Esta criatura es un mando para un juego de SEGA Saturn, aunque no lo parezca

El juego Death Crimson de SEGA Saturn contaba con su propio controlador, una de las criaturas que forma parte de la historia del juego. Engrosa la colección de mandos raros.
Mando SEGA Saturn
·

Los coleccionistas de mandos tienen trabajo que hacer aquí. No estamos hablando de un controlador que ofrezca las mismas características, pero haciendo gala de una paleta de color diferente. Directamente estamos hablando de monstruos hechos mandos. El canal de YouTube Stop Skeletons From Fighting se ha encargado de hacer un repaso a los mandos más raros y caros del mundo de los videojuegos, y definitivamente la palma se la lleva este controlador para SEGA Saturn dedicado al juego Death Crimson.

Un pequeño homenaje a esos mandos raros

El canal de YouTube Stop Skeletons From Fighting parece que no se ha olvidado de ninguno: encontramos por ejemplo el mando con forma de motosierra para Resident Evil 4, que se lanzó para las versiones de PlayStation 2 y Gamecube. También menciona el mando-katana dedicado a Onimusha 3, o el mando slime de Dragon Quest. Sin embargo, de todos ellos, hay un juego en concreto que destaca entre los demás, y no es para menos: se trata del mando inspirado en Death Crimson título que se lanzó en SEGA Saturn.

Literalmente es una estatua gigante y móvil que alberga en su interior a una SEGA Saturn y una copia de Death Crimson. Es obra de Sumi Takamasa, un artista que se encargó de realizar este enorme controlador y lo colocó en su museo personal. Es totalmente funcional, y es probablemente lo más extraño que hayamos visto nunca dentro del mundo de los mandos. Podéis echarle un mejor vistazo en el vídeo que os dejamos por aquí:

Sumi Takamasa es el artista que diseñó este enorme mando para jugar a Death Crimson

Para los más curiosos, Death Crimson es un juego que se publicó en agosto de 1996. Se trata de un juego de disparos donde los usuarios también pueden disfrutar de la acción con una pistola que acompañaba al lanzamiento del juego. El título se divide en tres etapas, cada una con sus propias "escenas" que sirven también como divisiones. No hay opciones de dificultad. Los jugadores tienen que disparar a los soldados que se convierten en monstruos mientras evitan atacar a los rehenes, que corrían hacia los jugadores como cualquier enemigo. Si disparábamos a los rehenes, nuestra barra de salud descendía hasta perder la partida. Podéis encontrar toda la historia del juego y su proceso de desarrollo por aquí.

Cristina M. Pérez
Colaboradora

Enlaces Relacionados:

Imagen 1

Otras noticias sobre:

death crimson
industria

Síguenos

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir