Los mejores juegos de GameCube - TOP 20

Echamos la vista atrás para seleccionar nuestros 20 juegos favoritos del mítico cubo de 128 bits de Nintendo, una consola que nos dejó una buena colección de joyas.
Los mejores juegos de GameCube - TOP 20
·

También te puede interesar:

GameCube no fue precisamente la consola más exitosa de Nintendo, pero sí que es una que recordamos con mucho cariño gracias a los inolvidables momentos que vivimos con sus juegos, entre los que se incluyen auténticas joyas que han pasado a la posterioridad por su innegable calidad. A fin de cuentas, estamos hablando de la máquina que vio nacer obras maestras como Metroid Prime, Resident Evil 4, The Legend of Zelda: Twilight Princess o F-Zero GX, nombres que por sí solos eran capaces de justificar su compra, por no decir que en lo tocante a juegos multiplataformas solía disfrutar de algunas de las mejores versiones de la generación de los 128 bits.

En definitiva, una consola que nos encanta y a la que hoy homenajeamos con este reportaje en el que seleccionamos los que creemos que son sus 20 mejores juegos, listándolos en orden alfabético y sin preferencias de ningún tipo. Así pues y sin más preámbulos, ¡comenzamos!

Baten Kaitos: Las alas eternas y el océano perdido

  • Lanzamiento: 2003
  • Desarrollador: Monolith Soft
  • Género: JRPG

Baten Kaitos: Las alas eternas y el océano perdido

Monolith Soft lleva multitud de años deleitándonos con JRPG de muchísima calidad y un gran ejemplo de ello lo tenemos en Baten Kaitos: Las alas eternas y el océano perdido, una fantástica aventura que se lanzó en exclusiva para GameCube y que supo ofrecernos un universo interesantísimo en el que debíamos viajar a lo largo y ancho de numerosas islas flotantes mientras librábamos combates por turnos con un original y estratégico sistema de cartas que no dejó indiferente a nadie. Sumadle un apartado audiovisual de lujo, una dirección de arte espectacular y una compleja historia que atrapaba de principio a fin, y tendréis uno de los mejores exponentes del género que nos dejó la consola de 128 bits de Nintendo.

Eternal Darkness: Sanity's Requiem

  • Lanzamiento: 2002
  • Desarrollador: Silicon Knights
  • Género: Survival Horror

Eternal Darkness: Sanity's Requiem

Eternal Darkness es todo un clásico de los survival horror, una obra de culto que dejó una profunda huella en el catálogo de GameCube por su atípica propuesta, su original desarrollo y la manera tan ingeniosa que tenía de jugar con la mente del jugador. Su guion nos llevaba a diversas épocas de la historia de la humanidad para vivir en nuestras propias carnes los relatos de una serie de personajes distintos. Gracias a esta estructura, cada capítulo se centraba ofrecernos un tipo de experiencia diferente, por lo que tan pronto estábamos en unas ruinas esquivando trampas al más puro estilo Indiana Jones que zurrándonos a espadazos contra monstruos o investigando un viejo monasterio, algo que aportaba muchísima variedad al transcurso del juego. Todo esto se veía reforzado por una trama repleta de horrores cósmicos que era un homenaje constante a la obra literaria de H.P. Lovecraft, un sistema de combate que nos permitía apuntar a las partes de nuestros enemigos que queríamos golpear y, lo mejor de todo, un sistema de cordura que provocaba que viésemos todo tipo de locuras cuando la salud mental de nuestros héroes disminuía, incluyendo algunas que rompían la cuarta pared de formas totalmente inesperadas.

Fire Emblem: Path of Radiance

  • Lanzamiento: 2005
  • Desarrollador: Intelligent Systems
  • Género: Rol y estrategia por turnos

Fire Emblem: Path of Radiance

Fire Emblem: Path of Radiance es, sin duda alguna, una de las entregas más apasionantes que nos ha dejado la veterana saga de Intelligent Systems hasta la fecha. Un exquisito juego de rol táctico que brilló con luz propia gracias a un elenco de personajes brutalmente carismático, una de las mejores y más complejas historias de toda la serie, una jugabilidad estudiada al milímetro y unas batallas intensas y desafiantes que nos hicieron sentir como auténticos estrategas intentando que todos nuestros héroes sobreviviesen en unos mapas diseñados como pocas veces hemos visto. Sí, a nivel gráfico se quedó un tanto por debajo de las expectativas, especialmente si tenemos en cuenta que fue el primer Fire Emblem de sobremesa desde los tiempos de Super Famicom, pero eso no evitó que se convirtiese en todo un imprescindible para cualquier fan del género.

F-Zero GX

  • Lanzamiento: 2003
  • Desarrollador: Amusement Vision
  • Género: Carreras

F-Zero GX

Hablar de F-Zero GX es hacerlo de uno de los mejores juegos de carreras arcade de la historia. Una obra colosal en todos los sentidos que no solo se conformó con ofrecernos una jugabilidad perfecta y prácticamente imposible de mejorar, circuitos variadísimos y diseñados con un gusto exquisito, una sensación de velocidad de auténtico vértigo, gráficos brutalmente espectaculares, una dificultad infernal o una banda sonora increíble que seguimos escuchando con regularidad después de tantísimos años, sino que también supo aportar una cantidad de contenidos desbloqueables de las que dejan sin habla, así como una serie de modos tan originales y sorprendentes como su intenso Modo Historia. Un juego de 10 que, sinceramente, no sabemos cómo Nintendo podría superarlo si algún día decidiese retomar la saga.

PUBLICIDAD

Luigi's Mansion

  • Lanzamiento: 2001
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Aventura

Luigi's Mansion

Al contrario de lo que venía siendo habitual hasta aquel entonces, el lanzamiento de GameCube no estuvo acompañado por un juego de Mario. Dicho honor recayó esta vez sobre Luigi, su hermano pequeño, quien nos maravilló con una original y divertidísima aventura en la que debíamos explorar una mansión encantada cazando fantasmas con una aspiradora. Esto se tradujo en un desarrollo repleto de ingeniosos puzles y secretos, por no hablar de una jugabilidad que nos permitía interactuar con casi todo nuestro entorno de formas muy distintas. Además, a nivel gráfico fue toda una muestra del potencial de la consola de Nintendo, dejándonos con la boca completamente abierta con sus modelados, iluminación, animaciones, efectos de transparencia y el nivel de detalle de los escenarios. Una pequeña maravilla un tanto breve, pero una maravilla al fin y al cabo.

Mario Kart: Double Dash

  • Lanzamiento: 2003
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Carreras de karts

Mario Kart: Double Dash

Resulta difícil seleccionar los mejores juegos de una consola de Nintendo y que no se acabe colando su correspondiente entrega de Mario Kart, por lo que GameCube no iba a ser menos, especialmente teniendo en cuenta el juegazo que resultó ser Double Dash, un título que se desmarcó del resto de iteraciones de la saga con la introducción de karts pilotados por dos personajes, algo que aportaba un interesante toque estratégico y nuevas mecánicas de juego, como que el copiloto pudiese atacar a los rivales y ayudar a desplazar el coche hacia los lados para tomar mejor las curvas o evitar obstáculos. Sumadle una genial selección de circuitos, buenos gráficos y un multijugador que incluso nos permitía cooperar para controlar un mismo kart, y tendréis una de las mejores compras que podíais hacer para el cubo de Nintendo.

Metroid Prime

  • Lanzamiento: 2002
  • Desarrollador: Retro Studios
  • Género: Aventura

Metroid Prime

Metroid es toda una institución dentro de la industria de los videojuegos. Una saga que rara vez ha bajado de la excelencia y cuya influencia sigue resonando a día de hoy en infinidad de juegos. A lo largo de los años, la serie ha hecho infinidad de méritos para mantener su privilegiado lugar, pero probablemente una de sus mejores entregas, por no decir la mejor, la tuvimos en GameCube con Metroid Prime, título con el que Samus Aran dio el salto de las 2D a las 3D de la mano de Retro Studios. Una obra maestra absolutamente increíble que retuvo toda la esencia de los Metroid de desarrollo lateral, pero llevándola a una nueva dimensión para hacerla más inmersiva que nunca gracias a una ambientación y a una serie de mecánicas que nos hicieron sentir como esta icónica cazarrecompensas. Y todo ello por no hablar de su interesantísima historia (la cual debíamos descubrir investigando y explorando), su apabullante apartado gráfico, su ingenioso y preciso sistema de control, su inolvidable banda sonora o su sobresaliente diseño de niveles. Sin duda, uno de los mejores y más redondos juegos de la historia.

Metroid Prime 2: Echoes

  • Lanzamiento: 2004
  • Desarrollador: Retro Studios
  • Género: Aventura

Metroid Prime 2: Echoes

Tras el éxito de Metroid Prime, Nintendo no dudó en dar luz verde a una secuela de la que volvería a encargarse Retro Studios. El resultado fue una aventura incluso más grande y espectacular en lo técnico que seguía paso por paso la fórmula de su predecesor. Si por algo recordamos a día de hoy esta segunda parte es por dos cosas: lo desafiante que era y su apabullante mapa, teniendo aquí el que es probablemente el mejor diseño de niveles de toda la saga, lo que no es decir precisamente poco. En vez de movernos únicamente por un único escenario con todas sus zonas interconectadas, el estudio de desarrollo creó dos mundos superpuestos entre los que nos tendríamos que mover para avanzar, alternando entre una dimensión y otra para conseguir nuevas habilidades y llegar a sitios aparentemente inaccesibles. Una auténtica maravilla que no puede faltar en la colección de ningún poseedor de GameCube.

Paper Mario: La Puerta Milenaria

  • Lanzamiento: 2004
  • Desarrollador: Intelligent Systems
  • Género: JRPG

Paper Mario: La Puerta Milenaria

El primer Paper Mario para Nintendo 64 sorprendió por su estética, pero más allá de su dirección de arte también supo deleitarnos con un fantástico y divertidísimo JRPG que hizo justicia al fontanero de Nintendo. Sin embargo, la fórmula no alcanzaría su máximo esplendor hasta la llegada de su secuela: Paper Mario: La Puerta Milenaria, una continuación que supuso una mejora espectacular respecto a su predecesor en todos y cada uno de sus aspectos. El hecho de que el mundo esté hecho de papel fue algo que se aprovechó de formas más ingeniosas tanto en lo narrativo como en lo jugable, los personajes desbordaron carisma, la historia fue bastante más interesante, el desarrollo ganó en variedad gracias a la enorme cantidad de situaciones y puzles distintos que se nos presentaban a cada paso que dábamos y el sistema de combate se pulió para darle algo más de profundidad. Toda una joya por la que no pasa el tiempo y que ningún amante del género debería perderse.

Pikmin 2

  • Lanzamiento: 2004
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Estrategia en tiempo real

Pikmin 2

Pikmin dista de ser una de las sagas más populares de Nintendo, aunque eso no significa que sus tres entregas no derrochen calidad por los cuatro costados. Si bien su primer juego para GameCube sorprendió con su original propuesta y su indudable calidad, si nos tuviésemos que quedar con un solo título de la serie para el cubo de Nintendo no dudaríamos ni un solo segundo en escoger su secuela, Pikmin 2. Como suele ocurrir con las segundas partes, el equipo de desarrollo se centró en mejorar y pulir la fórmula para ofrecernos una experiencia mucho más redonda, elaborada, con más contenidos, con más opciones, con posibilidades multijugador y que además aprovechaba la ocasión para eliminar los aspectos más divisivos del original, como su límite de días. Resumiendo, un más y mejor de manual, pero con el sello de calidad de Nintendo y todo lo que eso conlleva.

Resident Evil 4

  • Lanzamiento: 2005
  • Desarrollador: Capcom
  • Género: Acción

Resident Evil 4

Hablar a estas alturas de la exclusividad que Capcom anunció que Resident Evil 4 tendría en GameCube puede sonar un poco a chiste, pero lo cierto es que durante un breve periodo de tiempo consiguió convertir a la consola de Nintendo en un objeto de deseo para cualquier amante de los videojuegos. No en vano, estamos hablando de uno de los títulos más influyentes de la historia, una aventura que revolucionó para siempre no solo a su propia saga, sino la acción en los videojuegos, introduciendo mecánicas y elementos jugables sobre los que se siguen sustentando muchas obras actuales. Más allá de su impacto, también sorprendió con un apartado gráfico apabullante, un desarrollo variadísimo que no dejaba de sorprendernos con nuevas situaciones ni un solo segundo, un buen puñado de secretos y una jugabilidad exquisita. Toda una obra maestra.

