DERROTA AL ESCRIBA - Darksiders II

Afronta la mazmorra más intrincada.
·

Bien, aquí afrontarás la penúltima mazmorra del juego y la que seguramente más te hará estrujar la materia gris para superarla. Comienza la mazmorra y ni se te ocurra adentrarte en las aguas turbias que tienes ante ti ya que te drenarán la vida en un santiamén. En su lugar sube por una pared lateral y arriba da a una palanca para activar un mecanismo que "purificará" las aguas y te permitirá atravesarlas y llegar hasta la puerta. Atraviesa la puerta, mata a un par de nuevos enemigos que te acosarán, salta el precipicio que verás y abre la puerta para adentrarte en la habitación principal de esta mazmorra.

Bien, como podrás ver hay una gran puerta de frente a la cual no puedes llegar ya que se encuentra rodeada de aguas contaminadas. Tu objetivo será activar una serie de manantiales puros que van a dar a estas aguas estancadas para así poder purificarlas y poder atravesar la puerta.

Comienza tu búsqueda del primer canal de agua dirigiéndote hacia la derecha y mata a los espíritus vengativos, unos muy poco fieros enemigos que podrás eliminar con las pistolas. Después de esto llegarás a una gran zona al aire libre donde de momento no podrás hacer gran cosa, tan solo ir hacia la derecha, subir las escaleras, luego subir por las paredes y llegarás a una nueva estancia. En esta nueva estancia comienza colgándote de la argolla azul para pasar al otro lado y tomar tierra firme y matar de paso a varios ángeles corruptos. Una vez allí vete hacia la derecha saltando de pared en pared para avanzar a la zona lateral de esta estancia. Nota que si te dejas caer al principio podrás coger un cofre con el mapa de la mazmorra.

PUBLICIDAD

Una vez en el lateral de esta zona avanza por el riachuelo que verás hasta que llegue un momento en el que no puedas avanzar más. Bien, ves el círculo que hay sobre el suelo? Pues pon ahí tu forma petrificada y con uno de tus fantasmas pulsa el interruptor que (este sí) abre la puerta que te permite ir hacia delante. Cambia a tu otra forma fantasmal y avanza por la puerta de la presa que has abierto y verás que a la izquierda podrás subir por una pared e ir como hacia atrás, donde al dar a un interruptor se abrirá el suelo sobre el que estaba tu estatua, podrás recuperar tu cuerpo normal y seguir hacia delante y tirando bombas a las rocas de corrupción podrás despejar tu camino.

Siguiendo hacia delante llegarás a una sala donde obtendrás el llamado Andador del Vacío. ¿Has jugado a Portal? Bien, si lo has hecho no necesitarás muchas explicaciones sobre cómo funciona este artilugio, ya que básicamente es una pistola de portales, solo que en Darksiders 2 sólo podrás dispararlos en las vidrieras circulares azules preparadas para tal fin. Ten en cuenta también que si disparas un portal dejando cargado el disparo durante unos segundos el portal generado te expulsará luego con mayor fuerza que si lo hubieras disparado de forma normal. De momento prueba en esta habitación tu nuevo juguete disparando un portal en la planta baja y otro en la de arriba para así poder salir de la habitación.

Bien, ahora desanda el camino andado y vuelve a la gran estancia donde antes apenas estuvimos de paso y tan solo tiramos hacia la derecha subiendo unas escaleras. Ahora con tu portal podrás atravesar a otras zonas de esta inmensa estancia. Vete tirando portales para ir avanzando y al final te quedarás atrapado junto con un nuevo enemigo llamado Ayfid. Al ser un enemigo alado y volador las pistolas serán tu mejor aliado para ir quitándoles energía poco a poco. Bien, si miras ahora al lateral de donde has luchado contra los Ayfid verás una estatua que está tirando como un rayo. Tu objetivo es unir con un portal este rayo con otra estatua que está por la zona para que se unan ambas por los portales creados y disparen unos rayos que eliminen unas rocas que te impiden pasar.

Una vez hecho esto sigue por el camino recién abierto y a la izquierda verás un recoveco donde podrás tirar unos portales en la pared y el suelo. Hazlo pero deja ambos portales cargados para que tengan más potencia. Sal de ahí y sigue hacia delante hasta que llegues a unas escaleras que deberás subir. Al hacerlo te verás encerrado contra 2 Ayfid y 2 ángeles corruptos. Mátalos y hazte estatua en el medio de la estancia y con cada una de las sombras sube a los postes laterales que hay en la habitación para hacer caer la estatua y que está salga "volando" gracias a los portales cargados hacia otra zona que de otra forma hubiera sido imposible acceder.

Bien, ahora sube por la pared y al final llegaras a una zona con un manantial de agua corrupta. Tira un portal ahí y luego mira hacia abajo y tira otro portal hacia uno de los rayos que verás que salen de una estatua para "transportar" el rayo hacia arriba y purificar el agua de este manantial. Con esto habrás conseguido purificar el primero de los 3 manantiales que debes purificar para acceder a la puerta del principio de la mazmorra. Sigue ahora por el acueducto de agua recién purificada y al final podrás tirar unas bombas para romper unas piedras de corrupción y hacer un atajo y si miras justo hacia detrás verás una pared que es justo por donde debes continuar en tu búsqueda de la segunda fuente a purificar.

Llegarás a una zona donde de frente hay unas escaleras muy largas que van a dar a una puerta con candado azul y a la derecha no puedes continuar al haber unas piedras de corrupción, así que vete hacia la derecha y te quedarás atrapado ante un campeón corrupto y si te pensabas que esto era difícil luego te saldrá otro Campeón Corrupto junto con 2 ángeles corruptos en lo que supone un combate bastante, bastante duro. Continúa hacia delante y llegarás a un sitio donde verás una estatua que emite un rayo y justo al lado como una terraza. Si sales a ella podrás coger una página del libro de los muertos. Tírate por el agujero hacia debajo y mata a 3 ángeles corruptos para que salga una argolla azul que te permitirá engancharte a ella y trepar por las paredes para subir a una zona donde verás 2 palancas giratorias, una reliquia y si vas hacia el final del todo podrás activar un interruptor para hacer un atajo hacia la zona de la estatua que emite un rayo.

Bien, tu objetivo es ir moviendo las manivelas giratorias para subir y bajar las palcas con portales que están al otro lado de una pared y así poder transportarte hacia el interior de la estancia donde no puedes acceder al haber una puerta cerrada.

Bien, comienza dividiendo tu cuerpo y mueve la primera palanca circular para bajar la primera pared y poder tener acceso a la placa que hay detrás. Cambia de cuerpo y dispara un portal en la placa que hay en la pared al lado de donde hiciste el atajo y luego en el que acabas de dejar al descubierto. Por último vuelve a cambiar de cuerpo y gira la segunda palanca para cambiar finalmente de cuerpo y tirarte por el portal de la pared y aparecer al otro lado de la puerta donde podrás activar un interruptor y abrir la puerta. Por último mata a unos ángeles corruptos y abre el gran cofre que hay que contiene la llave azul. Sube hacia arriba, tira unas bombas a las piedras de corrupción y harás un atajo que va a dar justo al lado de la escalera con la puerta con el candado azul. Antes de subir a abrir la puerta vuelve a la zona donde estaba la estatua que tiraba el rayo y pon un portal ahí.

Ahora sí abre la puerta y estarás ante el origen del segundo manantial. Tira un portal que conecte con la estatua y purificarás el agua. En ese momento si vas hacia el acueducto por la parte izquierda podrás coger unos cofres y si vas hacia la derecha es el camino que debes seguir para buscar la tercera y última fuente de agua a purificar.

