Los mejores juegos de Game Boy - TOP 20

Retrocedemos en el tiempo para seleccionar nuestros 20 juegos favoritos de la legendaria portátil de 8 bits de Nintendo.
Los mejores juegos de Game Boy - TOP 20
·

También te puede interesar:

Game Boy es, sin duda alguna, la portátil más icónica y mítica de la historia de los videojuegos. Una consola monocroma de 8 bits que pese a sus limitaciones se las apañó para dejarnos multitud de juegazos de todo tipo y permitirnos disfrutar de nuestro hobby favorito en cualquier parte, forjando junto a ella montones de recuerdos imborrables. Por ello, hoy queremos homenajearla como es debido seleccionando los que creemos que son sus 20 mejores cartuchos y ordenándolos alfabéticamente, una lista en la que también incluiremos algunos de los títulos que se lanzaron en exclusiva para su revisión a color, Game Boy Color. Y una vez dicho esto, ¡comenzamos!

Castlevania II: Belmont’s Revenge

  • Lanzamiento: 1991
  • Desarrollador: Konami
  • Género: Plataformas y acción

Castlevania II: Belmont’s Revenge

No vamos a negar que la primera incursión de Castlevania en la portátil de 8 bits de Nintendo fue un tanto decepcionante, pero por suerte Konami aprendió de sus errores para ofrecernos una secuela que dio un salto de calidad gigantesco. Por supuesto, nos referimos a Castlevania II: Belmont’s Revenge, un juego de plataformas y acción divertidísimo que mejoró en todo a su predecesor: controles, gráficos, diseño de niveles, música... Una delicia que consiguió trasladar con mucho acierto la esencia de la saga a un formato más reducido para que pudiésemos luchar contra Drácula y sus criaturas de la noche en cualquier parte.

Donkey Kong

  • Lanzamiento: 1994
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Plataformas y puzles

Donkey Kong

La recreativa original de Donkey Kong es toda una leyenda de los videojuegos. Un título icónico e imprescindible para entender la evolución del medio que sirvió como base para crear uno de los mejores títulos de Game Boy. En vez de limitarse simplemente a adaptarlo a la portátil de 8 bits, Nintendo fue muchísimo más allá, ofreciéndonos una aventura de plataformas y puzles con más de 100 niveles fantásticamente diseñados en la que nuevamente debíamos ayudar a Mario a salvar a Pauline de las garras del carismático simio. Además, se añadieron multitud de nuevas mecánicas y movimientos (podíamos hacer piruetas para saltar más alto y agarrar objetos, por ejemplo) y a nivel audiovisual fue muy competente, dejándonos para el recuerdo todo un juegazo que ejemplifica a la perfección cómo se puede actualizar y modernizar un clásico para crear algo nuevo y ambicioso a partir de él.

Donkey Kong Land

  • Lanzamiento: 1995
  • Desarrollador: Rare
  • Género: Plataformas

Donkey Kong Land

Donkey Koung Country fue toda una revolución a nivel gráfico cuando se estrenó en 1994 para Super Nintendo, por lo que la idea de trasladar esa experiencia a una consola tan limitada como Game Boy parecía prácticamente imposible. Sin embargo, Rare se las apañó para ofrecernos con Donkey Kong Land un juego muy competente y divertido que, si bien bebía en lo jugable de su hermano mayor, acabó por resultar en una experiencia completamente nueva con su propia selección de niveles y mundos (sus secuelas sí intentaron mantenerse más fieles a sus contrapartidas de SNES con resultados menos brillantes). Una obra genial y completa que adaptó con mucho acierto la esencia de la saga a formato portátil y que además pudo presumir de contar con un apartado audiovisual de auténtico lujo para los estándares de la máquina.

