Vandal

Explorando Hyrule - The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

Los secretos que nos ofrece el mundo de Hyrule: Cofres, Maimais, piezas, veletas...
·

Deja atrás el Castillo de Hyrule maldito y toma el camino del oeste para llegar a la fragua. Verás a la esposa del herrero, que sigue buscando a Guri. Fúndete con la pared de la casa para llegar al camino trasero. Allí te espera una pieza de corazón.

Sigue en dirección norte por detrás de la fragua y, llegado el momento, verás una bruja que pasa volando por encima de ti. Es Airín, que te dará una campana con la que podrás llamarla siempre que desees. Esto te permitirá volar automáticamente hasta cualquiera de las veletas que tengas activadas en el mapa.

Continúa tu trayecto en dirección norte hasta llegar a la tienda de mineral maestro. Entra en la casa con el agujero en el tejado y habla con Rosso, que te dará el Guante de Fuerza. Ahora ya puedes levantar piedras pequeñas y lanzarlas. Haz lo propio con todas las que hay alrededor de la casa de Rosso y este saldrá para invitarte a que entres y darte un obsequio. Abre el cofre y consigue una rupia púrpura.

PUBLICIDAD

 1

Vamos a estrenar la campana para ir hasta la veleta de casa de Link. Desde aquí, vuelve al bosque oculto donde encontraste a Guri la otra vez. Su madre está enfrente, buscándole, pero tú verás que el chico ya no está. En su lugar, recoge la alforja que hay sobre el tocón. Ahora podrás asignar un segundo objeto en el botón X.

Vuelve a tocar la campana para viajar hasta la casa de la bruja. Verás que junto al río hay un zora que tiene problemas para llegar a la Región de los Zora. Fúndete con la pared de la derecha para llegar al otro lado del río y avanza hacia el este. Tuerce al sur y vuelve hacia el norte por la pendiente de tierra. Baja las escaleras y mete los pies en el agua. Un tipo raro chocará contigo. En cuanto se vaya, entra en la cueva que hay tras la cascada.

La reina Oren está en apuros, y es que el ladronzuelo con el que te has cruzado ha robado la gema pulida. Sal de la cueva y usa la campana para viajar hasta Kakariko. El vendedor ambulante de la izquierda tiene lo que estás buscando, y te costará 200 míseras rupias. Ya es tuya, pero querrás darle un escarmiento al ladrón, ¿no? Sal del pueblo por el norte y pégate al muro. Desplázate hacia la izquierda hasta que estés justo detrás del tipo raro. Vuelve a tu forma original. El ex-ladrón te regalará las Botas de Pegaso, con las que puedes correr a la velocidad del rayo.

Vuelve a llamar a Airín para que te lleve hasta casa de la bruja. De nuevo, fúndete con el muro de la derecha para llegar hasta la Región de los Zora. Avanza hasta llegar a la cueva de la cascada, acércate a la reina y lanza la gema pulida al estanque. Oren te regalará las aletas de zora como muestra de gratitud. Ya puedes nadar con B y bucear con A.

Usa la campana para ir directo a tu casa. Enseguida percibirás algún cambio en la fachada, y es que Rovio ha establecido su propio negocio en tu hogar. A partir de ahora podrás alquilar los objetos que necesites para cada situación. Para seguir esta guía te recomendamos que pilles ahora mismo: bombas, martillo, gancho y báculo del Tornado.

Sal de la casa. Ve hacia el este y luego al sur. Coloca una bomba junto a la cueva bloqueada y entra. Habla con la mamá maimai y acepta su petición de buscar a sus 100 churumbeles. Recibirás el maimapa. Toca el icono cuando ella te lo indique y te explicará cómo funciona. Nada más salir de la cueva verás al primer bebé maimai. Para cogerlo, fúndete en el muro y vuelve a tu forma original cuando estés justo detrás del bichín. Luego recógelo pasando por encima de él.

 2

Viaja hasta casa de la bruja con la campana y entra. En la pared de la izquierda hay otro bebé maimai. Usa el mismo método que antes para capturarlo.

 3

Sal de la casa. Ve por el muro del este para llegar al camino que te lleva a la Región de los Zora. Tras pasar junto a las tres rocas grandes, ve hasta la pared del extremo sur y fúndete para alcanzar el bebé maimai que encontrarás ahí.

 4

Sube las escaleras y ve por la pendiente de tierra. Fúndete con el muro de la derecha con la barra de vigor a tope y desplázate todo el recorrido hasta llegar a la plataforma elevada donde estaba el cofre que viste al llegar. Dentro hay una rupia roja.

 5

Avanza hacia el norte por la pendiente de tierra para llegar hasta lo alto del río que se origina en la cascada. Bajo el agua, un poco más al norte del círculo de rupias, hay otro bebé maimai.

 6

Sigue el curso del río. Después de caer por la segunda cascada, entra en la cueva que hay oculta tras ella. Recoge la pieza de corazón.

 7

Y prosigamos río abajo. No lo dejes hasta encontrar una plataforma a la cual te puedes subir. Trepa la escalera y fúndete en la pared para capturar al bebé maimai.

 8

Vuelve a meterte en el río y desciende todo el curso hacia el sur, hasta que pases por debajo de un puente de madera. Bucea para recoger a otro bebé maimai.

 9

Regresa a tierra firme subiendo por cualquiera de las escaleras cercanas y busca una entrada de cueva bloqueada en el extremo norte de este tramo de curso del río, en el lado oeste. Ábrete paso con una bomba y entra.

Empieza fundiéndote en el bloque móvil y desplázate por la derecha hasta pasar a la plataforma siguiente. Espera a tener suelo bajo tus pies y vuelve a tu forma original. Fúndete en la pared del este y métete por la pequeña rendija para pasar al otro lado. Sube las escaleras del norte, recoge el frasco de vigor y la rupia roja. Ahora pasa fundido por la rendija de la pared sur y desplázate hacia la izquierda. Te encontrarás con otro cazador de tesoros.

Al sur tienes una plataforma móvil y una pared con rendijas. Ve avanzando por ella combinando la forma original con la de pintura y así llegar hasta la plataforma central, donde hay un interruptor rojo en el suelo. Muévete hacia el sur y sube sobre la pequeña plataforma móvil. Golpea los dos cristales y cruza al otro lado por la plataforma del este. Sube las escaleras y, desde lo alto, fúndete en la pared para desplazarte hacia el norte de la sala y acabar sobre una pequeña plataforma.

Sube a la plataforma móvil del norte en cuanto se acerque a tu posición. Esta te llevará hasta el cofre con el premio por tus esfuerzos: una rupia plateada.

 10

Sal de la cueva y ve una parcela al oeste para llegar al cementerio. Rompe los arbolitos que bloquean la lápida central y baja las escaleras. Avanza una sala y ve hacia el oeste para subir las escaleras. Recorre toda la pasarela y, al final de esta, fúndete en la pared para desplazarte hacia la derecha y llegar hasta la pieza de corazón.

 11

Atraviesa todo el pasadizo secreto hasta llegar al santuario. Sal del edificio, guarda partida en la veleta y busca el bebé maimai en el muro del oeste.

 12

Ve un poco más hacia el oeste y encontrarás un pequeño estanque. Baja las escaleras y sumérgete en el agua para recoger a otro bebé maimai.

 13

Desde el lago, avanza hacia el noreste para encontrar un cofre rodeado de tocones de madera en lo alto de la colina. Equípate el martillo y aplasta los tocones para acceder al cofre. ¿El premio? Una rupia plateada.

 14

Sigue el camino del norte hasta llegar a la tienda de mineral maestro. Justo detrás de la casa hay una cueva bloqueada por un tocón. De nuevo, usa el martillo y entra. Abre el cofre y gana otra rupia roja.

 15

Sal de la cueva. No muy lejos de la casa de Rosso, en el muro del este y bajando hacia el sur, hay un bebé maimai esperando a que lo rescates. Ya sabes lo que tienes que hacer.

 16

Desde casa de Rosso, ve por el camino que forman los árboles hacia el noroeste. Llegarás a la entrada del Bosque Perdido. Dirígete al sur y levanta las primeras piedras para descubrir un bebé maimai oculto debajo de una de ellas.

 17

Sigue hacia el oeste y métete en el tronco que hace de túnel. Justo en medio verás que hay un finísimo pasillo por el que podrás entrar si te desplazas fundiéndote en el muro. Al otro lado hallarás una pieza de corazón.

 18

Vuelve al tronco y avanza hacia el oeste hasta la parcela donde hay un cartel de advertencia sobre el Bosque Perdido. En el lado izquierdo hay tres arbustos, y bajo uno de ellos te espera otro bebé maimai.

 19

Haz el camino inverso, pero no salgas de la zona por el noreste. En su lugar, ve por el tronco del sur. Encontrarás a un bebé maimai en lo alto del último árbol. Choca contra el árbol manteniendo pulsado el botón L; así harás caer al bichito.

 20

Ve una parcela al oeste y sal por el camino del sur, en dirección a Kakariko. Golpea los dos tocones con el martillo y levanta la pequeña roca de enfrente. Debajo hay un bebé maimai.

 21

Vuelve a adentrarte en el Bosque Perdido y sal por el camino de más al suroeste hasta entrar a Kakariko por encima de la colina. Quita las dos piedras pequeñas de la cornisa y lánzate al agujero de abajo. Mata a todos los enemigos y sube las escaleras para recoger una pieza de corazón.

 22

Sal de la cueva y, desde la veleta, ve hasta el extremo este del pueblo. Hay dos arbustos rodeados con valla. Debajo del segundo te espera un bebé maimai.

 23

Entra en la casa más cercana y habla con la mujer. Ve afuera y sube a la colina donde vive Sahasrahla. Coge el cuco y salta hacia el tejado de la casa de la que vienes. Suelta al animalito, levanta la roca y rescata al bebé maimai.

 24

Si entras en la casa y hablas de nuevo con la mujer, esta te obsequiará con una rupia roja, como agradecimiento por haber recuperado la calma por las noches. Vuelve a la colina donde está la casa de Sahasrahla y entra en el almacén de la izquierda. Dentro, fúndete con la pared para alcanzar el cofre que hay al otro lado de los barrotes. Contiene una rupia plateada.

 25

Sal de Kakariko por el camino del norte. Fúndete con la tela de la tienda de campaña para recoger el bebé maimai que hay pegado en ella.

 26

Ve a la parcela que queda justo al norte de la fragua, detrás de la colina donde está la casa. En uno de los árboles hay un bebé maimai escondido, aunque no podrás verlo hasta que choques contra el árbol y lo hagas caer.

 27

Junto a la fragua, en el lado oeste, hay unas baldosas grises en el suelo. Ponte sobre ellas y equípate el báculo del Tornado. Úsalo aquí y las baldosas se desvanecerán, dejando tras de sí algunas rupias y un bebé maimai.

 28

Ve hacia el este, hasta el camino junto al río que rodea el Castillo de Hyrule por el sur, y repite procedimiento con el báculo del Tornado.

 29

Cruza el puente al Castillo de Hyrule y rodea la muralla hasta el extremo del lateral oeste. Choca contra el árbol para que caiga otro bebé maimai.

 30

Ahora dirígete al extremo del lateral opuesto del castillo, al este. Hallarás una pieza de corazón rodeada de rocas pequeñas que ya puedes apartar.

 31

Usa la campana para llegar rápidamente a casa de Link. Fúndete en la pared y ve hacia la parte trasera para capturar a un bebé maimai.

 32

Baja la colina de la casa de Link por el oeste y choca contra el árbol que queda al norte, donde hay escondido otro bebé maimai del que solo puedes escuchar el llanto.

 33

Ve hacia el suroeste para llegar hasta la explanada donde encontraste a Guri y posteriormente conseguiste la alforja. En el árbol más al norte hay un bebé maimai, al que tienes que hacer caer chocando contra el tronco.

 34

Toma el camino del noroeste para llegar al rancho de cucos. Golpea el árbol que atraviesa la valla por el lado derecho para descubrir otro bebé maimai.

 35

En la parcela oeste del rancho de cucos está el minijuego rupias a mansalva. Consiste en recoger el mayor número de rupias posibles en un tiempo máximo de 30 segundos. Lo intrincado del asunto es que no hay ningún temporizador en pantalla, así que deberás calcular el tiempo tú mismo usando el móvil o cualquier reloj. La gracia está en aprovechar el bonus que se obtiene por apurar el tiempo antes de ir a hablar con Rupinda y dar por finalizado el minijuego:
3 segundos o menos restantes = tus rupias se duplican.
1 segundo o menos restantes = tus rupias se triplican.
Consigue un récord de más de 100 rupias y obtendrás una pieza de corazón como premio. Además, no olvides fundirte en la pared del suroeste para rescatar a un bebé maimai.

 36

Ve hacia el desierto del sur, yendo primero hacia el este y pasando luego fundido por la pared para esquivar la gran piedra que te obstaculiza el paso. Muévete hacia el oeste y sube la escalerilla. Fúndete en la pared y desplázate por todo el muro hacia la derecha, hasta que puedas volver a tu forma original en la plataforma donde hay un cofre. Ábrelo para obtener una rupia plateada.

 37

Ya con la barra de vigor a tope, vuelve a fundirte en el muro y sigue todo el recorrido hasta dejarte caer en un terreno con varias rocas pequeñas y una grande. Entra en la cueva si quieres conseguir algunas rupias extra. Luego toca la campana y viaja hasta la casa de Link. Desvíate por el primer camino que va hacia el sur. Verás un bebé maimai en lo alto de un pilar, así que choca contra él y hazlo caer.

 38

Al suroeste de esta posición encontrarás otro bebé maimai sumergido en el pequeño río que rodea la entrada a un templo.

 39

Regresa frente al camino por el que llegaste a esta zona, al norte. Justo en el lateral oeste hay dos pequeñas piedras pegadas al muro. Pon una bomba entre ambas para abrir la entrada de una cueva secreta. Habla con el vendedor que hay dentro y ofrécele tu ayuda. Cuando te lo pida, entrégale un fruto fugáceo (lo puedes comprar en la tienda de utensilios de Kakariko por 50 rupias). A cambio, él te dará una rupia plateada.

¿Quieres más cuevas secretas? Ve hacia el sureste de la zona, cerca de donde se llega al Lago Hylia. Pon una bomba entre los dos pilares que hay en el muro y entra. Elimina a los enemigos y bucea en el pequeño estanque que hay al norte para recoger un bebé maimai.

 40

Sal de la cueva por la puerta del oeste. En el exterior te espera una pieza de corazón.

 41

Vuelve a entrar en la cueva y haz el camino inverso para regresar al exterior. Ve en dirección este para llegar al Lago Hylia. Adéntrate en el agua y nada hacia el este para hallar un bebé maimai sumergido.

 42

Trepa por la escalera que tienes justo al norte. Usa el báculo del Tornado sobre las baldosas grises del suelo y pisa el interruptor, así ya tendrás la entrada de la Mansión de los Vientos abierta para más tarde. Ahora ve por el lado derecho y repite con la baldosa solitaria. Debajo se esconde un bebé maimai.

 43

Aprovecha también para activar la veleta ("Mansión de los Vientos") y guardar partida. Lánzate al agua y sigue el río hacia el norte hasta llegar junto al puente que te lleva al Castillo de Hyrule. A su derecha hay un bebé maimai.

 44

Pasa por debajo del puente y llegarás a una zona secreta. Sube la escalera y habla con el abuelo pajarero para que te regale tu segunda botella. Regresa al Lago Hylia y baja todo el curso del río hasta que puedas desviarte hacia el este. No tardarás en avistar otro bebé maimai bajo el agua.

 45

Sigue el río por el norte y nada hasta llegar a su final. Encontrarás un mensaje en una botella.

 46

Sube por la escalerilla más cercana y entra en la cueva. Usa el báculo del Tornado para disipar el fuego y sigue adelante. Estás en una fuente de hadas, y si miras a tu izquierda verás que hay un cofre. Sal de la cueva y pon una bomba unos pasos a la izquierda de la primera entrada. Así te abrirás camino y podrás recoger el cofre, en cuyo interior hay una rupia dorada. ¡Uau!

 47

Regresa al exterior y trepa la escalera de la derecha. Habla con el hermano Presto, que te propondrá una carrera por 20 rupias. Tendrás que correr atravesando toda Hyrule hasta la tienda de mineral maestro, al norte, así que te conviene tener las botas de Pegaso y tomar la ruta más corta. Consíguelo en menos de 75 segundos y desbloquearás el siguiente nivel. Si fallas, vuelve a hablar con el hermano en la meta para reiniciar la carrera automáticamente. Completa la segunda tanda en menos de 65 segundos para obtener una pieza de corazón.

Toca la campana y pídele a Airín que te lleve al Templo del Este. Ve hacia el sur y haz estallar la cueva bloqueada con una bomba. Entra y fúndete en la pared del fondo para pasar al otro lado y coger otra pieza de corazón.

 48

Déjate caer a la plataforma inferior y sal de la cueva por aquí. Ve hacia el suroeste para encontrar un bebé maimai encaramado en lo alto de un árbol. Choca contra el tronco y hazlo caer.

 49

Ve hacia el este y luego tira al sur hasta encontrar una pieza de corazón rodeada de tocones de madera. Aplástalos con el martillo y será tuya.

