Vandal

Templo del Este - The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

La primera gran mazmorra del juego, paso a paso, con todos los cofres.
·

Nada más entrar, ponte sobre el interruptor que hay en la esquina inferior derecha. Esto abrirá el pasaje del norte, donde podrás recoger algunas rupias. Vuelve a la sala principal y, con el arco, dispara una flecha a la esfera de cristal que hay al otro lado del vacío. El suelo se cerrará y podrás pasar. Al cruzar, fíjate que hay otra esfera en la plataforma al oeste. Dispara flecha y se abrirá la puerta. Regresa a la sala anterior y sigue el pasillo de la izquierda para alcanzar el cofre. Contiene una rupia roja.



Ya puedes regresar al camino central y seguir adelante. Baja las escaleras y esquiva las bolas que ruedan por este corredor. Desvíate por el lado izquierdo y luego hacia el sur. Sube las escaleras y cruza la pasarela. Al otro lado, ve por el pasillito del norte y ponte sobre la baldosa interruptor. Entra por la puerta que acabas de abrir.

Posiciónate sobre la plataforma que sube y baja. Dispara una flecha a la esfera de la derecha cuando estés en el punto más elevado y en la de la izquierda cuando estés en el más bajo. Date prisa y alcanza la plataforma donde está el cofre, con el que conseguirás tu primera llave pequeña.

PUBLICIDAD

 1

Desciende las plataformas y ponte otra vez sobre la que sube y baja. Cuando esté en el punto más bajo, avanza hacia el sur y llegarás a otra sala. Es una fuente de hadas. Aprovecha para capturar una con la red y embotellarla. Las hadas restauran hasta cinco corazones, igual que la leche, con la ventaja añadida de que se activarán automáticamente para resucitarte si Link muere.

Vuelve sobre tus pasos hasta la sala de las bolas rodantes. Cruza la pasarela y baja las escaleras. Ve por la puerta de la izquierda. Elimina a todos los enemigos y sigue por la puerta del suroeste. Sube las escaleras y abre la puerta de la derecha poniéndote sobre la baldosa interruptor que tiene justo delante. No vayas aún por ella. En su lugar, ve hacia el norte y abre el cofre para obtener la brújula.

 2

Desde el cofre, lánzate al piso inferior y descubre un pasaje secreto yendo a través de la plataforma sobre la que estabas hace un momento. Pisa la baldosa interruptor para que aparezca un cofre, que contiene una rupia roja.

 3

Vuelve a la sala anterior y sal por la derecha. Sube las escaleras y abre la puerta con la flecha roja. Ponte sobre el interruptor del centro para que las estatuas cobren vida. Tras eliminarlas, un portal verde aparecerá ahí mismo. Sirve para teletransportarse al inicio de la mazmorra.

Sigamos por la puerta del este. Explora todos los recovecos de esta estancia valiéndote del escudo para que no te dañen las flechas que se disparan desde los mecanismos. En el extremo sur de la pasarela tienes una baldosa que, al pisarla, te abrirá la puerta de abajo. Además, al matar todos los enemigos de la sala aparecerá un cofre en el extremo norte de la pasarela. Contiene entrañas de monstruo. Este ingrediente sirve para las pociones que te fabrica la bruja.

 4

Ve por la puerta del sur. Activa primero el cristal más alejado con un disparo en diagonal. Luego activa el más cercano poniéndote sobre la plataforma que acabas de hacer móvil. Sube las escaleras y entra por la puerta que has abierto.

Súbete a una de las plataformas que dan vueltas y activa los cuatro cristales del centro mientras vas esquivando las flechas que se disparan desde los mecanismos. Esto hará que aparezca un cofre en el lado derecho, donde podrás recuperar corazones rompiendo las vasijas. Abre el cofre y obtén una llave pequeña.

 5

Regresa a la sala anterior y ve por el camino central hasta la puerta grande con cerradura. Lanza una flecha al cristal que hay a tu izquierda. Esto hará que se active una plataforma que te permitirá alcanzar la puerta de la izquierda. Elimina a los tres enemigos de la siguiente sala y abre el gran cofre. Contiene la gran llave.

 6

Sube las escaleras del sur, cruza la pasarela y entra por la puerta de la derecha. Golpea el cristal. Vuelve sobre tus pasos hasta la sala grande y ponte sobre la plataforma móvil. Dispara una flecha al cristal del norte cuando estés en el punto más elevado. Antes de ir a por el jefe final, vuelve por el pasillo del lado derecho y llega hasta la sala con el portal de teletransporte. Ve por la puerta de la izquierda.

Avanza con cuidado sin que te dañen las bolas y ponte sobre la baldosa interruptor del lado izquierdo. Sube por las escaleras y baja por el otro lado. Ahora ponte sobre la baldosa interruptor más cercana, que hará que estas escaleras que acabas de bajar se plieguen en la pared. Corre a su posición para pisar la baldosa que escondían debajo. Así aparecerá el cofre en la esquina opuesta. Ábrelo para obtener entrañas de monstruo.

 7

La baldosa interruptor del suroeste te abrirá la puerta de abajo. Por aquí llegarás directamente a la sala de la gran puerta. Ábrela y prepárate para tu primer jefe de mazmorra... ¡Yuga!

Yuga irá invocando soldados de vez en cuando, a los que puedes derrotar con un par de espadazos. Además, te irán soltando corazones al morir. Lo que tienes que hacer es guardar el arco para Yuga, disparándole antes de que suelte su rayo —que tienes que esquivar—. Lo mismo sucede con el ataque de fuego que se desplaza por las paredes. Llegado el momento, Yuga se enfurecerá y hará aparecer tres soldados en lugar de dos. También el rayo será por duplicado. Mantén tu estrategia y acabará cayendo.

Tras el combate, Yuga convertirá a Link en pintura. No obstante, un poder extraño procedente del brazalete de Ravio te permitirá liberarte pulsando el botón A. Hecho esto, recoge el contenedor de corazón y fúndete con la pared del fondo. Desplázate hasta entrar por la ranura de la pared y ve hacia la derecha hasta que llegues a una plataforma. Vuelve a tu forma original y rompe la vasija para conseguir un frasco de vigor (restaura tu barra de vigor al completo).

Vuelve a fundirte con la pared hasta regresar a la sala del combate y, esta vez, fúndete desde la derecha para desplazarte hacia el otro lado. Desde esta nueva plataforma, fúndete con la pared y desplázate hacia la derecha hasta llegar a una plataforma más baja. De nuevo, fúndete para seguir el reguero de rupias pintadas en la pared y llegar hasta otra plataforma, donde te espera un cofre con una rupia plateada.

 8

Regresa al balcón anterior por la misma pared por la que llegaste y utiliza la plataforma móvil para descender. La siguiente pasarela se pliega en la pared, así que tendrás que fundirte cuando esté a punto de desaparecer y volver a tu forma original cuando emerja para seguir avanzando.

A continuación tendrás que fundirte con una pared móvil. Así podrás pasar al balcón del otro lado. Fúndete en la pared, pero no te metas por la rendija aún. En su lugar, desplázate hacia el norte para llegar hasta otro balcón con cofre (contiene una rupia púrpura).

 9

Ahora sí, fúndete con la pared y métete por la rendija. Estarás en la primera sala del templo, ¡pero no te vayas todavía! Ve a la pared de la derecha, justo en el lado opuesto, y entra por la rendija. En el balcón del otro lado de la pared hay un cofre con una rupia plateada.

 10

Regresa por la rendija de la pared y sal del templo. Te encontrarás con Sahasrahla, con el que regresarás al Castillo de Hyrule, descubriendo que está cubierto por una barrera mágica. También se desvelará que lo que te entregó la princesa Zelda era el Colgante de Valor, por lo que tienes que ir a por los otros dos colgantes. Ahora puedes ir a la Mansión de los Vientos o la Torre de Hera. La decisión es tuya. Ambos destinos aparecen marcados en el mapa con una cruz.

Pero antes, ¿qué tal si exploramos Hyrule un poco más?

Flecha subir