Final Fantasy Adventure (Mystic Quest)

  • Lanzamiento: 1991
  • Desarrollador: Squaresoft
  • Género: ARPG

Final Fantasy Adventure (Mystic Quest)

La primera entrega de Seiken Densetsu (saga conocida en Occidente como Mana) fue, sin duda alguna, uno de los títulos que más disfrutamos en Game Boy, una aventura al más puro estilo The Legend of Zelda que añadía una buena cantidad de elementos roleros para hacernos disfrutar de un viaje repleto de secretos, mazmorras, puzles y combates mientras explorábamos un mapa muy bien diseñado y por el que daba gusto perderse. Y todo ello arropado por una espectacular banda sonora que explotaba al máximo el audio de la consola.

PUBLICIDAD

Gargoyle's Quest

  • Lanzamiento: 1990
  • Desarrollador: Capcom
  • Género: Aventura, acción y plataformas

Gargoyle's Quest

Gargoyle’s Quest fue un inesperado spin-off de Ghosts ‘n Goblins que abandonó la frenética acción de las entregas principales para ofrecernos un juego de aventuras, plataformas y acción con algunos elementos de rol que se convirtió automáticamente en uno de los mejores títulos de todo el catálogo de Game Boy. En él encarnábamos a Firebrand (la icónica gárgola a la que Sir Arthur ha tenido que hacer frente en numerosas ocasiones), quien debía salvar el reino de los demonios del Rey Breager, una premisa argumental que nos daría la excusa perfecta para explorar el mundo, conseguir nuevos objetos y habilidades para avanzar y hacer frente a todo tipo de desafiantes fases de repletas de saltos y peligros. Una odisea divertida como pocas con la que Capcom dio inicio a una maravillosa subsaga que acabó culminando con el sobresaliente Demon’s Crest de Super Nintendo.

Kaeru no Tame ni Kane wa Naru

  • Lanzamiento: 1992
  • Desarrollador: Intelligent Systems
  • Género: Aventura

Kaeru no Tame ni Kane wa Naru

Kaeru no Tame ni Kane wa Naru es uno de esos juegos que, por desgracia, nunca llegaron a Occidente y que muchos conocimos por sus vínculos con The Legend of Zelda: Link’s Awakening y por la aparición de su protagonista en Super Smash Bros. Una auténtica pena porque se trata de una grandísima aventura desarrollada por Intelligent Systems en la que debíamos explorar su mundo mejorando a nuestro personaje, obteniendo nuevas transformaciones con habilidades únicas, adentrándonos en mazmorras done la cámara pasaba de una vista superior a una lateral, resolviendo puzles y derrotando enemigos. Los combates eran extremadamente simples al desarrollarse de manera automática, obligándonos a escoger muy bien nuestras batallas y a gestionar adecuadamente nuestro inventario, lo que sumado al resto de elementos que conformaban este viaje acababa dando como resultado una experiencia entretenidísima y que merece que atrapaba de principio a fin.

Kirby's Dream Land 2

  • Lanzamiento: 1995
  • Desarrollador: HAL Laboratory
  • Género: Plataformas

Kirby's Dream Land 2

Kirby acaba de cumplir 30 años desde que debutase por primera vez con su aventura original de Game Boy, aunque no fue hasta su secuela, Kirby’s Dream Land 2, que el personaje alcanzó la excelencia, mejorando a su predecesor en todos los sentidos. El número de niveles se amplió a lo grande, se recuperó la posibilidad de copiar las habilidades de los enemigos que vimos en Kirby's Adventure de NES, se incentivó la rejugabilidad con la búsqueda de secretos para alcanzar el auténtico final (obligándonos así a resolver puzles muy ingeniosos en los que el uso de los poderes jugaba un papel fundamental), se añadieron tres compañeros animales con sus propias características jugables que también modificaban el uso de nuestras habilidades, el diseño de las fases mejoró muchísimo y los jefes ganaron en complejidad. Todo un juegazo y una de las aventuras más icónicas y representativas de esta adorable bola rosa.

