Vandal
PEGI +16
Ordenador
FICHA TÉCNICA
Desarrollo: Iron Galaxy
Producción: Maximum Games
Distribución: Steam
Precio: 59,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Marcadores
COMUNIDAD

PUNTÚA
Extinction para Ordenador

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
ANÁLISIS

Análisis de Extinction para PC

Carlos Leiva ·
Iron Galaxy vuelve a la carga con un mejorable juego de acción en el que tendremos que evitar la extinción de la humanidad luchando contra gigantescos enemigos.
Versión PC. También disponible en Xbox One y PlayStation 4.

Extinction es un juego que no se avergüenza ni esconde en ningún momento su principal fuente de inspiración. De hecho, la propia Iron Galaxy ha reconocido públicamente que la serie Attack on Titan ha tenido una gran influencia en el desarrollo de esta obra, algo que se nota desde el primer minuto.

No en vano, su premisa argumental y jugable nos llevará a intentar evitar la extinción de la humanidad mientras hacemos frente a una especie de ogros gigantes capaces de regenerar cualquier miembro que les amputemos... a menos que le demos un buen tajo en la nuca. Y todo ello moviéndonos a gran velocidad por los escenarios, pudiendo usar incluso un gancho para llegar rápidamente a puntos elevados.

Por desgracia, y a diferencia de la serie en la que se basa y de su último y reciente videojuego, Extinction ha resultado ser un producto fallido e incluso frustrante, incapaz de explotar su potencial para ofrecer una experiencia de juego realmente divertida y que nos anime a seguir jugando.

PUBLICIDAD

La última esperanza de la humanidad

Como decimos, el título nos sitúa en un mundo que, tras haber sido arrasado por las constantes guerras que la humanidad ha librado entre sus diferentes reinos y naciones, encara la invasión de los Ravenii, una raza de demonios que solo busca la completa aniquilación de nuestra especie.

No hay muchos vídeos, pero los poco que hay cuentan unos diseños muy resultones.

Nosotros encarnaremos al último de los Centinelas, una antigua orden entrenada para hacer frente a esta amenaza, por lo que contaremos con una serie de poderes místicos y habilidades sobrehumanas que nos permitirán luchar contra los invasores en igualdad de condiciones, a pesar de la diferencia de tamaño.

El guion es bastante simple y predecible, por lo que no tiene mucho interés, aunque al menos sus protagonistas están cuidados y esconden una mayor complejidad de la que podría parecer en un primer momento, aunque la historia es tan breve y se desarrolla a tanta velocidad que casi no da tiempo a profundizar en ellos y disfrutar de su evolución.

Si bien la narrativa no es del todo mala, esta se ve perjudicada por la pobre presentación de la que hace gala en todo momento, ya que la trama se nos cuenta, en su mayor parte, mediante conversaciones con ilustraciones estáticas durante las misiones de la campaña principal, y en las descripciones de las mismas, lo que es una auténtica pena, especialmente si tenemos en cuenta que existen varios vídeos más o menos resultones que imitan el estilo de una película de animación tradicional, aunque estos son muy escasos.

Rescatar civiles será una de nuestras prioridades durante las misiones.

En cuanto al desarrollo de la aventura en sí, esta se basa en superar misiones con una duración de entre cinco y diez minutos. En cada una de ellas nos tocará cumplir un objetivo principal, aunque también cuentan con diferentes retos opcionales para los que quieran poner a prueba sus habilidades y, así de paso, obtener unos créditos extras que nos vendrán muy bien para mejorar a nuestro personaje.

El primer problema lo tenemos en que la variedad de objetivos es prácticamente nula, por lo que todo consistirá en rescatar civiles, defender una posición o acabar con un determinado número de enemigos de algún tipo. Algo parecido se podría decir de los desafíos adicionales, por lo que nos dedicaremos a hacer lo mismo una y otra vez.

Por desgracia, esta falta de variedad también se extiende a la propia jugabilidad, donde únicamente nos dedicaremos a ir de un lado a otro matando Raveniis y salvando a los pobres supervivientes que nos encontremos.

