Vandal

Cómo cambiar y dominar clases en Fire Emblem: Three Houses

Aprender una clase no te obliga a seguir con ella siempre, es posible pasar a otra. Te explicamos cómo funciona el sistema para cambiar de clase en Fire Emblem: Three Houses.
Cómo cambiar y dominar clases en Fire Emblem: Three Houses
·

Fire Emblem: Three Houses ha cambiado por completo el sistema de clases tradicional de la saga para acercarlo más a lo visto en juegos como Bravely Default, Octopath Traveler o Final Fantasy III. Podemos escoger cualquiera de las Clases y luego cambiarla por otra.

Esto nos permitirá aprender varias con un mismo personaje. Aunque haya que cumplir con los requisitos de cada una de ellas para aprenderlas, esto permitirá una enorme flexibilidad a la hora de afrontar las distintas batallas del juego.

PUBLICIDAD

Cambiar de clase

Así pues, podremos desbloquear multitud de clases para nuestros personajes y cambiar entre ellas siempre que queramos y no estemos en batalla, sin que ello nos suponga penalización de tipo alguno.

Por lo tanto, tenemos que tener muy claro que el nivel de nuestro personaje es independiente del de la clase que tenga asignada en ese momento. Si subimos a alguien a nivel 30 y decidimos cambiar su clase de Jinete a Asesino, por ejemplo, dicha unidad seguirá siendo nivel 30 tras el cambio.

Además, el cambiar entre una profesión y otra es algo sencillísimo, ya que solo tendremos que acceder al menú de "Gestión de unidades" y seleccionar "Cambiar de clase". Una vez allí, escoge el personaje que deseas cambiar para que aparezca un listado con todas las clases que dicha unidad ha desbloqueado, elige la que quieras asignarle y el cambio se realizará de forma inmediata y sin ningún tipo de coste.

Esto es algo que podremos hacer cuando no estemos en plena batalla y en los preparativos de los combates.

Dominar las clases

Un detalle importante y que conviene destacar es que cuando luchemos con una clase ganaremos puntos de experiencia de esa clase concreta, lo que irá rellenando un medidor de dominio. Si conseguimos acumular los suficientes puntos de experiencia de esa clase como para rellenar por completo su medidor de dominio pasaremos a dominar dicha clase, valga la redundancia.

Dominar una clase no hará que vuestro personaje pase a luchar mejor cuando la tenga equipada, pero os desbloqueará, de forma permanente, una habilidad pasiva con la que podréis equiparos siempre que queráis, independientemente de la profesión que tengáis equipada en ese momento. Cada clase desbloquea su propia habilidad pasiva exclusiva, así que si conseguimos dominar varias profesiones tendremos una mayor versatilidad a la hora de configurar la build de habilidades pasivas de nuestros personajes.

Por supuesto, cada unidad tendrá que dominar por sí misma cada clase para acceder a dichas habilidades, ya que la progresión y el crecimiento de nuestras tropas es independiente para cada personaje.

También os interesará saber que la experiencia de clase que hayáis acumulado con cada profesión se guarda aunque cambiéis de clase. Gracias a esto, podréis cambiar de profesión todo lo que queráis sin miedo a perder vuestros progresos, ya que cuando os volváis a equipar con clases que no hayáis dominado mantendrán el medidor de dominio en el mismo punto en el que lo dejasteis antes de cambiar.

Carlos Leiva
Colaborador
Salvando Hyrule incontables veces desde 1986, Carlos se licenció en periodismo con el único fin de poder dedicarse a los videojuegos y escribir sobre ellos, una afición que ha marcado gran parte de su vida y que siempre ha sentido como algo que va mucho más allá de ser un simple hobby.
¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Buscar en la guía

Flecha subir