¿Es la harina la clave de The Last of Us? Un caso real explicaría por qué Joel sobrevive

El envenenamiento masivo en Pont-Saint-Esprit en 1951 se conecta con The Last of Us gracias a las pistas del guion de la serie de HBO.
·
Actualizado: 17:14 23/1/2023

Justo cuando empezábamos a tener superada mentalmente la pandemia del coronavirus, la serie de The Last of Us ha llegado para remover todas esas emociones de miedo y confusión incorporando una nueva enfermedad a la televisión: la infección de Cordyceps. Por ahora solamente llevamos dos episodios de la ficción firmada por Craig Mazin y Neil Druckmann, responsable también del juego de Naughty Dog como sabréis, y eso ya ha permitido que los espectadores generen todo tipo de teorías acerca de cómo nació este apocalipsis fúngico y cómo es que ni Joel, ni Tommy, ni tampoco Sarah se infectaron durante el brote. La teoría que más ha calado se relaciona con la harina. Los personajes protagonistas de The Last of Us huyen de diversos productos dulces que contienen ese ingrediente, lo que indicaría que gracias a ello no se infectaron al inicio de la historia.

Un caso real de 1951 apoya la idea de que Joel no se infectó en The Last of Us gracias a no comer harina

Esta teoría, aun pareciendo poco sostenible, ha echado raíces gracias a un caso real que se ha vuelto bastante popular: el que se conoce como envenenamiento masivo en Pont-Saint-Esprit en 1951. Recién salidos en Europa de la Segunda Guerra Mundial, tuvo lugar un altercado bastante increíble en Francia que acabó con la vida de hasta siete personas y provocó que otras 50 tuvieran que ser trasladadas a asilos. En total, hubo 250 personas afectadas por lo que el envenenamiento de cornezuelo de centeno (aunque otras fuentes señalan que la fuente de ese veneno vendría del mercurio, micotoxinas o tricloruro de nitrógeno). Se cree incluso que hasta la propia CIA (Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos) envenenó a parte de esa población francesa para probar un tipo de alucinógeno.

Esas 250 personas habrían comido pan de Roch Briand, quien fue acusado de contaminar la harina empleada con un tipo de hongo similar al LSD, lo que explica las alucinaciones de las decenas de personas que ingirieron ese producto. En la serie de The Last of Us se explica que las infecciones fúngicas no se dan en humanos, y que solamente podrían llevarse a cabo, reproduciendo el mismo proceso de infección que vemos en insectos como hormigas, si los hongos evolucionasen y pudieran sobrevivir a la temperatura corporal humana. Si cogemos esa idea de ficción y la unimos con la contaminación de harina real que se llevó a cabo en 1951, podemos concluir que esa harina mencionada sería la clave para iniciar y propagar de forma masiva la infección que se plantea en The Last of Us, y que en la serie de habría empleado ese alimento como vía de contaminación. Los infectados, ya dominados por el Cordyceps, se encargarían del resto.

Enlaces Relacionados:

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir