes Two, Deathloop, Persona 5 Royal… A veces incluso con acuerdos de exclusividad temporal, como en el caso de Yakuza: Like a Dragon, Ori and the Will of the Wisps o Tunic. Además, desde Xbox se brinda un importante y continuado apoyo al panorama de desarrollo independiente, acogiendo a multitud de juegos indies que a menudo se estrenan como exclusivos en consolas de la marca: Sable o The Artful Escape son dos buenos ejemplos de esta política.

Juegos de Xbox Game Studios.

Soporte continuado: actualizaciones, juegos como servicios y Xbox Game Pass

Si hay algo por lo que destaca la gestión de Microsoft estos dos primeros años de su nueva generación de consolas es por el buen soporte que le ha dado tanto al ecosistema Xbox como a sus juegos como servicio y, cómo no, a Xbox Game Pass. La actualización constante de productos ya publicados demuestra una atención que no siempre encontramos en el sector del videojuego; buen ejemplo de ello es la actualización mensual del software de Xbox Series X/S, que suele incluir mejoras y funcionalidades basadas en peticiones de la comunidad de usuarios.

De hecho, no sólo suelen integrarse esas peticiones en el software de la consola, sino que además se integra a los jugadores en las fases de prueba con un su programa Xbox Insider: las personas que se apuntan a él no sólo pueden probar características nuevas antes de su lanzamiento oficial, sino que pueden dar su opinión y solicitar cambios en interfaz, menú y funciones de las consolas. Gracias a esto hemos recibido mejoras relacionadas con el sonido, la personalización del mando, nuevas funciones sociales e incluso un rendimiento gráfico mejorado.

Menú de Xbox Series.

Otro aspecto fundamental en la política de soporte de Xbox es que sus grandes videojuegos no dejan de recibir actualizaciones, teniendo también muy cerca a la comunidad. Por ejemplo, Forza Horizon 5 se ha convertido en un juego como servicio muy potente, con eventos constantes y nuevo contenido más allá de su genial expansión de Hot Wheels (además de otra que ya está en desarrollo). Sea of Thieves también ha comenzado con éxito una nueva estructura por temporadas, y Microsoft Flight Simulator no deja de recibir actualizaciones con mejoras y contenido. Quizás la nota discordante aquí la pone Halo Infinite, un juego cuyos planes se han "quedado cortos", según la propia Xbox, aunque aun así ha llevado un buen ritmo de novedades durante estos dos años.

Por supuesto, hablar de Xbox Series X/S a estas alturas implica poner en valor el servicio de suscripción Xbox Game Pass, que si bien no es exclusivo de las consolas de nueva generación sí encuentra en ellas la plataforma ideal para sacarle todo el partido posible. Las últimas cifras hablan de que el ingreso ha disminuido un 3% (incluyendo en ventas de videojuegos y contenidos adicionales, eso sí) y que no se han logrado los objetivos de suscripciones; pero eso no quita que el catálogo siga creciendo mes a mes con nuevas incorporaciones que en muchos casos se estrenan directamente en él. La dupla Series S y Game Pass es de las preferidas por los usuarios, con una accesibilidad multiplicada por la presencia del juego en la nube en la suscripción Ultimate (tecnología que ya han utilizado 20 millones de personas en todo el mundo).

Conclusión: una mirada al futuro de Xbox Series X/S

Los dos primeros años de Xbox Series X/S en el mercado han sido atípicos porque atípicos han sido los dos últimos años de la industria del videojuego. No se puede decir que Microsoft no haya apostado fuerte por esta generación de consolas, huyendo de errores del pasado y centrándose en darle a la comunidad lo que más desean: un buen catálogo de juegos al que acceder fácilmente y disfrutar con la mejor calidad y rendimiento posibles. Puede que a nivel de exclusivos estos dos años hayan sido algo flojos, pero el futuro inmediato pinta prometedor aunque sólo sea por el lanzamiento de Starfield y los frutos que puedan llegar a dar las adquisiciones de Bethesda y Activision Blizzard. A nivel de hardware podríamos esperar ver los primeros detalles de las más que posibles revisiones (pasaron tres años desde el lanzamiento de Xbox One hasta el estreno de Xbox One S y el anuncio de Xbox One X). El estado de Xbox Game Pass también invita al optimismo, con la llegada de nuevos modelos de suscripción y, por supuesto, la garantía del estreno día uno de los grandes lanzamientos de Xbox.

Manu Delgado
Redactor
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir