Vandal

Combate naval en Sea of Thieves - Los mejores consejos y técnicas

¡Las aguas de Sea of Thieves pueden ser muy peligrosas! sigue estos consejos y recomendaciones para dominar en las batallas contra otros barcos.
Combate naval en Sea of Thieves - Los mejores consejos y técnicas
·
Los combates marítimos serán muy habituales y complicados, por lo que tendremos que seguir estos consejos para salir victoriosos.

Combate contra otros barcos en Solitario

Lo primero y más importante será dominar bien la navegación. Aquí es fundamental diferenciar entre navegar en solitario o con amigos. Si vamos en solitario la mejor opción será huir o utilizar la infiltración. Obviamente, esto será obligatorio en caso de enfrentemos a un barco con varios tripulantes, ya que estamos en clara inferioridad respecto al enemigo, y su enorme robustez y potencia de fuego nos hacen muy vulnerables.

En caso de ser un 1 vs 1, la cosa estará igualada y tendremos que decidir según los tesoros de nuestra bodega. Si optamos por luchar habrá que tener un gran dinamismo para movernos entre el timón y los cañones, aprovechando los momentos de calma para lanzar nuestras ofensivas. El mejor consejo será no quedarnos expuestos durante mucho tiempo e intentar aprovechar la inercia del barco para atacar cuando veamos que el ángulo de tiro es el adecuado.

También será muy útil utilizar los entornos naturales a nuestro favor, pudiendo valernos de las rocas o la playa para tender una trampa. Por último, no hay que descartar la infiltración, dejando el barco como cebo y buceando hasta llegar a la embarcación enemiga para matar a su tripulante y ganar la contienda.

PUBLICIDAD

Combate naval con más jugadores

Si nuestra tripulación es más numerosa (de 2 a 4 jugadores), un par de miembros deberán asumir el control de los cañones y supervisar el estado del armazón, pudiendo reclamar la ayuda del responsable de las velas para que, junto a un compañero de los cañones, reparen el barco mientras el otro sigue manteniendo la ofensiva.

El capitán nunca deberá abandonar su puesto, ya que es fundamental que mantenga en todo momento la nave segura y en movimiento. En este puesto de responsabilidad tendremos que intentar orientar el barco para alinearnos con la embarcación enemiga de forma lateral, teniendo así una mayor zona de impacto útil. Sin embargo, esto también nos expondrá al enemigo, por lo que deberemos ser muy rápidos para movernos nuevamente hasta un punto seguro y volver a iniciar el movimiento de posicionamiento ofensivo.

El responsable de las velas, además de estar pendiente de una posible ayuda en la reparación del barco, debe estar siempre a las órdenes del capitán, teniendo que cambiar la altura y orientación de las velas, así como asumir el control del ancla, un elemento fundamental para realizar movimientos de evasión o maniobras arriesgadas.

También será muy importante tener cargados y listos todos los cañones de cubierta, algo imprescindible, ya que los primeros ataques suelen ser los más importantes. Otro punto fundamental será contar con un buen suministro de bolas de cañón, pues los ataques suelen ser prolongados y será habitual errar los primeros lanzamientos hasta dar con el ángulo y la dirección adecuadas.

Disparar el Cañón y abordaje

El punto de mira de nuestras bolas debe estar puesto por debajo de la línea de flotación del barco, ya que esto provocará que el agua comience a inundar las bodegas. Cuando acertemos un disparo y dañemos la embarcación enemiga, no debemos repetir el disparo en la misma zona, ya que esto no supondrá una nueva entrada de agua, por lo que hay que buscar un nuevo punto para crear más daños en la nave.

En caso de abordar al barco enemigo, habrá que buscar los tesoros y acabar con la tripulación lo antes posible, aunque esto no debe hacernos olvidar que también debemos proteger nuestras pertenencias y preocuparnos de que nuestro barco no acabe en el fondo del mar. De esta forma, en caso de ser abordados, lo más importante será olvidarnos de atacar con los cañones al barco enemigo y centrarnos en la tripulación rival que está en la cubierta, siendo los principales responsables los encargados de los cañones. De la misma forma, el capitán deberá alejar el barco de la zona de conflicto para evitar que los enemigos se lleven los cofres a su embarcación.

Lanzarte con cañones

El último consejo, y seguramente el más alocado, es utilizar los cañones para lanzarnos hasta la embarcación enemiga y realizar un abordaje directo. Una maniobra llena de riesgos, pero que puede sorprender al enemigo y ser realmente útil y divertida.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir