ARENA DORADA - Darksiders II

Demuestra tu valía ante el Señor de los Huesos.
·

Nada más entrar a esta mazmorra te dicen que debes recuperar 3 piedras de ánima para así poder convocar al campeón al que debes vencer para demostrar tu valía. Al principio puede impresionar la magnitud de la extensión de terreno que tienes ante ti, pero si investigas un poco verás que tu único camino disponible es subir una pared a tu derecha y entrar en la única puerta que tienes abierta. Baja las escaleras de caracol derruidas saltando por las paredes, coge el par de cofres que verás y llegarás finalmente a una habitación donde deberás de matar a unos esqueletos. Estos esqueletos aparecen en grandes cantidades, por lo que el movimiento especial de "Cosecha" debería de ser prioritario de utilizar para ti en combates en los que tengas que enfrentarte a gran cantidad de enemigos.

En la siguiente habitación gira a la derecha donde podrás ver como unas pequeñas escaleritas y arriba de ellos un interruptor. Pulsa el interruptor y al bajar las rejas que tienes ante ti podrás coger con el agarre a distancia la bomba y con ella rompe las 2 piedras de corrupción que hay en la zona. Tras una de ellas podrás coger con el agarre a distancia el candil que proyecta el haz de luz y con él de momento déjalo en el interruptor que has pisado antes. Con ello podrás avanzar por la zona de donde antes has cogido la bomba. Avanza por esta zona de pared en pared y llega finalmente a un pequeño interruptor que al abrirlo te permitirá coger a distancia el candil de luz. Una vez ya con él vete al fondo de la estancia y ponlo sobre la estatua, muévela hacia la puerta que debes abrir y así dejar despejado tu camino hasta la primera piedra del ánima. Cógela y saldrán varios escarabajos de los que te podrás deshacer fácilmente y al ir de vuelta para devolver la piedra se abrirá un pequeño atajo en la zona de la estatua y podrás continuar por allí y abrir un cofre con el mapa de la mazmorra.

Continúa para llegar de nuevo a la arena y entrega la primera piedra en "sacrificio". Al hacerlo saldrán varios esqueletos que podrás derrotar fácilmente y podrás continuar por una puerta del lateral izquierdo de la Arena que ahora se ha abierto y será tu siguiente destino. Bien, esta zona es un tanto complicada de explicar, así que vamos a ello.

PUBLICIDAD

De primeras sigue la luz que te marca la estatua y llegarás hasta otra estatua que no tiene el candil y un precipicio donde si te asomas podrás ver un puente sin desplegar y una bomba en el puente que podrás cogerla con el enganche. Esa bomba utilízala para romper las piedras del principio de la estancia y vete saltando de pared en pared por ese camino para llegar hasta otra estatua que si la girar para abrir la puerta podrás llegar a un sitio donde recoger un Pergamino del laberinto de las almas y más adelante otro candil. Con el candil en tu poder date la vuelta y déjalo al lado de la estatua que has girado y además vuelve a girar la estatua para que se forme el puente del que cogiste la bomba a distancia. Vuelve de nuevo al inicio de la estancia y gira la primera estatua para que abra la puerta que no has abierto hasta ahora para que se abra una puerta que descubrirá unas rocas amarillas que podrás romper con una bomba cercana. Rómpelas y vuelve a la zona de la estatua donde dejaste tirado el candil y cógelo para ponerlo en un interruptor al borde del precipicio y que se abra una verja. Ahora vuelve (oooooooooooooootra vez, sí) al inicio de esta zona y ya con el agarre podrás coger el candil y colocarlo en la estatua sin candil que viste al principio de entrar en esta zona, que al girar la estatua para abrir el rayo de la puerta que está al fondo del puente y así poder avanzar.

Posteriormente deberás de descender por unas escaleras en espiral y aniquilar a unos cuantos esqueletos. Avanza y por fin podrás ver al fondo la segunda piedra del ánima, pero antes de poder cogerla deberás de aniquilar a varios escarabajos y un nuevo enemigo que son esqueletos arqueros. Céntrate en eliminar antes a los arqueros ya que son el enemigo más peligroso. Mátalos a todos, coge la piedra del ánima y sigue tu camino por la puerta que se ha abierto. Coge un par de cofres, salta por unas cuanta paredes y estarás de nuevo en la arena donde podrás ofrecer de nuevo la piedra y así se abrirá la puerta central de la arena que será tu último destino.

Al entrar deberás eliminar lo primero a varios esqueletos normales y posteriormente a varios campeones esqueléticos que son mucho más duros de pelar. Después de eso abre la puerta y verás un puente sin subir y una bomba en ella pero solo podrás entrar por la puerta a tu derecha donde deberás enfrentarte a una cantidad ingente de esqueletos y campeones esqueléticos. Una vez matados a todos sigue avanzando y habrás llegado al otro lado del abismo donde antes veías el puente sin subir. Bien, pues ponte en el interruptor para subir el puente y desde ahí ya podrás coger la bomba con el enganche a distancia. Coge la bomba y vete al fondo de esa sala donde hay una especie de trono, tira la bomba al interruptor y al explotar girará la estancia donde estás y llegarás a la zona donde está la tercera y última piedra del ánima. Para recogerla antes deberás eliminar al enemigo conocido como Escarabajo Mole y al hacerlo ya podrás coger la tercera piedra y deberás volver a la Arena para convocar al campeón, el llamado Gnashor.

La primera fase del combate es realmente sencilla. Tu enemigo se pondrá a reptar como por debajo de la tierra y tú deberás evitarle hasta llegado un momento en el que asomará la cabeza. Es en eso preciso instante en el que debes agarrarle con el agarre mortal y sacarlo de la tierra para darle varios golpes. Una vez lo hayas hecho 2 o 3 veces el Campeón adoptará su verdadera forma.

En esta nueva forma dedícate a darle golpes cuando puedas mientras que evitas sus ataques hasta que en un momento dado emita una especie de grito. Cuando lo haga agárralo de nuevo con tu enganche y lo dejarás aturdido, siendo el momento perfecto para golpearle con más fuerza. Después de hecho esto se meterá debajo de tierra e intentará atacarte saliendo a la superficie, hasta que pasado un tiempo vuelva a salir a la tierra. Sigue esquivando sus ataques (sobre todo uno mortífero que tiene con la cola) y repite el procedimiento de antes hasta que le quede poca vida y ese será el momento en el que al agarrarle de nuevo la cara después de soltar un grito se activará una cinemática final y acabarás con él.

Una vez eliminado recibirás la Calavera Dorada que es la prueba de que has matado al campeón. Sin tiempo que perder dirígete a hablar con el Canciller en el Trono Eterno que por fin te concederá una audiencia con el Señor de los Huesos el cual te pedirá nuevos objetivos adicionales para que te ayude y te proporciona un nuevo poder llamado Veda que más adelante aprenderás a utilizar.

Muy bien, una vez finiquitada esta misión principal dirígete hacia tu nueva misión principal, encontrar la sepultura del fariseo. No olvides antes de salir de la sala investigar detrás del trono del señor de los huesos para conseguir una reliquia.

Haz viaje rápido al Buche y sigue el punto del mapa para encontrar la Sepultura del Fariseo. Móntate en el ascensor, dale a la piedra azul para que descienda y se bienvenido a una nueva mazmorra del juego.

¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)
Flecha subir