Vandal

1. El comienzo: Guía completa de The Last Guardian

Te contamos cómo avanzar por los primeros compases del juego con Trico.
·

Tras una cinemática, el chico protagonista de la aventura despierta en una caverna al lado de una enorme criatura: Trico. Estos primeros minutos sirven de tutorial, y nos explican los controles básicos de la aventura, como saltar y descender, coger objetos y lanzarlos, o activar interruptores.

Lo primero que tenemos que hacer es acercarnos a Trico por su parte trasera, subirnos a su cuerpo e intentar quitarle una lanza que tiene clavada, presionando el botón círculo. Esto le enfadará y nos dará un enorme golpe, dejándonos inconscientes. Tras esto el chico se despertará, y tendrá que dar de comer a Trico para ganarse su confianza. Trico come barriles (es una mecánica que se repetirá habitualmente a lo largo del juego), y en esta primera sala hay tres. Dos en lugares elevados, a los que tenemos que acceder escalando, y uno en una pequeña habitación, a la que se accede activando un interruptor.

PUBLICIDAD

Para que Trico se los coma tenemos que dejárselos cerca de la cabeza, y alejarnos y darle cierto espacio. Una vez hecho esto, tendremos que intentar quitarle otra lanza, que tiene cerca del cuello. Otra vez Trico nos golpeará y nos mandará a dormir.

Después el propio Trico nos despertará, estará de mejor humor, y ya podemos empezarla a llamar su atención, pulsando el botón R1. Lo primero que tenemos que hacer es subirnos a su espalda y quitarle la cadena que tiene enganchada al cuello, dejando pulsado el botón círculo. Una vez que le hayamos liberado, tendremos que dirigirnos a una sala que hay al lado, y que Trico nos siga, llamando su atención con R1.

Una vez que Trico esté aquí, cerca del muro de piedra, sobre la hierba, tenemos que subirnos a él y saltar sobre el muro, donde vemos unos barriles. Estos barriles son la comida habitual de Trico, y podemos encontrar 96 a lo largo de todo el juego, como si fueran un coleccionable. En ocasiones son opcionales, y podemos dárselos o no a Trico, aunque en otras ocasiones son obligatorios, y tiene que comer para poder seguir avanzando.

Uno de los barriles está tapando una pequeña apertura en el muro. Una vez que lo hayamos quitado, podremos meternos por ahí (el personaje se agacha automáticamente, aunque también nos podemos agachar apretando el botón X). Siguiendo este camino, llegaremos a una extraña estancia, en la que podremos coger un espejo que está encajado en una estatua de piedra que hay en el suelo. Después tendremos que volver al lugar donde esta Trico, y si queremos podemos coger uno de los barriles opcionales, que está en lo alto del muro al fondo de la sala. Para llegar a este lugar, tenemos que subirnos sobre Trico y saltar sobre las pequeñas cornisas que tiene el muro. Arriba del todo, en una pequeña apertura, encontraremos este barril.

Después de esto, volveremos a la sala inicial donde despertamos al comienzo de la aventura, y si nos fijamos veremos que en una de las esquinas hay una enorme pila de escombros que llegan hasta el techo. Es aquí donde tenemos que usar el espejo que recogimos. Lo equipamos pulsando en la cruceta digital hacia la izquierda o la derecha, y manteniendo apretado el botón círculo, apuntaremos con el espejo. A donde señalemos con la marca verde durante unos segundos, Trico disparará un rayo con su cola, lo que sirve para romper elementos de madera del escenario o como en este caso, unos escombros.

Con el camino ya despejado, tenemos que avanzar a través de un desfiladero, que no ofrece mayores problemas. Después llegaremos a una sala enorme, en la que hay un pequeño lago. Lo primero que tenemos que hacer es romper una estructura de madera que hay en la parte izquierda según llegamos, utilizando el espejo para que Trico lance su rayo. Después nos lanzaremos al agua sin miedo, y dentro del lugar que hemos abierto, subiendo una cadena, hay una caja, que debemos empujar hasta tirar al suelo, rompiéndose y liberando de su interior varios barriles.

Tenemos que coger al menos uno de los barriles y tirarlo al agua, para que Trico se lance tras él. Una vez haya Trico se haya lanzado al pequeño lago tras un barril (podemos arrastrar los barriles hasta una superficie sólida para que Trico los coma con mayor facilidad, aunque también se los come en el agua), tenemos que subirnos a él y esperar a que salga del agua y suba por una pequeña apertura, ya que nosotros solos no podemos escalar esta pared. Si ha subido solo, sin nosotros, podemos llamarle con R1, y que vuelve a bajar.

Avanzando por este camino nos encontraremos una pared que podemos escalar sin problemas, subiendo por unas cornisas, y podremos salir al exterior, metiéndonos por una estrecha abertura en el muro.

Buscar en la guía

Juegos relacionados

Flecha subir