Mario Tennis

  • Lanzamiento: 2000
  • Desarrollador: Camelot
  • Género: RPG y tenis

Mario Tennis

La versión de Mario Tennis para Game Boy Color fue una auténtica maravilla que no se conformó solo con ser un buen juego de tenis portátil a la hora de disputar partidos, sino que fue varios pasos más allá para ofrecernos un fantástico Modo Historia que, en la práctica, era un divertidísimo JRPG en el que podíamos explorar el mapa con libertad, participar en torneos, retar a otros personajes y mejorar a nuestro tenista para llevarlo hasta lo más alto. Todo un juegazo.

Mega Man V

  • Lanzamiento: 1994
  • Desarrollador: Capcom
  • Género: Plataformas y acción

Mega Man V

Mega Man también nos dio multitud de alegrías en Game Boy y en concreto su quinta entrega para esta consola fue inmejorable, dejándonos con una grandísima aventura portátil de este personaje que trajo consigo todo lo que cabría esperar de él: acción y plataformas 2D con una dificultad endiablada, numerosas armas, niveles que podíamos superar en el orden que quisiéramos, buenos gráficos y una banda sonora de muchísima calidad y una jugabilidad a prueba de bombas.

Metal Gear: Ghost Babel

  • Lanzamiento: 2000
  • Desarrollador: Konami
  • Género: Sigilo y acción

Metal Gear: Ghost Babel

Metal Gear Solid es, sin lugar a dudas, de los mejores juegos de todo el catálogo de Game Boy Color. Una aventura de acción y sigilo con cámara aérea que bebía mucho en lo jugable de lo visto en Metal Gear 2: Solid Snake, pero que también aportaba interesantes novedades provenientes del Metal Gear Solid de PlayStation para crear un juego completamente fascinante que puede presumir de ser una grandísima entrega de esta aclamada saga. Si bien su historia es una especie de secuela alternativa del primer Metal Gear (esto tiene su razón de ser, pero no os vamos a arruinar la sorpresa), eso no le impidió contar con un guion muy digno que propiciaba todo tipo de momentazos y situaciones únicas, algo a lo que hay que sumarle un apartado audiovisual que exprimió la consola hasta sus últimas consecuencias, un diseño de niveles exquisito y una jugabilidad muy pulida y repleta de posibilidades. Una joya imprescindible de la portátil que no puede faltar en la colección de ningún fan de la serie.

Metroid 2

  • Lanzamiento: 1991
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Aventura de acción y plataformas

Metroid 2

Samus Aran tampoco quiso perderse la oportunidad de protagonizar un juego para la Game Boy original, ofreciéndonos una notable aventura portátil que servía como secuela directa de la entrega de NES. Si bien contaba con un desarrollo un poco más lineal y los gráficos monocromos de la portátil de 8 bits dificultaban mucho las cosas a la hora de orientarse por sus intricados mapas, el resultado final fue más que satisfactorio, permitiéndonos disfrutar en cualquier parte de un auténtico Metroid mientras obteníamos nuevas habilidades y dábamos caza a las peligrosas criaturas que dan nombre a la serie.

Pokémon Oro, Plata y Cristal

  • Lanzamiento: 1999
  • Desarrollador: Game Freak
  • Género: RPG

Pokémon Oro, Plata y Cristal

La segunda generación de Pokémon es, en nuestra opinión, la mejor que ha dado nunca la saga. Una aventura gigantesca que mejoró en todo a su predecesor, añadiendo más contenidos, misterios, una región completamente nueva, más Pokémon, nuevos tipos de criaturas, nuevas mecánicas como un ciclo de día y noche que se correspondía con la realidad, la introducción de los Pokémon variocolor y el que ha sido el mejor postgame de la serie hasta la fecha gracias a la posibilidad de recorrer todo Kanto tras los títulos de créditos. Todo esto y mucho más hacen de Pokémon Oro, Plata y Cristal un juego imprescindible para cualquier poseedor de una Game Boy. Y para rematar, si teníamos una Game Boy Color, podíamos disfrutarlo a todo color y con unos gráficos realmente buenos.

Pokémon Rojo, Azul y Amarillo

  • Lanzamiento: 1996
  • Desarrollador: Game Freak
  • Género: RPG

Pokémon Rojo, Azul y Amarillo

En una lista como esta no podíamos dejar fuera uno de los juegos más importantes e icónicos de toda la industria. Evidentemente, nos referimos a Pokémon Rojo, Azul y Amarillo, la entrega original de la saga de Game Freak con la que nació este fenómeno de masas que sigue capturando la imaginación de millones de jugadores en todo el mundo. Un juego bien diseñado, con 151 criaturas que eran puro carisma, repleto de contenidos, con interesantes funciones multijugador, tremendamente divertido en lo jugable y con un encanto único que nos ofreció decenas de horas de pura diversión. Una de esas aventuras que llegó en el momento justo para dejar una huella imborrable en el medio y en los recuerdos de todos los que tuvimos la suerte de descubrirlo en su día.

Shantae

  • Lanzamiento: 2002
  • Desarrollador: WayForward
  • Género: Aventura de acción y plataformas

Shantae

La popular semigenio de WayForward hizo su debut en Game Boy Color con uno de los últimos juegos que se lanzaron para la consola, lo que permitió al estudio exprimir al máximo su potencial para dejarnos con unas de las aventuras más espectaculares de la portátil de 8 bits. Un título de aventuras, plataformas, acción y puzles que podríamos definir como una especie de Zelda de desarrollo lateral. Lo mejor es que no era solo deslumbrante en lo técnico, sino que en lo jugable también era divertidísimo gracias a unos controles muy buenos y a un diseño de niveles y situaciones sobresaliente, resultando en una de las últimas joyas de esta icónica plataforma.

Super Mario Land 2: 6 Golden Coins

  • Lanzamiento: 1992
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Plataformas

Super Mario Land 2: 6 Golden Coins

Pocos saltos de calidad mayores recordamos de un juego a su secuela como el que hubo del primer Super Mario Land a Super Mario Land 2: 6 Golden Coins. Mientras que el primer título se conformó con ser una aventura simplemente correcta que se quedaba lejos de los estándares de nuestro fontanero favorito, su continuación nos dejó completamente boquiabiertos con una obra prácticamente perfecta a la que no se le podía achacar casi nada. Los gráficos ofrecían unos sprites enormes y detalladísimos, los controles eran impecables, el diseño de niveles variadísimo, los mundos que visitábamos eran originales como pocos, la música fue fantástica, existían rutas alternativas y fases secretas, los nuevos potenciadores de Mario eran divertidísimos y además supuso el debut de Wario como personaje. Una obra redonda y con multitud de pantallas que demostró que una portátil monocroma de 8 bits también se podían hacer grandes juegos de Mario a la altura de su leyenda.

Tetris

  • Lanzamiento: 1989
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Puzles

Tetris

Tetris es probablemente el videojuego portátil por excelencia. Un juego de puzles cuya propuesta es tan simple como encajar distintos tipos de fichas para hacer líneas acabó resultando ser el complemento perfecto para nuestra Game Boy, ya que se prestaba a partidas rápidas que ofrecían diversión directa, rápida y sin complicaciones mientras ejercitábamos nuestros reflejos y nuestra mente. De hecho, la adaptación para la portátil de 8 bits de la popular obra de Alekséi Pázhitnov fue toda una vendeconsolas que consumió muchas de nuestras pilas ya fuese intentando superar nuestras propias puntuaciones o compitiendo contra nuestros amigos con su frenético multijugador. Una obra mundialmente conocida que representa la quintaesencia de la palabra "videojuego" y que para muchos siempre estará ligada de manera especial a esta mítica consola donde también recibió a posteriori una versión especial para Game Boy Color con modos adicionales.

PUBLICIDAD

The Legend of Zelda: Link's Awakening

  • Lanzamiento: 1993
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Aventura

The Legend of Zelda: Link's Awakening

The Legend of Zelda: Link’s Awakening sigue siendo a día de hoy una de las mejores entregas que jamás se han hecho de esta legendaria saga de Nintendo, y cuando hablamos de una serie que se suele caracterizar por estar en lo más alto de la industria de los videojuegos, no es decir precisamente poco. La primera aventura portátil de Link fue simple y llanamente espectacular gracias a un apartado audiovisual de lujo, una jugabilidad fantástica repleta de interesantes ítems que nos permitía movernos en 8 direcciones, un mapa diseñado con un gusto exquisito, algunas de las mejores mazmorras de la saga y una historia que hacía gala de un tono muy extraño y particular, por no hablar de uno de los giros de guion más memorables e impactantes que hemos vivido con un Zelda. O dicho de otro modo, una obra maestra atemporal que nadie debería perderse y que puede presumir de ser el mejor juego de todo el catálogo de Game Boy.

The Legend of Zelda: Oracle of Seasons y Oracle of Ages

  • Lanzamiento: 2001
  • Desarrollador: Flagship
  • Género: Aventura

The Legend of Zelda: Oracle of Seasons y Oracle of Ages

The Legend of Zelda: Oracle of Seasons y Oracle of Ages fueron dos títulos distintos que formaban parte de un mismo todo, sumando entre ambos una aventura colosal que tomaba como base lo visto en Link’s Awakening, pero añadiendo nuevas mecánicas como la posibilidad de viajar entre distintas eras o cambiar las estaciones para provocar grandes cambios en el mapa. Por lo demás, nos ofrecieron todo lo que cabría esperar de un gran Zelda: mazmorras de primerísima calidad, buenos puzles, un desarrollo repleto de sorpresas, mucha exploración, una gran banda sonora, buenos gráficos, secretos por todas partes y unos combates muy entretenidos. Además, al terminar uno de los dos juegos podíamos continuar nuestra partida en el otro para así tener la oportunidad de presenciar el auténtico final, dejándonos para el recuerdo dos cartuchos imprescindibles para cualquier poseedor de una Game Boy Color.

Wario Land: Super Mario Land 3

  • Lanzamiento: 1994
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Plataformas

Wario Land: Super Mario Land 3

El giro que le dio Nintendo a Super Mario Land con su tercera entrega no nos lo vimos venir, ya que en vez de continuar con las aventuras de nuestro fontanero favorito decidieron darle todo el protagonismo a su némesis, Wario. Esto se tradujo en nuevas habilidades como la posibilidad de embestir, nuevos potenciadores únicos y un desarrollo que incentivaba la exploración con el fin de hacernos con todos los tesoros posibles para conseguir el mejor final. El resultado fue un auténtico juegazo con una personalidad muy marcada que acabó por convertirse en la primera entrega de una maravillosa saga propia que nos daría muchas alegrías en el futuro.

Wario Land 2

  • Lanzamiento: 1998
  • Desarrollador: Nintendo
  • Género: Aventura y plataformas

Wario Land 2

Con Wario Land 2 Nintendo nos volvió a sorprender dándole un giro de tuerca muy llamativo a su desarrollo. Para empezar, nuestro protagonista pasó a ser completamente inmortal y en vez de seguir una sucesión de fases más o menos lineal, el juego escondía infinidad de rutas distintas que nos invitaban a rejugarlo una y otra vez para encontrar todos los caminos alternativos y ver todos sus niveles. Además, los enemigos tenían la posibilidad de provocarnos diferentes efectos con sus golpes, dándonos de manera temporal nuevas habilidades y propiedades que podíamos usar para llegar a sitios aparentemente inaccesibles, por lo que la exploración, la experimentación y el uso de nuestra materia gris se convertían en los principales pilares de cada partida. Sumadle unos gráficos fantásticos (especialmente en su versión para Game Boy Color), una banda sonora memorable y mucho sentido del humor, y tendréis una de las mayores joyas que se pueden encontrar en Game Boy. Imprescindible.

Carlos Leiva
Redactor
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir