Vandal

Buscando a Sahasrahla - The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

Seguimos avanzando por el juego, ahora en busca de Sahasrahla.
·

Al despertar estarás en tu casa, donde conocerás a Ravio, que tras pactar su estancia te regalará el brazalete de Ravio.

Tienes que volver al Castillo de Hyrule. Toma el camino de la izquierda, luego ve hacia el norte y sigue el curso del río hacia el este hasta dar con el gran puente de piedra. Entra en el patio del castillo, donde verás a varios soldados entrenando. Habla con el de la derecha para aprender a realizar el ataque circular.

A continuación, habla con el soldado del fondo. Él no querrá dejarte entrar, pero Impa oirá lo que ocurre y te abrirá las puertas. Entra y deléitate con la maravillosa historia de Hyrule (examina los murales en el orden que indican los puntos del suelo) mientras esperas a que Impa regrese a por ti. En cuanto te llame, sube por las escaleras y entra en la sala del trono, donde verás por primera vez a la princesa Zelda.

PUBLICIDAD

La princesa te dará las indicaciones que necesitas para seguir tu aventura y te obsequiará con un amuleto. Ya puedes salir de la estancia y explorar el castillo. En el ala oeste, en la planta baja, hay un cofre con una rupia azul.

Desde el piso superior de cualquiera de las dos alas, sal por la puerta del sur. En la zona central de la muralla hay un soldado que no te deja pasar. Sigue todo el recorrido de la muralla por el lado este hacia el sur y encontrarás otro cofre, que contiene una rupia púrpura.

 1

Hecho esto, regresa a la fragua y habla con la madre de Guri, que te informará de que el muchacho ha desaparecido. Yendo por el lado izquierdo llegarás al pueblo Kakariko. Avanza por las parcelas del oeste para encontrar al Abuelo StreetPass, que te contará las bondades sobre las funciones StreetPass del juego. Ahora podrás configurar tu personaje y visualizar los desafíos que puedes ir completando al combatir contra Links Tenebrosos.

La casa que buscas está al norte del pueblo, subiendo las escaleras del terreno elevado. Entra por la puerta de la derecha. Tras conocer a Sahasrahla, vamos a explorar un poco Kakariko. Antes que nada, baja las escaleras y activa la veleta que hay frente a ti ("Kakariko").

 2

Muévete hacia la parcela de la izquierda para que un vendedor ambulante llame tu atención. Acércate a la botella de la alfombra y cómprala por 100 rupias. Justo al oeste tienes la tienda de utensilios, donde podrás comprar un fruto fugáceo (50 rupias), un fruto acidérrimo (30 rupias) y un escudo (50 rupias). Los dos primeros objetos te pueden ser útiles, pero el último es indispensable. Cómpralo ya. Si vas mal de rupias, entra en la cueva que hay al norte de la tienda, donde podrás abrir un cofre que contiene una rupia roja.

 3

Ve ahora a la casa que hay al sureste de la veleta. Habla con el abuelo abejero para que te entregue una red y te pida que le caces todas las abejas que vayas encontrando en tu aventura. Ten en cuenta que necesitas tener una botella para que te dé la red.

Puedes estrenar tu red en la zona de hierba alta al suroeste del pueblo. Vuelve a la casa del abuelo abejero para dársela y obtener una rupia púrpura como recompensa. Te hablará entonces de la abeja dorada, un espécimen de lo más raro y que se vende por un precio muy alto.

En la parcela inferior está el Bar Lácteo. Aquí puedes llenar tu botella de leche para recuperar cinco corazones al beberla, o escuchar una canción de los bardos.

La casa que queda al noreste te permitirá probar suerte con el concurso de cofres del tesoro. Participar te costará 50 rupias, y jugando puedes doblar la cantidad o perderla. Aparecerán ante ti dos cofres: uno contiene una rupia plateada y el otro una rupia normal. ¡Escoge uno y buena suerte!