Resident Evil Remake

  • Lanzamiento: 2002
  • Desarrollador: Capcom
  • Género: Survival Horror

Resident Evil Remake

No nos cansaremos de usar a Resident Evil Remake como el ejemplo perfecto de cómo debe ser un buen remake. Capcom no solo tomó la entrega original y la remozó gráficamente para que luciera como uno de los juegos más espectaculares de GameCube, sino que además amplió sus contenidos con nuevas zonas y monstruos, profundizó en la historia del original contándonos nuevos detalles, añadió más modos y secretos y aprovechó la oportunidad para sorprender con nuevas y aterradoras mecánicas que hicieron que el juego fuese incluso más tenso y desafiante que el original, pero sin perder su esencia jugable en ningún momento. Todo esto acabó por hacer de él uno de los mejores survival horror de la historia y para muchos, entre los que nos incluimos, el mejor Resident Evil jamás creado.

SoulCalibur II

  • Lanzamiento: 2002
  • Desarrollador: Project Soul
  • Género: Lucha

SoulCalibur II

SoulCalibur II es, sin lugar a dudas, una de las entregas más icónicas y recordadas de esta maravillosa saga de juegos de lucha 3D con armas cuerpo a cuerpo. Una secuela que mejoró en todo a su predecesor, que nos maravilló con sus gráficos, banda sonora y su deliciosa jugabilidad y que nos tuvo enganchados durante horas combatiendo en sus extensos y elaborados modos para un jugador. Tenía todo lo que se le puede pedir a un gran juego de lucha, pero además se atrevió a incluir diferentes personajes invitados según la versión que comprásemos. En el caso de GameCube, se nos dio la oportunidad de jugar con el mismísimo Link de The Legend of Zelda, héroe que se recreó a las mil maravillas y con extrema fidelidad tanto en su diseño como en sus mecánicas, convirtiéndose así en uno de los mejores y más icónicos cameos de que se han hecho nunca en un videojuego.

Star Wars Rogue Squadron II: Rogue Leader

  • Lanzamiento: 2001
  • Desarrollador: Factor 5
  • Género: Acción

Star Wars Rogue Squadron II: Rogue Leader

Star Wars nos ha dejado a lo largo de los años con grandes videojuegos de todo tipo, pero entre todos ellos Star Wars Rogue Squadron II: Rogue Leader siempre tendrá un hueco muy especial reservado para él. Y no es para menos, pues estamos hablando de un juego de acción a bordo de naves prácticamente impecable con el que pudimos revivir algunas de las batallas más icónicas de la saga. Y todo ello aderezado por un apabullante apartado audiovisual, una jugabilidad exquisita y un buen diseño de situaciones que propiciaba que el desarrollo de la aventura fuese tremendamente variado. De lo mejor que nos dejó GameCube y una cita ineludible para cualquier fan de esta serie galáctica.

Super Mario Sunshine

  • Lanzamiento: 2002
  • Desarrollador:Nintendo
  • Género: Plataformas

Super Mario Sunshine

Quizá Super Mario Sunshine no sea el mejor juego de Mario, pero desde Vandal seguiremos defendiendo su calidad a capa y espada, ya que es, ante todo, un plataformas 3D excelente que sigue estando muy por encima de la media del género, ofreciéndonos una aventura enorme, desafiante, repleta de sorpresas, con unas mecánicas de juego brillantes, unos controles impecables y un apartado audiovisual precioso, espectacular y con mucha personalidad. No llegará al nivel de obras maestras como Super Mario 64 o Super Mario Galaxy, pero es sin lugar a dudas uno de los mejores juegos que podéis encontrar en GameCube.

Super Smash Bros. Melee

  • Lanzamiento: 2001
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Lucha

Super Smash Bros. Melee

Super Smash Bros. Melee es de esos extraños casos de un juego que ha conseguido sobrevivir a sus secuelas y que sigue contando con su propia escena competitiva tantísimos años después, lo que deja claro el juegazo que fue. Un título de lucha y plataformas que mejoró en todo a su predecesor hasta niveles insospechados, ofreciéndonos una jugabilidad frenética, accesible y profunda a partes iguales, montones de interesantes contenidos, escenarios sorprendentes, nuevos objetos y un generoso plantel de luchadores formado por algunas de las mayores leyendas de Nintendo. Todo un imprescindible y uno de los principales responsables de que Super Smash Bros. levante tantísimas pasiones en la actualidad.