Siguiendo el camino del acueducto verás que es un camino bastante lineal donde deberás de matar algunos enemigos, saltar por algunas paredes hasta que finalmente llegues a una especie de acantilado donde tendrás que ir tirando portales cargados a placas que en principio están bastante lejos unas de las otras y luego saltando de argolla en argolla hasta que llegues a un sitio donde deberás de enfrentarte a un nuevo enemigo, el psicofonte, un enemigo que en principio no te debería de dar mayores problemas. Una vez que los mates avanza para llegar a otro enrevesado puzle.

De primeras verás una estatua con un rayo, pero de momento ignórala. Llegarás a un sitio donde girando una manivela se gira una estancia para poder pasar dentro. Pues bien, divide tu cuerpo y con un cuerpo gira la manivela y con el otro entra dentro y saca afuera una plataforma levitante de estas que puedes mover. Bien, ya sabes qué es lo siguiente, no? Pon tu cuerpo petrificado encima de la plataforma y mientras con un cuerpo gira la manivela y con otro empuja la plataforma hasta que estés dentro del recinto. Recupera ahora tu cuerpo normal y vuelve a dividir tu cuerpo para girar la siguiente palanca que veas con uno de tus yos fantasmales, la siguiente pared girará y te mostrará la placa donde deberás de poner otro portal con tu otra mitad dividida. Recupera tu forma normal y pon otro portal en la cornisa inferior donde hay otra placa para poner otro portal. A través de ese portal podrás ver otra placa que está dentro de la sección giratoria donde tú ahora mismo no puedes acceder. Dispara ahí otro portal. Ahora vuelve a recuperar tu forma normal y divídete de nuevo para girar de nuevo la palanca con una mitad de tu cuerpo y con la otra da un rodeo para salir de esta zona y tirar desde lejos un portal a la estatua que dispara el rayo. Si lo has hecho bien habrás transportado el rayo. Recupera tu cuerpo normal y al girar de nuevo la palanca al tu soltarla los rayos se conectarán y se destruirá el muro de corrupción negra que te impedía continuar.

Avanza aquí y verás un sello arriba de un manantial de agua corrupta. Pon un sello ahí y otro en la placa a donde ahora está dando el rayo para purificar tu tercer y último estanque de agua. Siguiendo el acueducto de agua deberás de ir poniendo varios portales para superar los diferentes obstáculos que te encuentres hasta que llegues a una zona con agua donde si subes hacia arriba podrás activar una palanca y hacer un atajo a la habitación principal de la mazmorra donde verás que por fin está purificada el agua principal de la estancia y puedes avanzar hacia la puerta principal. Una vez dentro podrás coger una reliquia y deberás de ir poniendo portales cargados con fuerza en la pared para ir ascendiendo. Cuando llegues arriba verás unas inmensas escaleras y al final del todo una puerta justo donde al final te espera el Escriba.

El Escriba es un enemigo sencillo pero tiene una forma muy peculiar de derrotarle. Si te acercas a él te darás cuenta de que te quita muchísima vida en cada golpe. El lugar de darle directamente pon un portal a tu espalda y otro a su espalda y ponte en frente de él. En un momento dado disparará una bola de fuego y si la esquivas conseguirás que se meta en los portales y le de directamente en la espalda. Aprovecha que se queda noqueado para darle lo más que puedas con tus golpes. De vez en cuando subirá hacia arriba y se dejará caer creando una onda expansiva que te hará mucho daño. Para evitarlo pon un portal arriba para meterte por él y estar en el aire cuando se deje caer. Repite varias veces la operación de darle con la bola de fuego a su espalda y cuando esté a punto de morir se dejará caer sobre el suelo rompiéndolo y revelando una placa para poner portales en el mismo suelo. Pues bien, pon un portal ahí, en el suelo y otro en la parte de arriba de la habitación para que cuando te dispare con el laser pase por el portal del suelo y le de a él el golpe de gracia acabando con el Escriba.

No te relajes, ya que sin solución de continuidad deberás de enfrentarte a otro enemigo casi de seguido.

¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)
Flecha subir