Vandal

9. Solo: Guía completa de The Last Guardian

¿Qué habrá pasado con Trico? Nos despertamos una vez más, pero esta vez completamente solos.
·

Después de que el niño quede inconsciente, despierta en una pequeña caverna solo, sin Trico. Debemos avanzar y llegaremos a una sala con dos placas metálicas en el suelo, si nos situamos en la de la derecha ésta se iluminará, y bajará una jaula, como si se trata de un ascensor. Al llegar al suelo se abre y nos tenemos que subir en ella, y al hacer esto se cerrará y volverá a subir. En esta nueva zona, con unas escaleras rotas en frente, tenemos que ir hacia la izquierda y subirnos a una barandilla, que llega al otro lado.

Una vez hayas llegado al otro lado, sortea los escombros y dirígete hacia la derecha, y sube varios tramos de escaleras. Al final llegará a una pared con un saliente azul al que te puedes agarrar para subir escalando. Después llegarás a una zona iluminada por una antorcha, y aquí deberás saltar hacia unas hojas verdes. Muévete agarrado hacia la derecha, siguiendo el camino verde, y llegarás hasta las raíces de un árbol. Ahora nos subimos a una cadena, después de unas plataformas de madera, y después otra vez a una zona con hojas verdes, por donde podemos escalar.

PUBLICIDAD

Al final llegaremos a un tronco, y veremos la cola de ¿Trico?, a la que debemos agarrarnos y escalar, para poder saltar a un tronco que hay a la izquierda. Seguimos subiendo por el tronco y descubriremos que ese animal no es Trico, así que mucho cuidado con él. Tenemos que escalar el árbol, por las hojas verdes, y agarrarnos en lo alto a una cuerda, que tenemos que cruzar andando. Cuando la crucemos tenemos más hojas a las que agarrarnos, y deberemos desplazarnos hacia la izquierda, hasta dejarnos caer en unos tablones.

Desde aquí saltaremos a la pared con hojas de enfrente, y nos seguiremos moviendo hacia la izquierda, para meternos en una especie de grieta en la roca, y dejarnos caer. Si seguimos, desde la posición en la que se sitúa la cámara, veremos un pequeño saliente a la derecha al que nos tenemos que subir. Mientras hacemos esto es probable que aparezca el animal que nos quiere atrapar, así que una manera de despistarle es volver hacia la izquierda, atraer su atención, y rápidamente volver a esta zona e intentar escalarla antes de que vuelva.

Ahora podemos seguir subiendo, siempre por las enredaderas verdes, y así llegar hasta una escalera metálica, que deberemos bajar. Volvemos a bajar por otra escalera, nos dejamos caer al suelo, e inmediatamente a la izquierda escalamos un pequeño muro, hasta otro que tiene en la superficie unas marcas azules. Seguimos escalando y cuando veamos la apertura que da al exterior tenemos que tenemos cuidado, porque puede que el Trico malvado introduzca su cabeza. No os preocupéis si esto pasa porque os tirará al suelo y podréis volver a intentarlo.

Lo que tenéis que hacer es saltar rápidamente cuando no esté cerca, y sin pensarlo un segundo volver a dar un salto hacia la plataforma de delante, donde estaremos a salvo. Ahora para llegar a nuestro destino solo podemos hacer una cosa: esperar a que el animal que nos persigue introduzca la cabeza por la siguiente apertura, saltar sobre ella, y de esta manera poder saltar al otro lado.

Si seguimos llegaremos a un enorme pozo, con una cadena en medio, hacia la que tenemos que saltar. La escalamos, llegamos a una parte superior con una apertura en la pared, y nos metemos. Ahora tenemos que ir al fondo de esta sala de forma horizontal, y a la izquierda veremos una jaula, en la que nos tenemos que meter. A partir de aquí ya no podemos hacer mucho más, esperar a que el animal se canse de jugar con la jaula, y que se vaya. Da igual cuantas vueltas des dentro de la jaula que no podrás salir, así que al final el niño de cansará y se quedará dormido.

Tras despertar, pasado un buen rato, acabará llegando Trico por el techo, al que podemos animar gritándole (R1). Ahora tenemos que conseguir que Trico nos empuje con su cabeza a la zona de adoquines, que os mostramos en la foto:

Ahora hay que continuar rodando, e intentar llegar a una zona con tablones de madera, que se romperán al ponernos encima. Desde donde hemos caído, ahora hay que intentar rodar hacia la izquierda, así varias veces, hasta que lleguemos a la zona de la escalera rota, donde cruzamos por una barandilla lateral. Desde lo alto de las escaleras, si bajamos rodando sin miedo, llegaremos al otro lado de un salto. Una vez que estemos aquí, si nos situamos en la plata metálica de la derecha, la jaula se abrirá y por fin seremos libres.

Si nos fijamos, dentro de la jaula de la que hemos escapado hay una cabeza de estatua, así que hay que cogerla, y dirigirnos hacia la otra jaula, y meternos dentro con la cabeza en nuestras manos. Llegaremos a la sala desde la que ascendimos por primera vez en la jaula/ascensor, y si os fijáis al fondo hay una estatua de piedra, iluminada con un color rosado. Si nos acercamos a ella con la cabeza entre las manos, esta se pondrá encima de la estatua, y cobrará forma de enemigo que intentará atraparnos. Ahora tendremos que atraer la atención del enemigo al otro extremo de la saga, y una vez que esté allí, volver corriendo a donde la estatua cobró vida, y coger el barril que hay detrás. Luego con este entre nuestras manos, nos metemos en la jaula/ascensor de nuevo, subimos, y se lo damos de comer a Trico.

Una vez se haya alimentado ya podremos continuar, y otra vez tendremos que cruzar al otro lado de la escalera rota, si queréis podéis hacerlo de nueva por la barandilla, sin necesidad de contar con Trico. Cuando ya estemos al otro lado, tenemos que subirnos a Trico y dar un salto desde un lugar muy concreto, que os mostramos en la imagen inferior:

Una vez que Trico esté sobre este pilar, deberá saltar al siguiente, y desde aquí a una columna que hay atravesada en lo alto de la sala. Después saltará sobre otro estrecho pilar, y al final llegaremos a la zona donde nos encontró metidos en la jaula. Ahora tendremos que atraer su atención hacia el techo de la sala por donde entra la luz, el lugar por el que entró para salvarnos, hasta que salte hacía allí y salgamos de nuevo al exterior.

Una vez fuera tendrá que dar otro salto, y continuaremos hacia la izquierda, tras dejar a una especie de templo a la derecha, tendremos que ir a la izquierda, por un acantilado, hasta que el camino se corte y no nos permita continuar. Otra vez tendremos que subirnos a Trico para que salte hacia adelante, y luego hacia la izquierda, hacia la parte superior. Después saltaremos en dirección al muro de la izquierda, el único lugar accesible que veremos desde esta posición. Ahora tendremos que dejarnos caer de Trico, y hacia la derecha veremos un pequeño filo con piedras de color azul por el que solo el niño puede pasar, hasta llegar a una serie de tablones de madera que tenemos que atravesar con mucho cuidado.

Cuando se acaben llegaremos a un pequeño bosque y tenemos que dirigirnos hacia la izquierda, hasta llegar a un templo, y un interruptor, que abrirá la puerta a Trico. Después seguimos hacia delante, hacia una de esas peligrosas instalaciones que transforman el carácter de Trico, y bajamos al centro, intentando esquivar a los enemigos que nos perseguirán. Al final Trico se transformará, y no podemos hacer otra cosa que dejarnos comer. Después de esto, comenzará una larga y reveladora cinemática.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir