Análisis de Resident Evil Umbrella Chronicles (Wii)

Prepara tus armas para desentrañar a golpe de pistola los secretos que se esconden tras las puertas de Umbrella.
Resident Evil Umbrella Chronicles
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
8
NOTA
7.7
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
7.5
Análisis de versión Wii.

Después del éxito de Resident Evil 4 para Wii, la consola de Nintendo va a recibir el primer título creado específicamente para ella de la saga de zombis de Capcom. Se trata de Resident Evil: Umbrella Chronicles, un juego que se va a encuadrar más cerca de la línea de los Gun Survivor/Dead Aim de la saga, títulos de disparos.

Estos títulos de pistola no han conseguido igualar las ventas de la saga principal, o de la vertiente de juego en línea que fueron los dos Outbreak para PlayStation 2, pero Umbrella Chronicles puede representar un giro interesante en la línea de títulos de la serie, a la espera de ver qué nos ofrecerá finalmente Resident Evil 5, en desarrollo para Xbox 360 y PlayStation 3. Una de sus principales ventajas es que no requiere ningún periférico especial, ya que el propio mando de Wii con su función de puntero aporta el sistema de control necesario, y, quienes lo deseen, podrán hacerse con el accesario Wii Zapper, la pieza de plástico que coloca nunchuk y mando remoto en forma de arma de fuego. Resident Evil: Umbrella Chronicles está perfectamente adaptado para aprovechar ese periférico, pero, evidentemente, se juega igual de bien sin él.

Es muy posible que una parte importante de los aficionados a esta saga de terror no se sintieran muy atraídos por los anteriores juegos, ya sea a nivel de planteamiento de su historia como por el requisito del accesorio de pistola, aunque estamos seguros de que tienen su hueco en el corazoncito de los seguidores. En cualquier caso, Capcom ha decidido no dar un tratamiento menor a este juego con una historia que va a enlazar los hechos de diferentes capítulos hasta llevarnos a hechos completamente inéditos, en Rusia, mientras se nos narra la historia de la maligna y omnipresente Umbrella Corporation, la empresa que se esconde tras casi todos los problemas, enemigos y amenazas que han aparecido en la serie.

PUBLICIDAD

Para ello, se da un paso adelante en el planteamiento característico de los juegos de pistola para incorporarle muchos más elementos propios de la saga tradicional que se fusionan con los característicos del género de pistola. De manera que, al final, no nos encontraremos estrictamente ante un juego de pistola donde matar sin preocupaciones a todo lo que se mueva, dotándole de una personalidad, diseño y desarrollo con personalidad propia, lo que siempre es de agradecer, al tiempo que respeta las pautas de la saga clásica.

Y es que localizaciones y enemigos se rescatan de los juegos Resident Evil, Resident Evil 3, y la precuela Resident Evil Zero, lo que da lugar a reinterpretaciones de combates (por ejemplo, luchar contra algún que otro Tyrant, o contra el peligroso Nemesis) que ya se vivieron en esos capítulos, al tiempo que se plantean también nuevas situaciones, como conocer qué hacía un personaje del que no se sabía demasiado, como el misterioso Wesker. Sin duda alguna, aunque en líneas generales el título sigue dejando muchas cuestiones en el aire sobre Umbrella (elude sin ir más lejos tratar a Resident Evil 2 y a Code: Veronica, e incluso podría haberse alargado hasta la antesala de Resident Evil 4), está destinado muy especialmente a ofrecer a los seguidores de la serie todo un volumen de contenidos que sabrán apreciar. Responderá unas preguntas, lanzará nuevos interrogantes, y con sus nuevas localizaciones dará algunos giros inesperados.

Por tanto, vamos a vivir algunos de los momentos claves de todos esos títulos, como el incidente del tren de Resident Evil Zero, los momentos más tensos de la mansión del primer Resident Evil, o las de Raccoon City en Resident Evil 3 (con influencia de los Outbreak). Todo ello como antesala del contenido puramente original, que en su conjunto puede sumar una veintena de horas de juego en nuestra primera partida, lo que es, evidentemente, mucho para un juego de este género. Pese a todo, cabe plantearse por qué no se han incluido todos los juegos de la saga, dado que parte importante de la estructura del juego parece destinada específicamente a satisfacer a la base de fans... pero en cualquier caso, la historia del juego va bien hilada, al menos de manera suficiente para un título como éste, y resulta satisfactorio en este sentido. Es decir, aunque se pueda criticar, lo cierto es que no acaba de jugar en su contra y pueden ser un buen punto de partida para una hipotética secuela, para qué engañarnos.

Los momentos en los que Umbrella Chronicles se nutre de los anteriores capítulos de la saga numerada se ven influenciados notablemente por el desarrollo de esos títulos, y aunque la acción es consistente o continuada, nos atreveríamos a decir que algunos de los clímax más intensos los viviremos al revisitar las calles de Raccoon City en Resident Evil 3, con una muy especial atención al conjunto de enemigos y su enemigo final, que nos proporciona uno de los enfrentamientos y clímax de la acción más destacables de todo el videojuego. La atmósfera que se consigue hacia la mitad del desarrollo del título es mucho más terrorífica, intensa y escalofriante que en los compases que marca la tradicional mansión cuando es algo que el ambiente gótico de ese primer título superaba en creces (al menos en opinión de quien firma estas líneas) al ambiente urbano del tercero.

Los problemas del juego van a residir no en su ambientación ni en su apartado técnico, bastante bueno, sino en algunos elementos jugables. Desde luego, el juego nos invita a disparar mucho, y su mecánica es constante, por lo que el problema va a estar en los momentos en los que la detección de colisiones no es tan eficiente como sería deseable. Esto es importante, porque el juego combina momentos de acción rápida, con enemigos ágiles y peligrosos, con otros de zombis torpes y lentos, y sobre todo en los primeros momentos es importante que el sistema no falle.

Por eso, hay que destacar que en movimientos muy cortos el juego no mueve el puntero con la precisión que nos gustaría. Esto parece destinado a facilitar la acción a los jugadores menos habituados, de manera que el juego no se vuelva incontrolable por una sensibilidad excesiva, o que se vea afectado por inconsistencias de nuestro pulso. Está bien, es una opción respetable, pero que no acaba de convencernos y en este sentido creemos que puede resultar molesto afectando a la curva de aprendizaje. Con el paso de las horas de juego, aprendemos a compensar esta característica que hace que el puntero ignore los movimientos lentos, obligándonos a hacer algunos más bruscos y rápidos, y no debería de representar mayor problema.

La consecuencia directa de esta peculiaridad en el control es que puede hacerse difícil conseguir ciertos disparos de precisión, lo que es importante porque algunas zonas de impacto (como el punto en el que revienta la cabeza de un zombi) suele ser pequeño, haciendo que sea excepcionalmente difícil conseguir resultados precisos con un único disparo. No es, ni mucho menos, imposible, y desde luego queremos insistir en que poco a poco el jugador va conociendo esta característica del juego y finalmente sabe cómo compensarla, pero resulta un poco más tosco en líneas generales de lo que esperábamos. Esta sensación se ve reforzada con que en ocasiones el sistema de detección de impacto no funciona muy bien porque la zona que puede recibir daño es menor que el dibujado poligonal del perfil del enemigo... es decir, que si apuntamos muy en el borde, aunque parezca que le damos, en realidad no es así.

Esto sucede especialmente en los puntos vitales que pueden dar lugar a una muerte con un disparo (casi siempre la cabeza), y, como ya hemos dicho antes, al final sabremos dónde están esos puntos concretos, pero aunque el jugador tenga habilidad para acostumbrarse y superarlo, admitámoslo, es un fallo en su diseño que hace que los enemigos no se vean afectados por nuestros tiros de la manera que esperaríamos. Y es que hay pocas reacciones en los enemigos por los disparos; es decir, se les puede reventar la cabeza, algunos acabarán arrastrándose, pero en general no parece afectarles de manera claramente diferenciada dispararles a una zona u otra, algo que sí sucede en otros títulos del género. Un ejemplo absolutamente paradigmático es que si le damos en plena nariz a un enemigo, es difícil que suceda algo, pero si le damos un poquito por encima de la frente la cabeza explotará irremediablemente. Lo mismo es aplicable a, por ejemplo, las piernas y demás zonas del cuerpo.

El juego nos permite jugar con sólo el mando remoto o en combinación con el nunchuk, siendo ésta la mejor opción en nuestra opinión, aunque está bien tener más opciones de control. Para recargar, basta con dar un golpecito seco, mientras que cambiamos de arma pulsando el botón C del nunchuk. El conjunto de armas se complementa con el cuchillo (pulsamos el botón A y movemos el mando), y lanzar explosivos, pulsando el botón Z del nunchuk y el botón B del mando remoto. Los objetos se hacen accesibles mediante el stick analógico del nunchuk, y funciona igual de bien de manera normal que con la Wii Zapper.

Por otro lado, el juego consigue una buena cantidad de elementos destructibles con los que interactuar, de manera que podemos romper muchísimas de las cosas que vemos para conseguir mejores armas, objetos especiales, y demás ítems de interés. Por si esto fuera poco, la verdad es que Umbrella Chronicles nos ofrece en ocasiones (no tantas como nos gustaría, pero sí las suficientes) rutas alternativas en las que ver secciones diferentes y conseguir, claro, armas diferentes. Saber emplearlas será algo esencial, ya que las hay de gran poder destructivo y pueden ser esenciales para ir abriéndonos camino hasta el enfrentamiento contra el enemigo final de turno.

Será importante saber cambiar de arma con agilidad, ya que este juego no lo pone demasiado fácil en algunas circunstancias, ya que no es precisamente ágil seleccionar el arma deseada en algunas circunstancias y tener que cambiar a otra nueva rápidamente, y en ocasiones puede ser tedioso llegar hasta, por ejemplo, el bazuca. Eso sí, no hay que olvidar que se nos ofrecen tres niveles de dificultad y siempre podemos pasarnos al fácil para ir dominando poco a poco todo el juego. Además, hay que tener presente que las armas se puede ir mejorando según avanzamos en el juego (en la línea de las mejoras que se podían comprar al buhonero de Resident Evil 4), a cambio de las estrellas que se nos asignan al completar cada misión, en función de nuestro rendimiento.

Por su parte, cada nivel tiene objetos adicionales que son los que nos van a dar acceso a esos informes sobre personajes, objetos, armamento y parte de la historia, lo que es un buen complemento para los más aficionados que deseen explorar todos los secretos que se esconden en los diferentes escenarios de este juego. También tenemos que tener presente que el juego se estructura en una serie de tres capítulos o niveles para cada uno de los cuatro incidentes en los que se ambienta la acción, pero con la opción de encontrar misiones secundarias que son las que nos darán acceso a curiosos momentos en los que podremos controlar a otros personajes y saber cuáles eran sus intenciones y qué hacían en los momentos en los que se sabía nada de ellos en los títulos originales. Estos niveles adicionales usarán escenarios y enemigos repetidos, pero con diferentes caminos a seguir, otras armas, y nos ayudan a completar el guión, de manera que tiene, en definitiva, más o menos el doble de contenido del que uno puede esperar al principio.

En cualquier caso, la dificultad del juego da un estirón importante en los enfrentamientos contra los jefes finales, al requerir usar las armas más poderosas, que tienen largos periodos de recarga, y se combina todo ello con un uso generalizado de acciones a realizar cuando se nos indique en la pantalla (en la línea de los movimientos que se introdujeron en Resident Evil 4) al tiempo que sus ataques son casi imposibles de evitar. En este sentido, el modo multijugador es interesante, ya que se trata de un cooperativo en el que la acción puede ser mucho más intensa y accesible, aunque no todas las fases son accesibles en este modo. Sea como fuere, resulta una de las opciones de juego más interesantes por su buena integración, haciendo que se ganen muchos puntos en cuanto a la diversión que nos puede llegar a ofrecer. Si añadimos que el título nos ofrece la posibilidad de acceder a amplios informes sobre personajes, hechos de la historia, y también conseguir objetos clásicos (que contienen guiños para aficionados) y demás, lo cierto es que la experiencia es no sólo extensa, sino también rejugable.

Resident Evil: Umbrella Chronicles presenta un aspecto gráfico muy destacable, con acertadas recreaciones de los escenarios de los juegos originales, bien revisados y convertidos en entornos completamente poligonales desde los primigenios escenarios pre-renderizados. Del mismo modo, los enemigos lucen impresionantes en casi todas las situaciones, y su número puede ser apabullante en determinados momentos, recreando situaciones concretas de los anteriores títulos desde esta nueva perspectiva, para finalmente ofrecer situaciones creadas para la ocasión en el escenario ruso, ambientado en el año 2003 y con Chris y Jill como protagonistas.

Por lo general, la poligonización es bastante elevada, y las texturas son buenas, aunque en algunos momentos veremos algunas demasiado planas o con una resolución aparentemente un poco más baja que el resto del conjunto. En general, se ve más que bien, y si a eso le sumamos un muy acertado diseño de personajes, que lucen por norma general mejor que los de Resident Evil 4, el apartado visual pasa con nota, aunque tiene pérdidas en la tasa de imágenes aquí y allá con algunas ralentizaciones, fallos en iluminación y animaciones no muy logradas que son las que desvirtúan el conjunto global.

La banda sonora opta, muy acertadamente, por recuperar temas clásicos remezclados para ambientar buena parte de las secciones del juego, al tiempo que nos ofrece también melodías compuestas específicamente para la ocasión, combinándose con efectos de sonido de gran contundencia, destacando explosiones y demás parafernalia en esa línea. Cuenta con una gran cantidad de diálogos, con voces en inglés, que acompañan sobre todo a las secuencias de vídeo, con buenas interpretaciones y correctos subtítulos.

Conclusiones
Con el principal atractivo para los seguidores de la serie de volver a visitar algunos de los entornos más míticos de Resident Evil al tiempo que se conoce parte de la historia nunca contada de Umbrella, está claro que Resident Evil: Umbrella Chronicles tiene en el bolsillo a ese público apasionado. Gracias a su intensa acción y larga duración, los aficionados a los arcades de disparos también quedarán satisfechos con lo que este juego de Capcom les ofrece, además de estar repleto de elementos peculiares que le asignan una personalidad propia (en consonancia con la saga en la que se enmarca), todo ello complementado con un multijugador divertido y accesible. Tiene sus puntos negativos, que hemos expuesto, pero se trata de un título muy interesante tanto para aficionados al género como para aficionados a la saga, que a buen seguro nos dará muchas horas de diversión.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
PEGI +18
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
7.7
  • Fecha de lanzamiento: 30/11/2007
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
7.44

PUNTÚA
Resident Evil Umbrella Chronicles para Wii

217 votos
#98 en el ranking de Wii.
Flecha subir