Vandal

Todo sobre los Combates en The World Ends With You: Final Remix para Switch

Te enseñamos todo lo que hay que saber para combatir al Ruido y sobrevivir al juego de los Segadores.
Todo sobre los Combates en The World Ends With You: Final Remix para Switch
·

Como en todo buen JRPG, los combates son uno de los aspectos más importantes de The World Ends With You, por lo que conviene aprender a dominarlos cuanto antes para que no se nos resista ninguna de las múltiples batallas que nos aguardan.

Si bien en la versión original para Nintendo DS teníamos que combatir controlando a dos personajes de forma simultánea en dos pantallas a la vez, en Solo Remix y Final Mix las cosas son mucho más sencillas y únicamente nos tendremos que preocupar de controlar a Neku, el único héroe que puede recibir daño durante los enfrentamientos.

Para explicaros bien el funcionamiento de los combates, nos referiremos siempre a los controles táctiles, aunque si queréis jugar con los Joy-Con simplemente tendréis que realizar la misma acción con el cursor.

PUBLICIDAD

Desplazar a Neku

Para mover a Neku por el campo de batalla tendremos que tocar sobre él y deslizar el dedo hacia la dirección a la que queramos que se mueva. Cuando levantemos el dedo de la pantalla, nuestro héroe dejará de moverse, así que si queremos movernos de forma continuada tendremos que mantener la pantalla presionada tras el deslizamiento inicial.

Por otro lado, también podremos realizar esquivas para movernos de un salto a un lugar más o menos alejado de la posición inicial de Neku. Para hacer esto, simplemente os bastará con realizar la misma acción, pero de forma muy rápida y a un sitio alejado. Se trata de un movimiento que resulta muy útil para reposicionarnos rápidamente y evitar ataques.

Pines

Estos serán nuestras principales herramientas de combate. Al principio, solo podremos equiparnos unos pocos pines, aunque a medida que progresemos aumentaremos la cantidad de ellos que podremos llevar a la vez, algo que nos resultará muy útil.

Cada pin nos permitirá activar un psicopoder realizando sobre la pantalla el comando asociado a cada uno de ellos. Estos pueden ser cosas como "cortar" al enemigo, tocar un punto vacío del escenario, arrastrar el dedo, etcétera. Los efectos de cada psicopoder son muy distintos y van desde lanzar bolas de energía o golpear físicamente a nuestros rivales hasta provocar terremotos.

Además de tener en cuenta el comando de activación y el psicopoder (no podemos equiparnos dos pines que utilicen el mismo comando), también tendremos que valorar la cantidad de daño que pueden realizar, el número de usos que tienen y el tiempo que tendremos que esperar a que se recarguen una vez los consumamos todos.

Otro detalle a tener muy en cuenta es que los pines pueden subir de nivel al utilizarlos en combate, pudiendo llegar incluso a evolucionar, por lo que si hay alguno que te guste especialmente, conviene que lo mejoréis para así aumentar sus atributos.

Adicionalmente, tenemos que tener en cuenta los pines que nos ofrecen mejoras de forma pasiva y los de curación. Los primeros nos darán distintas ventajas solo por tenerlos equipados a costa de perder un hueco en ellos que podríamos utilizar para otro pin, mientras que los segundos tienen un número de usos limitados por combate. Así pues, si tenemos un pin curativo con tres usos, solo podremos usarlo tres veces por batalla.

Si queréis aumentar vuestra colección de pines, podréis obtener nuevos comprándolos en tiendas o derrotando a ruidos concretos.

Compañeros

A diferencia de lo que ocurría en Nintendo DS, aquí los compañeros han quedado reducidos a ser un pin más, aunque para mejorarlos tendremos que comprar y encontrar unos ítems determinados, además de equiparlos con las mejores ropas que encontremos.

De esta manera, si queremos llamar a nuestro aliado para que nos ayude durante la batalla, simplemente nos bastará con realizar su acción concreta, como si de un pin más se tratase.

  • Shiki: toca sobre el enemigo.
  • Joshua: "corta" al enemigo deslizando el dedo de arriba a abajo.
  • Beat: toca una zona vacía.

Lo realmente interesante es que podemos aumentar considerablemente tanto nuestro daño como el de nuestros aliados si sincronizamos sus ataques con los que realizamos nosotros mismos. Por ello, conviene tener pines que usen el mismo comando (o uno similar) al de nuestros aliados para que se activen ambos a la vez y realicemos combos conjuntos. Además de aumentar la efectividad de nuestros ataques, esto también incrementará considerablemente nuestro medidor de sincronización.

Evidentemente, nuestros compañeros también tienen "usos" limitados, así que una vez los agotemos todos tendremos que esperar unos segundos a que se recarguen para poder invocarlos nuevamente.

Ataque fusión

Cuando llegamos a un alto nivel de sincronización con nuestro compañero, podremos desatar nuestro ataque fusión, el más poderoso de todo el juego, con el cual dañaremos a todos los enemigos que haya en pantalla y recuperaremos parte de nuestra barra de vida.

Estos tienen tres niveles diferentes (100%, 200% y 300% de sincronización), y tanto el daño como la sanación aumentan notablemente con cada uno de ellos, por lo que os recomendamos que intentéis apuntar siempre que podáis al 300%.

Otro detalle muy importante es que cuando lo activemos comenzará un minijuego que nos permitirá aumentar la efectividad del ataque. Este varía según nuestro compañero.

  • Shiki: escoge las dos cartas que sean iguales que la que se muestra en la parte superior.
  • Joshua: selecciona los naipes 1, 2 y 3 en este mismo orden. Cuidado con las cartas que tienen números reflejados, ya que esas no cuentan.
  • Beat: toca cartas para eliminarlas y provocar que las dos que tuviese adyacentes se junten. Aquí el objetivo es juntar tarjetas que sean iguales, así que procura eliminar solo los naipes que están en medio de una pareja.

Dificultad

Existen dos formas distintas de modificar la dificultad del juego:

  • Nivel de dificultad: Esto se puede configurar desde el menú principal siempre que queramos. A mayor dificultad, más puntos de experiencia recibiremos, aunque los enemigos serán más duros. Las dificultades altas también aumentan la rareza de los objetos que los enemigos pueden llegar a soltar.
  • Reducir nuestro nivel: Adicionalmente, si queremos ponernos las cosas un poco más difíciles, podemos reducir, desde el menú principal, nuestro nivel. Cuantos más niveles nos bajemos, más aumentaremos nuestro multiplicador de botín para aumentar las probabilidades de obtener objetos de los enemigos, por lo que se trata de una opción muy útil cuando queremos "farmear" pines y materiales concretos.

Batallas en cadena

Si así lo deseamos, podremos encadenar cuatro batallas consecutivas tocando cuatro enemigos diferentes al escanear la zona de ruidos. Si hacemos esto, los enfrentamientos serán cada vez más duros y no recuperaremos las cargas de nuestros pines de uso limitado hasta finalizar la cadena, aunque a cambio aumentaremos muchísimo nuestro multiplicador de botín, convirtiéndose de esta manera en el método ideal para "farmear" pines y materiales.

Cooperativo

Finalmente, si jugamos con dos Joy-Con podremos activar el modo cooperativo para que un amigo pase a controlar a nuestro compañero. El segundo jugador no puede recibir daño, así que únicamente se tendrá que preocupar de realizar sus distintos movimientos especiales y en sincronizar sus ataques con los nuestros.

Buscar en la guía

Flecha subir