PUBLICIDAD

Tales of Symphonia

  • Lanzamiento: 2003
  • Desarrollador:Namco
  • Género: JRPG

Tales of Symphonia

Tales of Symphonia es una de las entregas más recordadas de esta veterana saga de JRPG de Bandai Namco, algo que resulta fácil de entender si tenemos en cuenta la enorme calidad que atesoraba: un divertidísimo sistema de combate, personajes con carisma, un fantástico apartado audiovisual, una historia que sin ser el colmo de la originalidad enganchaba y atrapaba, mazmorras bien diseñadas y con numerosos puzles y una aventura con una escala realmente grande que invitaba a explorar su mundo durante horas sin que nos cansásemos lo más mínimo. Una joyita del género tan buena que consiguió convertirse en uno de los mejores juegos de GameCube.

The Legend of Zelda: The Wind Waker

  • Lanzamiento: 2002
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Aventura

The Legend of Zelda: The Wind Waker

El caso de The Legend of Zelda: The Wind Waker fue uno de los más llamativos que nos dejó la industria del videojuego, un título que sufrió un gran rechazo por parte del público cuando se mostraron sus primeras imágenes y se desveló que la esperada nueva entrega de la saga abandonaría el estilo más o menos realista visto en Nintendo 64 y en la demo técnica de GameCube del Spaceworld del año 2000 en favor de una dirección de arte muy cartoon y con personajes cabezones. Pero esto no dejaba de ser una nueva entrega de The Legend of Zelda, una de las mejores sagas de la historia de los videojuegos, y lo que al principio eran críticas acabaron por convertirse en infinidad de halagos cuando el producto final se puso a la venta: una aventura sobresaliente repleta de secretos, maravillosas mazmorras, viajes marítimos y sorpresas argumentales que además podía presumir de un apartado audiovisual increíble y una jugabilidad a prueba de bombas. Puro Zelda, y de los mejores.

The Legend of Zelda: Twilight Princess

  • Lanzamiento: 2006
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Aventura

The Legend of Zelda: Twilight Princess

Nintendo es una compañía que suele hacer los juegos que quiere hacer, confiando en sus creativos a la hora de tomar decisiones sobre el rumbo de sus diferentes productos, pero The Legend of Zelda: Twilight Princess fue de las pocas excepciones en las que sí que prestó mucha atención a lo que el público demandaba. Tras el descontento que hubo con la estética de The Wind Waker, con la siguiente entrega de la serie se apostó por ofrecer ese Zelda de aspecto oscuro y realista que muchos querían. El resultado fue un juego maravilloso que bebía directamente de The Legend of Zelda: Ocarina of Time, pero ofreciéndonos un mundo mucho más grande, algunas de las mejores mazmorras de toda la saga, numerosos momentazos, objetos muy originales, un sistema de combate más elaborado que nos permitía incluso luchar a caballo, la posibilidad de convertirnos en lobo y alternar entre dos dimensiones distintas, y, por supuesto, infinidad de minijuegos y secretos. Y sí, también tuvo a Midna, uno de los mejores personajes de toda la serie. En definitiva, una aventura en mayúscula e imprescindible para cualquier amante de los videojuegos que, además, nos gustó mucho más en GameCube que en Wii al poder jugarla tal y como fue diseñada originalmente, con el mundo sin espejar y sin la necesidad de cuestionables controles por movimiento.

Viewtiful Joe

  • Lanzamiento: 2003
  • Desarrollador: Capcom
  • Género: Acción

Viewtiful Joe

Viewtiful Joe es una saga que Capcom parece tener completamente olvidada, pero que nosotros seguimos echando muchísimo de menos. Su primera entrega, creada por Hideki Kamiya (el creador de Bayonetta, Devil May Cry y Okami), nos ofreció un frenético, original y excelente juego de acción y plataformas 2,5D en el que debíamos avanzar por una serie de niveles repartiendo guantazos a diestro y siniestro mientras usábamos nuestros poderes para ralentizar y acelerar el tiempo, los cuales nos servían para generar efectos concretos que tenían unas aplicaciones imprescindibles durante los combates. Una auténtica pasada con una jugabilidad prácticamente perfecta que además gozaba de un gran apartado audiovisual y una estética colorida, desenfadada y con mucha personalidad que homenajeaba constantemente al mundo del cine. No sabemos si el bueno de Joe regresará algún día, pero siempre nos quedará esta joya para rememorar el que fue, sin lugar a dudas, uno de los mejores juegos de GameCube.

Carlos Leiva
Redactor
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir