E3 2021

TGS: Primeras impresiones Resident Evil Umbrella Chronicles

Capcom muestra su juego de disparos para Wii, cada vez más prometedor.
·
Actualizado: 21:35 17/8/2020

A puerta cerrada, en la habitación de Capcom del hotel New Otani, pudimos probar Resident Evil: Umbrella Chronicles para Wii, el esperado juego de disparos que hará uso del Wii Zapper para, encajando el Wiimote y el Nunchuk, enfrentarnos a hordas de zombies. La versión mostrada en el Tokyo Game Show era la misma que en Leipzig, diferente de la del E3, y está en un estado mucho más avanzado, teniendo lugar además en otro nivel, un tren infestado de zombies y larvas infecciosas. Tuvimos oportunidad, además, de jugarlo a dos jugadores, acompañados de un periodista americano que no dejaba de lanzar granadas por error y con el que competíamos duramente, pero de buen rollo, por coger los ítems.

El nivel mostrado tenía lugar en un tren, como decíamos, tras una secuencia cinemática de introducción. El tren estaba lleno de zombies estándar, que nos perseguían, mientras nos movíamos, guiados por el juego, intercalando la jugabilidad con charla entre los personajes y diversas secuencias cinemáticas integradas en el movimiento. Como en la beta del E3, el juego se controla a la perfección usando el Wii Zapper, disparando con el gatillo, teniendo cierto relativo control sobre la cámara con el stick analógico del nunckaku, y pudiendo cambiar de arma con un botón y realizar acciones con otro. En principio estas acciones estaban asignadas a la cruceta y al botón A, pero en las opciones pudimos cambiarlos a los botones Z y C del nunchaku, mucho más accesibles.

Las armas que teníamos a nuestra disposición eran la pistola, con munición ilimitada, la escopeta y la ametralladora. La munición para estas últimas no escaseaba precisamente, por lo que podíamos usarlas con frecuencia. Ambas armas son un verdadero salto cualitativo respecto a la pistola, y la escopeta es especialmente efectiva aparte de provocar espectaculares muertes de los enemigos, no solo por los desmembramientos sino también por cómo salen salvajemente despedidos hacia atrás. Otro ítem importante que podíamos coger era la ya clásica hierba curativa.

Un aspecto que nos llamó la atención del modo para dos jugadores es el hecho de que compartamos salud con nuestro compañero. Esto es algo muy poco común pero que resulta una buena idea, al eliminar la competencia desesperada por coger los ítems de salud, y a vincular completamente a ambos jugadores y obligarlos, en cierto modo, a cooperar. Donde sí hay competencia, como decíamos antes, es a la hora de coger las armas. Al final los dos jugadores acabarán teniéndolas todas, pero la munición se coge del mismo modo.

Los enemigos eran casi todos zombies "estándar", que hacían aquello que generalmente de ellos se espera, acercarse lentamente hacia nosotros emitiendo quejidos de ultratumba para intentar mordernos. Cuando esto ocurra, tendremos, en ocasiones, la opción de esquivarlos, moviendo rápidamente el mando de la consola –en este caso, el Zapper-, y ejecutando un movimiento cinemático en el cual acabamos con el zombie. Una de las novedades de esta demo era la aparición de una especie de larvas, que se nos pegaban a la pantalla. Teníamos la opción de dispararles, pero era mucho más efectivo pulsar el botón de acción y mover el Zapper de arriba a abajo; así es cómo se usa en Umbrella Chronicles el clásico cuchillo de Resident Evil, con resultados muy efectivos. También lanzar una granada daba buen resultado contra las aglomeraciones de estos bichos.

Tras un aburrido paseo por el techo del tren, acabando con diversos zombies, nos enfrentamos, en un nuevo vagón, al jefe final de la fase, una especie de escorpión gigante al que debíamos disparar a la cabeza, y que constantemente nos atacaba con sus enormes pinzas. Cuando esto ocurría, en la pantalla aparecían unos iconos indicándonos lo que teníamos que hacer para esquivar el ataque; en ocasiones pulsar en gatillo, en otras mover el mando, y además variando para cada jugador. El único contratiempo de jugar a dos jugadores era a veces la imposibilidad de distinguir tu punto de mira del otro; la diferencia de colores –azul y rojo- no era lo suficientemente intuitiva, aunque es difícil pensar en otro modo de solventar esto.

Resident Evil Umbrella Chronicles nos ha dejado un muy buen sabor de boca. Era evidente que pronto habría juegos de pistola para Wii aprovechando la detección de movimiento del mando de la consola, pero esta creación de Capcom integra muy bien la narrativa con los disparos, e incluye usos originales, como los movimientos de esquivar y las cuchilladas. Con lanzamiento previsto para finales de este año, será uno de los títulos más a tener en cuenta para Wii estas Navidades.

Pablo Grandío
Director y fundador

Más sobre Resident Evil Umbrella Chronicles

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir