FORTAGUA - Darksiders II

Haz correr de nuevo las aguas sagradas.
·

Bien, no te dejes impresionar por la magnitud de la zona central de esta mazmorra y ponte manos a la obra. Tu primer destino será ir por la puerta de la izquierda, aunque si te tiras hacia abajo podrás recoger una moneda del barquero y un cofre. Una vez en la habitación de la izquierda, coge los cofres que irás encontrando y mata a los aguijones que te aparezcan.

Si en esta habitación coges el desvío de la derecha y atraviesas la puerta podrás llegar a una sala donde quedarás encerrado con un nuevo enemigo llamado Peñasco de la Tierra, junto con otros enemigos menores. Al matarlos a todos se revelará un cofre que podrás coger.

Sigue por tu camino principal y llegarás a una gran sala con una hendidura para esfera en el suelo. Sube las paredes de tu izquierda para una moneda del barquero y el mapa de la mazmorra. Tu siguiente objetivo ahora es conseguir una esfera. Bien, para ello en esta habitación donde has cogido el mapa, más hacia la izquierda en esa zona verás una pared por la que puedes subir. Allí podrás coger una bomba, bomba que tras tirarla y dispararla en las rocas de corrupción que alojan una esfera azul, la liberarán finalmente. Una vez liberada esta roca ponla justo al lado de la pared de madera que te impide el pasar a la zona central de la estancia. Si te das cuenta al subirte en la zona central donde estas, hay un interruptor y podrás bajar estas vigas de madera…pero al bajarte se cierra y no puedes transportar la esfera. Para hacerlo vuelve a coger una bomba, tírala a la esfera, pulsa el interruptor para que baje la pared y dispara a la bomba para que la bomba avance al otro lado. Una vez hecho esto tú ya podrás ir la zona central de la estancia trepando por las paredes y podrás colocar la esfera en la primera hendidura.

PUBLICIDAD

La segunda esfera es mucho más fácil de conseguir, ya que escalando y saltando de pared en pared por la parte derecha de la estancia central conseguirás llegar al alto donde se encuentra la segunda esfera, empujarla hacia abajo e incrustarla en la segunda hendidura, abriendo así la puerta que te permite continuar.

Avanza por el único camino disponible matando a los aguijoneadores y reptiles que salen a tu paso y te darás cuenta de que llegas a una zona donde al tirar una bomba a las rocas de corrupción se revela un interruptor que al activarlo reactiva el flujo de agua de una de las zonas del templo. Si ahora te subes a ese "acueducto" por donde fluye el agua podrás recoger varios cofres por el camino y llegar a la estancia central de la mazmorra donde ves que al fluir el agua ha subido el nivel de agua de la sala.

Aprovecha este nuevo flujo de agua creado y bucea por debajo de lo que sería la puerta principal frontal de esta estancia central de la mazmorra para llegar después de bucear a una zona donde poder agarrarte y subir por las paredes y en tu camino mientras poder coger un cofre.

Ya arriba te quedarás encerrado en una habitación con un montón de enemigos, donde después de matar a unos cuantos te saldrá un nuevo enemigo que es el acechador salvaje. Cuídate de sus embestidas, dale golpes rápidos en cuanto tengas oportunidad, dispárale en las distancias largas para irle mermando la barra de energía y cuando acabes con él continúa tu camino y verás una puerta con candado azul que no puedes abrir y un interruptor al que no puedes llegar. Sigue la cañería de agua (que está seca sin agua) hasta llegar a un cofre custodiado por 3 enemigos. Mátalos y podrás coger la llave azul para abrir la puerta.

Vuelve sobre tus pasos y abre la puerta con la llave. Avanza matando a unos cuantos de enemigos y sube finalmente por la pared lateral para llegar a una zona con una bomba. Mira hacia abajo y podrás ver piedras de corrupción que detonar. Hazlo, tírate para abajo y podrás coger la esfera azul. El problema es que está en cuesta y no puedes empujarla por métodos normales, así que el propio juego te enseña que pulsando el gatillo podrás dar un empujón a la esfera para poder ascender esta pendiente. Incrusta la esfera azul en la hendidura y bajará una plataforma sobre la que podrás montarte…pero te das cuenta de que subido ahí no llegas arriba a donde deberías ir. Para ello, coge una nueva bomba y ponla sobre la esfera incrustada en la hendidura. Ponte en la plataforma, dispara a la bomba y por tanto la esfera saltará de la hendidura y al hacerlo la plataforma sobre la que estás ascenderá y tú podrás continuar tu camino.

Después de matar unos cuantos enemigos llegarás a la palanca que deberás activar para activar el segundo flujo de agua, pero al hacerlo ves que la compuerta está atascada y que no se activa. Coge una bomba, tírala a las piedras que obstruyen la compuerta y ahora sí podrás activar el interruptor.

Si sigues el flujo del agua por este acueducto llegarás a la zona donde cogiste la llave azul y cerca podrás coger una página del libro de los muertos. Si ahora asciendes por esas paredes llegarás a otro interruptor que permite al flujo de agua llegar a la habitación central de la mazmorra y abrir una puerta que te servirá a ti de atajo a esta habitación central. Al llegar a esta habitación central te darás cuenta de que la estatua gigante del coloso ahora al recibir agua por los dos lados ha equilibrado su balanza y ahora ya si que puedes continuar por la puerta principal de la habitación central donde vas a parar al enemigo final de esta mazmorra, Carcino.

Para que salga el enemigo debes de impulsar de forma rápida la esfera que hay en la habitación que al golpear la estructura central de la habitación revela la verdadera forma del enemigo final. Bien, la forma de matarle es muy sencilla; llegado un momento hará un movimiento de embestida. Al hacerlo, tú deberás evitarle y chocará contra una pared haciendo caer una especie de huevo/esfera en la habitación. En este momento deberás de ser rápido y tirarle este huevo antes de que él o los enemigos de alrededor lo destruyan o del huevo emerja un enemigo, y al impactarle el huevo se quedará como atontado y será el momento justo en el que podrás golpearlo con todo lo que tengas a mano. Cuando le hayas quitado la mitad de la barra de energía mostrará un nuevo ataque consistente en una especie de ataque subterráneo en 3 oleadas que deberás evitar. Al hacerlo, volverá a aparecer el enemigo, repite el proceso anteriormente citado y acaba definitivamente con él.

Al eliminarle te darán el Aplastador de Carcinos y podrás continuar tu camino y activar una palanca para abrir una gran compuerta que hará llegar esta agua hasta Tripetra. Una vez hecho esto haz viaje rápido hacia Tripetra para hablar con el anciano hacedor y recibir la llave del Hacedor, recién forjada en la fragua y recibirás además la posibilidad de transformarte en segador, de forma que podrás liberar la verdadera forma de Muerte y multiplicar el daño de tus ataques durante unos breves segundos. Para poder transformarte en segador debes de rellenar el marcador como en espiral que tienes arriba a la derecha de la pantalla haciendo ataques con las guadañas. Después de esto vete a hablar con Alya y al hablar con ella podrás obtener la misión secundaria de la Fragua del Martillo.

Tu siguiente misión principal en el juego es llegar hasta el Templo Perdido para despertar a un Constructo. Para ello transpórtate hasta Bosquerruin y sigue las indicaciones de la misión principal. De esa forma llegarás a una especie de fortaleza donde dentro podrás ver un especie de robotito pequeño. Es un constructo que a partir de ahora podrás controlar gracias a la llave del Hacedor que recibiste anteriormente. Al montarte en él podrás golpear de forma normal como si controlaras a Muerte en tierra firme y verás que sus "pies" son una esfera parecidas a las que llevas manipulando durante todo el juego. Pues bien, encaja el robot en la hendidura para esfera que verás y desde ahí podrás hacer otro ataque del Constructo consistente en tirar un gancho a una estructura de la pared que tienes en frente. Al hacerlo podrás subir por la cadena que se forma a imagen y semejanza de un puente y poder continuar por la zona. En la siguiente zona mata a todos los enemigos y posteriormente utiliza las bombas para romper las piedras de la pared que te permitirán escalar por ella y poder continuar descendiendo por unas escaleras de caracol.

Finalmente llegarás a una gran habitación donde si miras a tu derecha podrás activar un mecanismo para abrir dos puertas. Una de ellas es un atajo que te lleva hacia el inicio de esta mini fortaleza donde estaba el robot y la otra te permite descender por unas escaleras de caracol destruidas en parte y que deberás de superar corriendo por las paredes. Avanzando por esta zona llegarás a una habitación donde si sigues de frente verás unos travesaños de madera a donde te puedes subir y arriba de ellos un interruptor dorado que al subirte sobre él abre una compuerta para que baje ligeramente una esfera que está encerrada. Hazlo y después vuelve al inicio de la habitación para dar activar el otro interruptor y que abra la siguiente sección donde está la esfera y así poder cogerla al fin.

Una vez con la esfera da al interruptor que baja completamente la columna de tu derecha y ponte con la esfera ahí. Activa de nuevo el interruptor para subir tú y la esfera y cuando llegues arriba date la vuelta y dale un empujón a la esfera para lanzarla hacia la columna de enfrente. Tírate de ahí, escala la pared de enfrente y dale al interruptor para subir hacia arriba del todo esta columna y así poder encajar la esfera en la hendidura del suelo. Al hacerlo podrás hacer un atajo con la zona central de esta mini fortaleza y coger un cofre con muy interesantes ítems.

Una vez en la zona central vete por la puerta donde no habías entrado antes y deberás enfrentarte a los llamados constructos guerreros mancillados. Mátalos y a partir de aquí deberás ir ascendiendo las escaleras y muros que te vayas encontrando para salir de esta mini fortaleza y llegar al Rincón, donde después de hablar con Karn podrás entrar finalmente en el Templo Perdido.

¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)
Flecha subir