Análisis de Diddy Kong Racing DS (NDS)

De la mano de Rare, NDS recibe uno de los clásicos que nos hicieron disfrutar en Nintendo 64.
Macarena Mey Rodríguez ·
Actualizado: 15:07 5/12/2018
GRÁFICOS
7,5
SONIDO
7
NOTA
7.2
DIVERSIÓN
7.4
JUGABILIDAD
6.6
Análisis de versión NDS.


Sin duda uno de los aspectos más molestos del juego son los tiempos de carga, que nos asaltarán demasiado a menudo. Es cierto que no son especialmente largos, unos 2 o 3 segundos, pero su número es excesivo. Por poner un ejemplo: si estamos en el mundo centrar y queremos ir a un circuito, deberemos ver una pantalla de carga al pasar al mundo donde esté el circuito, otro al entrar en el mismo y otro al llegar a meta (eso si no queremos empezar de nuevo la carrera o si al vencer nos obsequian con un globo, lo que hará que tengamos otra pantalla de carga más). Esto se hace insufrible y hace que nuestra partida se vuelva tediosa y en ocasiones, frustrante. Sin duda esto se debe a la dejadez de los programadores a la hora de programar la conversión, ya que parecen haberse olvidado de optimizar.

Si al menos la pantalla de carga fuese vistosa, la espera sería más llevadera, pero encima nos encontraremos con las dos pantallas en negra y un pequeño velocímetro abajo que se cargará hasta una cuarta parte antes de dar paso a la acción. Al margen de este problema, el juego es bastante divertido y tiene una duración tremenda incluso sin tener que añadirle los extras. Sin embargo a veces se hace monótono, pues el juego nos hace recorrer los mismos circuitos varias veces o nos ofrecerán retos basados en la pantalla táctil que son más frustrantes que entretenidos. Aún así el juego es divertido, y el hecho de que los vehículos respondan de forma tan distinta entre sí hará que los distintos circuitos sean más diferentes entre sí, dependiendo de sobre que corramos. Esto que en un principio debería ser una ventaja no lo es tanto, ya que mientras que el kart y la avioneta se manejan estupendamente, lo cierto es que el aerodeslizador echa de menos el mando de Nintendo64, y la cruceta de DS sólo conseguirá que nos movamos bruscamente y acabemos estampándonos contra las paredes. Es cierto que ya en la versión anterior el aerodeslizador era el vehículo más difícil de controlar, pero es que en esta ocasión es mucho más incontrolable, lo que hará que tengamos que dedicarle horas extras para aprender a manejarlo.



Como hemos visto antes, Rare ha tratado de sacarle partido a las posibilidades especiales de la consola, algo que ha conseguido con desigual resultado. Y es que si el reto de los globos puede ser divertido, se nos antoja muy incómoda la forma de acelerar en la salida. Para conseguirlo deberemos centrarnos en la pantalla de abajo y describir círculos o soplar (dependiendo del vehículo) para así conseguir un turbo. Puede que la idea sea buena, pero en la práctica, acabaremos dando de lado esta opción, pues nos impide estar atentos al comienzo de la carrera además de resultar bastante incómodo. Durante nuestra aventura también deberemos hacer uso de las funcionalidades propias de nuestra DS y aunque algunas serán entremetidas, otras no lograrán más que un resoplido por nuestra parte.

Diddy Kong Racing no es un mal juego, aunque quizás el resultado final queda empañado por unos añadidos que no le hacen ningún bien. Y es que siempre es interesante que un juego incorpore funcionalidades que nos permitan disfrutar de las posibilidades táctiles de la DS, pero cuando una compañía se empeña en meterlas con calzador, el resultado suele ser nefasto. Esto le pasa al juego, y es que la mayoría de las veces en las que tengamos que usar nuestro puntero se nos harán muy fastidiosas y, siempre que tengamos oportunidad, trataremos de obviarlas.

Otro punto negativo del juego es que, aunque es extremadamente largo si queremos conseguirlo todo, esto se consigue a costa de obligarnos a recorrer una y otra vez las mismas pistas, teniendo que hacer todo el tiempo lo mismo, lo que a la larga acabará resultando muy monótono, sensación que no ayudan a aliviar los continuos tiempos de carga. Aún así es un juego que nos ofrecerá grandes ratos de diversión si conseguimos sobreponernos a tener que repetir todo el tiempo las mismas acciones.

Es sin duda una gran opción para aquellos que suelen jugar solos, pues el modo aventura es muy largo y el editor de circuitos cumple sobradamente, y una mejor opción para los que gusten de jugar en compañía, pues tanto el modo multijugador como el online son muy buenos. Tal vez Mario Kart le supere en casi todos sus apartados, pero sin duda el Diddy Kong Racing es una buena alternativa o mejor aún, un genial complemento.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Those Who Remain - Análisis
Análisis
2020-05-30 19:20:00
Una aventura de terror que, como otras muchas, tiene buenas ideas pero falla en su ejecución.
Potata: fairy flower - Análisis
Análisis
2020-05-30 16:30:00
Plataformas 2D y puzles se funden en una aventura irregular y efímera pero increíblemente bella.
The Elder Scrolls: Blades - Análisis
Análisis
2020-05-29 09:49:00
Una aventura de mundo abierto basada en la conocida franquicia de Bethesda que no hace honor a la saga.
Xenoblade Chronicles: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2020-05-27 15:47:00
Shulk celebra el décimo aniversario de su inolvidable aventura con una cuidada y ambiciosa remasterización de uno de los mejores JRPG de la última década.
Song of Horror - Análisis
Análisis
2020-05-27 12:12:00
El estudio madrileño Protocol Games firma un survival horror centrado en los puzles que mira a los clásicos a la vez que introduce ideas propias.
GORN - Análisis
Análisis
2020-05-27 09:24:00
El exitoso juego de realidad virtual llega a PS4 con una versión limitada y algo torpe que no le hace justicia al juego original.
Género/s: Karts / Velocidad
PEGI +3
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
7.2
COMUNIDAD
7.52

PUNTÚA
Diddy Kong Racing DS para Nintendo DS

15 votos
Flecha subir