 50

Puedes abrir la cueva de atrás con una bomba; dentro hay una fuente de hadas. Hecho esto, regresa al Templo del Este y atraviesa la puerta que abriste tras los pilares con el símbolo del arco. Déjate caer al piso inferior del otro lado y entra por la estructura. Fúndete en la pared para pasar a través de los barrotes y ve junto al cazador de tesoros. Ahora fúndete en el bloque móvil y pasa al siguiente cuando estén alineados. Sigue jugando entre dimensiones y acabarás alcanzando el cofre. Tu premio es una rupia plateada.

 51

Sal de la cueva y regresa a los pilares con el símbolo del arco. Fúndete en el muro de la derecha para llegar hasta un bebé maimai.

 52

Fúndete en la pared y sigue desplazándote a la derecha. Ve hacia el norte y verás un cofre en una colina elevada. Es momento de estrenar el gancho, aunque para ello tendrás que tirarte por la cornisa del sureste y subir las escaleras del norte, para así estar a la misma altura que el poste al que te vas a enganchar. Haz lo propio y abre el cofre para obtener una rupia roja.

 53

Regresa a la colina desde la que disparaste el gancho, elimina a la estatua solitaria y fúndete en la pared para desplazarte hacia la izquierda. Así alcanzarás otro cofre, esta vez con una rupia plateada.

 54

Pon una bomba frente a la cueva bloqueada de abajo para abrir un atajo hasta la casa de la bruja. Ahora seguiremos hacia el sur, saliendo de los alrededores del Templo del Este y llegando hasta el tramo de río superior al Lago Hylia. Frente a la cueva de la gran hada hay toda una hilera de árboles. Choca contra el tronco del de más al este para hacer caer a un bebé maimai.

 55

Sigue el curso del río por la derecha hasta que ya no puedas avanzar más. Fúndete en el muro y desplázate para llegar a una cornisa con un cofre. Dentro tiene una rupia roja.

 56

Vuelve sobre tus pasos hacia el norte y luego al oeste. Llegarás a un pequeño valle desértico y enseguida verás al bebé maimai que espera ser rescatado en lo alto de una gran roca.

 57

Toca la campana y vuela hasta Kakariko. Visita el Bar Lácteo, donde tendrás que hablar con el barman, que te dará un poco de leche extra para la persona misteriosa que escribió el mensaje de la botella. Sal del bar y ve hasta el norte de Hyrule, cerca de casa de Rosso. Sigue el muro del este hacia el sur y llegarás a una cueva, cuya entrada está tapada por varias piedras. Quítalas de en medio y pasa para dentro.

Recorre todo el túnel hasta salir a los pies del volcán. Sigue el único camino posible hasta que llegues frente a una escalera. Súbela un momento para activar la veleta ("Montaña de la Muerte").

 58

Baja la escalera y entra en la cueva de la izquierda. Abre el cofre para conseguir una rupia azul.

 59

Sal de la cueva y fúndete en esta misma pared para alcanzar la plataforma elevada de la izquierda. Rompe las rocas con una bomba y entra en la cueva. Abre el cofre y obtendrás una rupia púrpura.

 60

Regresa al exterior y vuelve por el muro hasta la plataforma de la veleta. Fúndete en la pared y desplázate hacia la derecha para llegar a un pequeño balcón con una cueva. Dentro hay una fuente de hadas, pero también un cofre al que llegarás aplastando las rocas con el martillo. Contiene entrañas de monstruo.

 61

Sal de la cueva y déjate caer al terreno inferior. Levanta la pequeña piedra solitaria para hallar un bebé maimai.

 62

Vuelve al lugar de la veleta y entra por la puerta. Sube las escaleras y esquiva las rocas rodantes mientras vas ascendiendo por la pendiente, fundiéndote en la pared cuando necesites ponerte a salvo o sortear agujeros. En lo alto de todo verás un cofre tras unos tocones de madera, que deberás aplastar con el martillo. En él hallarás entrañas de monstruo.

 63

Sigue avanzando hacia la izquierda y, ignorando la primera salida, dirígete a la de más arriba. Aparecerás en un balcón con un cofre, en cuyo interior hay una rupia roja.

 64

Además, a tu derecha hay un bebé maimai esperando a ser rescatado.

 65

Ve ahora por la cueva del oeste y asciende todas las escaleras, esquivando las rocas, hasta llegar al lado superior derecho, donde te aguarda un cofre con entrañas de monstruo.

 66

Sigue el piso superior hacia la izquierda y ve al exterior. Fúndete en la pared y déjate caer sobre la pequeña cornisa que hay debajo, de manera que podrás ir hacia el norte por ahí y llegar hasta una pieza de corazón.

 67

Si continúas hasta el fondo llegarás a una fuente de hadas. Déjate caer a la plataforma inferior y ve afuera. Sigue el camino hacia la derecha y activa la veleta ("Torre de Hera").

 68

También puedes aprovechar para aplastar los tocones de madera con el martillo, de manera que ya tengas despejada la entrada en el futuro. Ahora ve por el camino del este, pues vamos a visitar la Mina de Rosso. El puente está roto, por lo que tendrás que equiparte el gancho para sujetarte a los tocones. Ten cuidado con el enemigo que hay al otro lado, porque es uno de los más duros que hay en el juego. No te detengas a combatir, ¡pasa corriendo y déjalos atrás!

Antes de entrar en la cueva del este, ve por detrás de la colina y avanza por la derecha. Despeja la zona de enemigos y fúndete en la pared del montículo central para liberar al bebé maimai que hay en el lateral este.

 69

Entra en la cueva. Ponte en el centro, entre los dos pilares con el símbolo, y dispara el gancho contra la placa de madera que hay en la pared de enfrente. Justo en el momento en el que impactes contra ella, pulsa A para fundirte. Desplázate hacia un lado para tocar suelo y volver a la forma original. Sube la escalera de atrás y repite procedimiento. Quedarás sobre una pasarela móvil. Deja que te lleve hasta la pared oeste, fúndete y desplázate hacia la plataforma del norte.

Usa el gancho para tirar de la palanca que hay en la pared del fondo. Pasa por la pasarela que acabas de desplegar y repite gancho/pintura con el panel de madera. Sube las escaleras y, en lo más alto, fúndete con la pared y desplázate hacia la derecha hasta la plataforma con el interruptor. Actívalo. Súbete a la pequeña plataforma móvil para alcanzar la plataforma central. Desde aquí, dispara al panel de madera que queda a tu izquierda. Fúndete con la pared al impactar y desplázate hacia la izquierda hasta llegar a la pequeña plataforma. Con tu forma original, llega al cofre y obtén una rupia plateada.

 70

Ya puedes salir de la cueva y volver sobre tus pasos para entrar en la cueva que lleva a la Mina de Rosso. Ve a la sala contigua y sube sobre la plataforma roja móvil. En cuanto se detenga, déjate caer a la plataforma inferior, por la izquierda. Cuidado con los enemigos que aparecerán en este momento. De nuevo, desciende hasta la plataforma inferior y deja que te lleve a una plataforma octogonal, donde un par de enemigos feroces te pondrán las cosas difíciles.

Rápidamente, fúndete con la pared de la izquierda y pasa al lado opuesto, situándote sobre la plataforma cuando esté pegada a ti. Prepara el martillo y golpea la cara sonriente cuando estés pegado al pilar central. Ponte encima de la cara aplastada y deja que te impulse hacia arriba. Repite con las siguientes hasta llegar a lo más alto y poder coger la pieza de corazón.

 71

Ahora tendrás que recorrer todo el camino a la inversa, dejándote caer sobre las plataformas inferiores. Al llegar a la plataforma octogonal con los enemigos, fúndete en la pared del sur y pasa al lado opuesto para posicionarte sobre otra plataforma roja móvil. Ve pasando de plataforma en plataforma y, cuando haya dos entre las que elegir, toma la de la izquierda. Finalmente podrás salir. En el exterior, fúndete con la pared y cruza al balcón de enfrente. Habla con el alpinista. Él mismo cogerá la leche extra que llevas encima y te entregará la botella vacía como pago por el favor.

Vuelve a fundirte en la pared y déjate caer al terreno inferior. Levanta la pequeña piedra para descubrir un bebé maimai bajo ella.

 72

Entra en la cueva. Ponte sobre la plataforma roja y sigue todo el recorrido hasta regresar a la plataforma octogonal con los enemigos. Es el turno de la pared del este, así que fúndete y toma la plataforma que llegará por allí. Ve dejándote caer de plataforma en plataforma hasta poder salir por el sur. Al sureste tienes una cueva con una gran hada. Sigue el camino del noroeste que indica el letrero y llegarás a un puente cortado. Saca tu gancho y usa los postes para avanzar.

Al otro lado del puente hay varias piedras, y bajo una de las pequeñas tienes un bebé maimai.

 73

Y esto es todo lo que puedes conseguir en Hyrule a estas alturas de la aventura. Ahora es momento de elegir si vas a seguir con la Mansión de los Vientos o la Torre de Hera. Nosotros empezaremos por la primera.

Flecha subir