Sigue el curso del río hacia el norte y adéntrate en el pequeño bosque para encontrar una tienda de campaña. Dentro hay un vidente que te puede dar pistas sobre tus próximos pasos en la aventura. Quizá no te interese la opción, pero entra igualmente para que te dé las gafas de las pistas. Regresa a Kakariko y sal del pueblo por el camino del sur.

A la izquierda verás un rancho de cucos, donde podrás jugar al minijuego cucos a tutiplén. Consiste en esquivar a los cucos durante 30 segundos. Hay tres niveles de dificultad (y uno adicional para hacer récords). En los dos primeros conseguirás rupias, pero en el tercero ya te darán algo gordo: una pieza de corazón. En el modo adicional Sin límites puedes conseguir también grandes premios:

100 segundos = 100 rupias
300 segundos = 300 rupias
500 segundos = 500 rupias
800 segundos = 800 rupias
999 segundos = 3000 rupias + Cuco gigante

Ve hacia el este y sigue el sendero hasta que veas varios arbustos tapando un caminito entre árboles que va hacia el norte. Córtalos y adéntrate para encontrar a Guri, que está sentado en un tocón en el centro de la explanada. Parece que no le preocupa mucho que se haya llenado todo de monstruos, así que no insistas más. Regresa a casa de Link por la derecha.

Adéntrate por el camino del sur y llegarás a una zona bastante peligrosa llena de enemigos. Atraviésala yendo hacia el suroeste hasta que encuentres la entrada a una cueva de la gran hada. Con la salud restaurada, dirígete en dirección contraria, hacia el Lago Hylia. Al norte encontrarás otra cueva. Entra e ilumina los dos braseros con la lámpara. Aparecerá un cofre con una rupia púrpura.

 4

Vuelve a casa de Link y ve hacia el este, siguiendo el río. Cruza el puente y ve todo recto hacia el norte hasta que des otra vez con el río. Sigue en dirección norte, ignorando el puente de madera a tu izquierda, hasta que ya no puedas seguir más. Ve por la derecha y encontrarás una veleta para activar ("Casa de la bruja").

 5

En la casa de la bruja podrás comprar pociones. De momento la única disponible es la poción roja, que te cura hasta ocho corazones. Ahora mismo no la necesitas, pero ya sabes dónde encontrarla en el futuro. Si vas mal de salud, saluda a la bruja para que te restablezca toda la vida.

Vuelve sobre tus pasos y, antes de cruzar el puente de piedra por el que vas hasta tu casa, desvíate a la derecha. Es momento de dirigirse al Templo del Este. Sigue el camino hacia el norte y pronto llegarás a una zona con arcos de piedra. Pasa por ellos y sube las escaleras. Necesitas el arco, así que examina los letreros violeta de arriba para descubrir que Ravio tiene lo que necesitas. ¡De vuelta a casa de Link!

Cuando entres, empezará una conversación con Ravio. Te preguntará si recuerdas el símbolo de los pedestales de piedra. Escoge la tercera opción, la del dibujo del arco.

 6

Obtendrás el arco y flechas alquilados. Ya sabes: todo lo alquilado se perderá si mueres. En cambio, lo que compres permanecerá siempre contigo. Al salir de la casa se te explicará cómo funciona la barra de vigor. Practica un poco con el arco y regresa a la entrada del Templo del Este: derecha, arriba, derecha, arriba.

Sube a la plataforma con las escaleras y dispara una flecha a cada una de las esferas de cristal que tienes a lado y lado. Se iluminarán y la puerta de enfrente se abrirá. Ve por ella. Sigue el camino de la izquierda y sube las escaleras con las estatuas. Ve eliminando a todas las estatuas que obstaculizan el camino y llegarás hasta un cofre que contiene una rupia roja.

 7

Fíjate en la cruz marcada en tu mapa de la pantalla inferior para conocer tu destino. No necesitas seguir ningún camino concreto, pues fácilmente llegarás hasta allí yendo hacia la derecha. Sube las escaleras para encontrarte con Osfala. Antes de adentrarte en tu primera mazmorra, activa la veleta ("Templo del Este") que tienes al lado.

 8

Flecha subir