Gracias a la gran movilidad de nuestro personaje nos podremos desplazar a toda velocidad por los escenarios, ya sea a pie o incluso por el aire.

Si bien nuestro héroe tiene una gran movilidad y es capaz de dar grandes saltos, planear, trepar edificios y titanes y utilizar un gancho para impulsarse hacia zonas elevadas, a la hora de combatir sus acciones se reducen a tres posibilidades: golpear, esquivar y ejecutar un golpe cargado con el que podemos ralentizar el tiempo para apuntar mejor.

Los combos que podemos realizar son algo limitados, ya que todos ellos se reducen a presionar un solo botón, aunque dependiendo de las pausas que hagamos entre una pulsación y otra variaremos nuestra cadena de golpes. Lo malo es que la variedad de enemigos es muy escasa y estas ofensivas solo las utilizaremos con los de menor tamaño, quienes apenas tienen mecánicas o rutinas de ataque, por lo que los enfrentamientos contra ellos se vuelven muy monótonos y no tienen ningún tipo de chicha.

Por su parte, los ogros gigantes se combaten de una forma muy diferente, ya que para poder ejecutarlos primero tendremos que cargar una barra de energía que nos permitirá darles el golpe de gracia en la nuca. Esta se rellena de diferentes formas, ya sea destruyendo sus blindajes, amputándoles extremidades, derrotando monstruos pequeños y salvando civiles.

Cuando carguéis vuestro poder rúnico, solo tendréis que escalar a un Ravenii, romperle el blindaje de su cabeza y apuntar a su nuca para derrotarlos.

Aquí conviene destacar que no entendemos muy bien esta decisión, ya que entorpece mucho el ritmo de las partidas y no tiene mucho sentido, sobre todo si tenemos en cuenta que el remate usa el mismo movimiento que utilizamos para desmembrarlos, es decir, el golpe cargado. Aparte, no comprendemos que el hecho de rescatar supervivientes nos permita hacer un ataque más poderoso.

Muchas veces esto provoca que cercenemos a los titanes, nos demos una vuelta rápida para salvar algunos civiles, volvamos cuando se regeneren, y repitamos el molesto proceso hasta que tengamos la energía suficiente para dar el golpe de gracia, impidiendo que nos centremos en estos enfrentamientos y disfrutemos de la acción.

De todos modos, las batallas contra estos seres tampoco es que sean especialmente emocionantes, ya que todo consiste en utilizar el golpe cargado contra sus diferentes puntos débiles (piernas y brazos, básicamente), los cuales a veces están protegidos por unos blindajes que, evidentemente, primero tendremos que romper, haciendo uso del mismo ataque. Los hay de diferentes tipo, pero la mayoría nos pedirán que destrocemos sus candados. Algunos de ellos son irrompibles, otros nos obligarán a esperar a que el titán ataque para que queden vulnerables y otros simplemente son muy numerosos.

Existen diferentes tipos de blindaje. Incluso hay uno que no puede romperse.

Es decir, todo se resume en esquivar los ataques de los gigantes, romper diferentes candados, cortar extremidades y escalar hasta la nuca para rematarlos. Una y otra vez. Si hubiesen más tipos de colosos, con mecánicas más exclusivas y diferenciadas, y tuviésemos más herramientas para enfrentarnos a ellos probablemente estaríamos hablando de un resultado muy diferente, pero, por desgracia, las batallas acaban aburriendo con suma facilidad.

Algo común a todas las misiones es que aquí no fracasaremos por ser espachurrados o morir, sino por no cumplir el objetivo en sí o por dejar que la ciudad en la que luchemos sufra demasiados daños, ya sea por dejar que los gigantes destruyan edificios o por no rescatar civiles a tiempo (para ello, tendremos que acercarnos hasta su posición y mantener pulsado el botón de acción hasta cargar una barra que los teletransporte fuera del campo de batalla).

Eso sí, os avisamos que rara vez conseguiréis llegar a todo, por lo que siempre sufriréis pérdidas, algo que le da un pequeño toque táctico al juego que no le sienta del todo mal, obligándonos a tomar decisiones rápidas para priorizar nuestros blancos y así minimizar daños.

Estos enemigos pueden volar y gracias a nuestro gancho podremos llegar hasta a ellos para combatirles en el cielo.

Volviendo a los problemas del título, tenemos que destacar lo mal que funcionan sus controles, especialmente a la hora de hacer parkour y movernos por el escenario usando el gancho. Además de poco fiables y de tener a un protagonista con tendencia a quedarse atascado con árboles y otros elementos (¡incluso con civiles!), este cuenta con una extraña inercia y con un control aéreo paupérrimo que consigue que muchas veces salgamos despedidos hacia donde no queremos y que nos enganchemos sitios no deseados, propiciando que al final estemos más tiempo batallando contra el mando que contra los titanes.

Para aumentar todavía más la frustración, la cámara tiende a volverse loca con relativa facilidad, colocándose en los peores puntos posibles e impidiéndonos ver nada, incluso cuando estamos apuntando con el golpe cargado. Al final y con algo de práctica acabaremos domando los controles más o menos, pero siempre tendremos la sensación de que nos la pueden jugar en cualquier momento y que son poco de fiar.

Por otro lado, a medida que juguemos conseguiremos créditos que podremos invertir en desbloquear y mejorar habilidades para nuestro personaje, como nuevos combos, aumentar su barra de vida o adquirir una recuperación aérea. Aunque no hay muchos tipos de mejoras, todas ellas resultan útiles y el ritmo de desbloqueo está lo suficientemente bien medido como para que la adquisición de cada una de ellas se sienta como una pequeña victoria.

No hay muchas habilidades, pero estas se pueden mejorar varias veces.

En total, completar la campaña principal nos llevará unas cinco horas aproximadamente, aunque si queremos desbloquear todas las mejoras y cumplir todos los objetivos adicionales, probablemente nos llevará unas cuantas horas más, ya que no serán pocos los niveles que tendremos que rejugar.

Además de la historia, también contamos con una serie de pruebas opcionales muy desafiantes y con tres modalidades para aquellos que disfruten compitiendo por puntos con el resto de la comunidad.

Por una parte tenemos Reto diario, donde Iron Galaxy nos desafiará a conseguir la mejor puntuación posible en una batalla diseñada por ellos mismos que cambia cada día. Por otro lado tenemos Extinción, un Modo Supervivencia en el que tendremos que matar todo lo que podamos antes de que nos eliminen. Finalmente, contaremos con una modalidad donde generar misiones de forma aleatoria, las cuales podremos compartir con nuestros amigos por medio de una clave.

Siendo sinceros, ninguno de estos modos aporta nada ni resulta especialmente interesante, por lo que difícilmente os quedarán ganas para dedicarles mucho tiempo tras la campaña principal, ya que consisten en más de lo mismo.

Como veis, no es ningún portento técnico.

A nivel gráfico no está del todo mal gracias al toque de dibujos animados que se le ha dado a su estilo artístico, camuflando así algunos de sus defectos y carencias, como unos modelados algo básicos y unas texturas que podrían dar mucho más de sí. Los efectos de destrucción tampoco son especialmente brillantes y ciertas animaciones nos han resultado un tanto rígidas, en contraposición con otras que sí son bastante fluidas y están más conseguidas.

Finalmente, el sonido nos deja una banda sonora poco inspirada y extremadamente machacona que, al igual que el resto del juego, se repite en exceso. Al menos cumple su función de ambientar, aunque será lo último a lo que le prestemos atención durante las partidas. Los efectos son meramente funcionales y el doblaje, en inglés, sin ser sobresaliente, está bastante bien, con unas interpretaciones muy conseguidas y una buena selección de voces. Por supuesto, los textos están totalmente traducidos al castellano.

Conclusiones

Extinction es un juego que podría haber dado mucho más de sí, pero que, al final, nos ha dejado a medias. Sus controles no son nada fiables, la estructura de las misiones es siempre la misma y los enfrentamientos contra los titanes en vez de ser tensos y emocionantes resultan aburridos, tanto por su nula variedad como por su planteamiento. Y por si fuera poco, la historia tampoco engancha ni dura demasiado. Tampoco es que sea un completo desastre, pero sí un producto mediocre cuya recomendación se nos antoja un tanto complicada, especialmente con la gran cantidad de lanzamientos de calidad que estamos recibiendo desde hace un tiempo.

Hemos realizado este análisis en su versión de PS4 con un código que nos ha facilitado Dead Good Media.

NOTA

5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

La dirección de arte no está mal.
Las pequeñas decisiones tácticas que tenemos que tomar le sientan muy bien.
Si queremos completar la campaña al 100% tendremos un reto desafiante.

Puntos negativos

Los controles y la cámara son muy poco fiables.
Los enfrentamientos contra los titanes son bastante aburridos.
Nula variedad de objetivos, tipos de misiones y enemigos.

En resumen

Un aburrido y monótono juego de acción incapaz de hacer algo memorable con los enfrentamientos contra sus gigantescos enemigos.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

tyler_durden84 · 12/04/2018 20:07
que decepcion...

Mr_Player · 12/04/2018 01:53
Este juego va a rellenar las cestas de la segunda mano, y seguro que será rebajado en un par de semanas. En 3djuegos le dieron un 4, así que no esperaría gran cosa del juego teniendo en cuenta que en una web de estas para que un juego sea bueno tiene que pasar del 8.

VIHN · 11/04/2018 12:28
[respuesta:30]Sí este juego baja a 20 €, no va a tener mejores gráficos, ni mejor historia, ni  mejor jugabilidad, ni mejor desarrollo, ni mejor diseño de niveles, ni mejor narrativa...

En definitiva, va a ser exactamente la misma mediocridad de juego[/respuesta]

suripac · 11/04/2018 11:53
[respuesta:26]te repito que el precio influye en la valoracion de un juego ya que suele ser indicativo del prespuesto del mismo(salvo cuando la compañia de turno quiere sacar mas tajada de la cuenta).
No se puede valorar de igual modo un juego de 200 millones de presupuesto con 500 personas trabajando en el que uno de 3000 euros hecho por una persona(xq entonces todos los indies serian broza y una de los principales puntos a su favor a la hora de valorarlos es su precio reducido respecto a los triples A y si origen "humilde").
Este juego a 60 probablemente sea malo ya que no debe de valerlos,pero a 20 el analisis cambia ya que no le puedes pedir mas por X precio.

*SI hasta el duke nukem forever se vuelve un juego decente a 5 euros!pero lo sacaron a 60 asi que fue una mierda XD[/respuesta]

Nejiros · 10/04/2018 19:45
[respuesta:27]Vale, te lo compro. Pero algo afecta a la hora de evaluar un juego. Si hubiera salido un indi, pongamos el Cup head a 60€ seria un robo y quizá no se hubiera visto contan buenos ojos. Y al contrario, si el No man’s sky llega a salir a 20€ otro gallo cantaría.

Lo mismo pasa con todo.[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis PC

Análisis
2018-10-23 10:01:00
Espía y extrae toda la información que puedas de tus 'monos' en este simulador de voyeur.
Análisis
2018-10-22 18:00:00
Los villanos de DC protagonizan una de las aventuras de LEGO más divertidas e inspiradas de los últimos años.
Análisis
2018-10-22 16:25:00
Una videoaventura musical que acaba componiendo uno de los juegos más originales del año.
Análisis
2018-10-20 11:00:00
Reina y manda en Poniente con una más que notable versión de uno de los títulos de estrategia más originales de los últimos tiempos.
Análisis
2018-10-18 16:50:00
Call of Duty vuelve con su mejor multijugador hasta la fecha acompañado de un Battle Royale a la altura y de unos Zombis con unos niveles de producción excelentes.
Análisis
2018-10-18 10:06:00
El mejor baloncesto callejero vuelve gracias a la divertida y frenética propuesta de Saber Interactive y 2K Games.
Flecha subir